Inicio » Voz Pública » Índice… / Ruperto Portela Alvarado
Índice… / Ruperto Portela Alvarado

Índice… / Ruperto Portela Alvarado

Willy, Penagos y Fercast, esfumados…

Cuando todo parecía que los “favoritos” del gobernador MANUEL VELASCO COELLO e integrantes de la“Cofradía del Sexenio”, escalarían peldaños de poder más allá de este gobierno verde, de momento están desaparecidos y sin ningún rastro de ellos. Me refiero a tres principales: WILLY OCHOA GALLEGOS, LUIS FERNANDO CASTELLANOS CAL Y MAYOR y CARLOS ARTURO PENAGOS VARGAS, entre otros.
Empezando por el más vulnerable y medianamente posicionado políticamente, CARLOS PENAGOS, al parecer izó velas y se fue a navegar con rumbo desconocido, hasta ahora, después de perder la presidencia municipal –o lo sacrificaron—en aras de satisfacer el ego del “Mesías del Trópico” para dejarle la puerta abierta del ayuntamiento capitalino a CARLOS ORZOÉ MORALES VÁZQUEZ.
El paso de PENAGOS por la política fue meteórico pues de momento fue diputado local por el desaparecido partido Convergencia, del que fue inclusive su Secretario General. Se convirtió a la religión verde de su amigo MANUEL VELASCO COELLO y repitió color y número en la LXVI Legislatura, de la que fue presidente de la Junta de Coordinación Política, para luego catapultarse a la candidatura por la alcaldía de Tuxtla, que resultó fallida.
LUIS FERNANDO CASTELLANOS CAL Y MAYOR se perdió en el firmamento y nadie lo encuentra por ningún lado. Dicen que anda por Canadá o se fue a Cancún a hacer negocios. Mientras tanto, el “hermano” que nunca tuvo el gobernador MANUEL VELASCO COELLO es apuñalado por su sucesor en la alcaldía capitalina, CARLOS ORZOÉ MORALES VÁZQUEZ, quien lo acusa de un desorden financiero en al ayuntamiento, además de corrupción, adeudos millonarios y depredación de las arcas públicas municipales por ciento de millones de pesos.
No olvidar que FERNANDO CASTELLANOS es o era el “favorito y preferido” del GÜERO VELASCO, en quien más confiaba y le tenía reservada la gubernatura en sucesión, por encima de las querencias que le profesa a su amigo, el ahora senador por Morena, OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, a quien “le jugó su cabecita” de que sería el candidato y por cuenta propia el gobernador para el período 2018-2024.
La carrera política del FERCAST fue bajo el resplandor de MANUEL VELASCO COELLO y posiblemente se fue a la oscuridad con él mismo. Desde la ascensión del GÜERO VELASCO a la política como dirigente del PVEM, luego diputado local, federal y senador, CASTELLANOS fue su “fiel escudero”. Ya en la gubernatura, MAVECO lo impulsó para la diputación local plurinominal de la LXV Legislatura (su suplente fue CARLOS PENAGOS) y ocupó las dos posiciones de los órganos de gobierno del Congreso: Presidente de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política.
Su “affaire” en la alcaldía de Tuxtla fue desde sus inicios de confrontación y señalamientos al entrar a la presidencia con una acusación de fraude electoral y su salida con señalamientos de corrupción y defraudación millonaria de las arcas públicas municipales. Eso es lo que ha dicho su sucesor, CARLOS MORALES VÁZQUEZ y está en el imaginario de los tuxtlecos.
Al igual que JUAN SABINES GUERRERO proyectó a su “protegido” SETH YASSIR VÁZQUEZ HERNÁNDEZ, el GÜERO VELASCO lo hizo con FERNANDO CASTELLANOS. Ambos gobernadores y a ambos “favoritos”, sus respectivos protectores les ilusionaron con la gubernatura en sucesión. Luego los bajaron a posibles senadores y hasta diputados federales. Todo se derrumbó –dentro de mí, dentro de mí—como dice la canción y la frustración llevó a que tanto a YASSIR como al FERCAST los sindicaran mediáticamente de desvalijar las arcas públicas y enriquecerse desde la presidencia municipal que les otorgaron sendos gobernadores.
Por su parte, WILLIAN OSWALDO OCHOA GALLEGOS el popular WILLY OCHOA, es de los que ha gozado las mieles del poder. Su cercanía con MANLIO FABIO BELTRONES RIVERA lo llevó a las alturas de la política estatal y nacional. Fue dos veces diputado local y una federal. En tres ocasiones ganó la elección. Fue Secretario de Organización del CEN del PRI en 2015 y luego Secretario General.
Aspiró siempre a la dirección del PRI en Chiapas y por eso se enfrentó literalmente con ROBERTO ALBORES GLEASON. Aspiró a la candidatura de su partido a la gubernatura del Estado, que se le fue desvaneciendo a través del tiempo. Ya incrustado como diputado local, se caracterizó por sus reiteradas ausencias a las sesiones ordinarias y extraordinarias, pero en contraposición fue de los que más iniciativa de ley presentó.
Pero “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”, dice la canción de Pedro Navajas; y WILLY OCHOA es nombrado Presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado. Se alía a los caprichos, veleidades y frivolidades de MANUEL VELASCO COELLO que lo llevan a ejercer parte del poder que el gobernador había reservado solo a sus “favoritos” e integrantes de su “cofradía”.
La obra cumbre vendría después de celebradas las elecciones del 1 de julio de 2018. MANUEL VELASCO jugó con la posibilidad de ser Senador de la República que negó una y otra vez, pero que al final asumió, no sin antes ordenar la reforma a la constitución local, renunciar a la gubernatura y poder volver como gobernador sustituto “de sí mismo”, por un acto de autoritarismo e interés personal que WILLY OCHOA en su posición de Presidente del Congreso, secundó y promovió entre los integrantes de la LXVI Legislatura, con un presunto“pago por evento”.
Rendida su protesta como senador de la república, el GÜERO VELASCO dejó vacante –momentáneamente—la gubernatura que asume WILLY OCHOA la madrugada del 29 de septiembre y ejerce, en una posición de celador del cargo, hasta el 4 de octubre, para que de manera sigilosa, el Congreso nombrara a MANUEL VELASCO COELLO como Gobernador Sustituto “de sí mismo”.
Hay la versión en los feudos de la política aldeana y el comentario de los “oraculeros” del café, que WILLY OCHOA debió cobrar muy bien su genuflexión ante el GÜERO VELASCO y que en sus siete días como gobernador provisional, debió llevarse de gratificación, “no menos de 25 millones de pesos”, que “bien valió la pena sacrificar su carrera política”, hoy en el auto exilio y fuera del círculo del poder.
Eso no lo sé de cierto –como decía el poeta JAIME SABINES–, pero WILLY OCHOA puede explicar el por qué se plegó a los caprichos e intereses de MANUEL VELASCO a sabiendas que de ahora en adelante le será casi imposible ser gobernador sexenal de Chiapas y sí, desterrarse de la vida política aldeana. Se lo dejo a su criterio y de mi parte le deseo muy buena suerte en el sexenio que viene con ANDRÉS MANUEL y RUTILIO ESCANDÓN a nivel nacional y local, respectivamente.
Ante todo y viendo la perspectiva de que muchos priístas se están incorporando a la futura administración federal, estatal y municipales, hay la posibilidad de que siendo del mismo establo y ligados al círculo del poder del GÜERO VELASCO, CARLOS PENAGOS, FERNANDO CASTELLANOS y WILLY OCHOA, aparezcan en las nóminas de las próximas administraciones que, dicho de paso, “no sería ningún sorpresa”…

Comentarios al margen…
Como siempre, dejo un espacio para mis lectores y sus puntos de vista y en esta ocasión se la ofrezco a mi amigo CLEMENTE MIGUEL LÓPEZ ZEPEDA, director del periódico “Noticias de Chiapas”. Este es el texto textual:
“Tienes mucha razón mi querido Ruperto.
Sin embargo muy pocos como tú dicen públicamente lo que siente y pasa en nuestro Estado de Chiapas. Otros más hablan a escondidas, bajo pseudónimos en las redes sociales por miedo, por falta de valor o por tener un familiar metido en el gobierno o también porque son cómplices como los hay decenas.
Hace casi año y medio en el Centro de Convenciones del Hotel Loma Real de Tapachula, estando el gobernador con casi todo su gabinete; le dije que más de la mitad de ellos no servía para nada y que le mentían quienes le decían que todo estaba bien porque no era cierto y me sobraba razón y la sigo teniendo. Sin embargo le agradecí ahí mismo que a pesar de ser un crítico de su gobierno a través de nuestro periódico Noticias de Chiapas aún no me había mandado a detener como en la época de Pablo Salazar.
Craso error, primero nos mandó al Consejero Jurídico a quitarnos un terreno diciendo que era del Gobierno del Estado y que mediante amparo federal ha tenido que devolver. Y hace como dos meses auditoría directa a nuestro periódico por parte de la Secretaría de Hacienda también del Estado por supuesto y a una empresa más nuestra, utilizando para ello toda la fuerza fiscalizadora como si vendiéramos los millones del mundo.
Y está bien mi querido Ruperto, para eso es el poder para ejercerlo y para eso son las leyes para defenderse y lo haremos apegados a derecho porque respeto las instituciones y porque no soy un evasor fiscal. Sólo espero que no se me vaya a inventar un delito X y sea detenido o se te vaya a inventar a ti otro y seamos dos.
Es el riesgo que tu corres por ser un periodista crítico y yo por ser editor y publicar tus columnas y la de otros más que se han atrevido a decirle no solo a Chiapas sino al mundo entero lo que en verdad pasa aquí en nuestra tierra y seguramente seguirá pasando porque los males nunca vienen solos y la protección federal con seguridad la tendrá y si no al tiempo; pero bueno “este es el mundo que nos tocó vivir dijera Cristina Pacheco”. Y éstos son los gobernantes que tenemos y que no niego, VOTÉ POR EL, PORQUE CREÍ EN EL Y CREÍ QUE LO MEJOR ESTABA POR VENIR COMO MILES”.
CULPABLE SOY.
Abrazos mi querido Ruperto.
Clemente Miguel López Zepeda.
Director General
Periódico Noticias de Chiapas
Se acabó el mecate… y ES TODO…
Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com
Celular: 961 18 8 99 45.
MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

20 + quince =