Inicio » Voz Pública » A Estribor / Juan Carlos Cal y Mayor
A Estribor / Juan Carlos Cal y Mayor
Foto: EFE

A Estribor / Juan Carlos Cal y Mayor

El mito del bloqueo

NI tardos ni perezosos gobiernos de izquierda como el nuestro y simpatizantes del romanticismo que emanó de la revolución cubana, salieron presurosos a decir que los cubanos siguen padeciendo las consecuencias del bloqueo económico norteamericano. Que esa y no otra es la razón de las manifestaciones ante la grave crisis económica, la escasez de alimentos, medicinas, electrificación, agua potable, la escasez de todo y las paupérrimas condiciones de vida en la isla.

Expropiación forzada

En 1960, Fidel Castro dictó la Ley mediante la cual: “Se dispone la nacionalización mediante la expropiación forzosa de todas las empresas industriales y comerciales, así como las fábricas, almacenes, depósitos y demás bienes y derechos integrantes de las mismas”. La mayoría de esas propiedades pertenecían a cubanos y extranjeros (canadienses, españoles, ingleses, norteamericanos, etc.) Castro expropió al menos 5,913 propiedades que pertenecían a compañías o ciudadanos de los EEUU. Por eso, EU decretó un embargo que establecía que “no puede comerciar con Cuba ninguna empresa de EU, ninguna filial extranjera de una empresa de EU ni ninguna compañía del mundo que trabaje con capital de EU”.

¿Con qué países comercia el gobierno cubano?

Pero resulta que el gobierno de Cuba tiene relaciones comerciales con al menos 170 países, incluyendo a los EU pero para el pueblo está prohibido importar y exportar, sólo el estado puede hacerlo. Hay que agregar que en el año 2000 W. Clinton hizo reformas al embargo y desde el año 2001. Con ello Cuba puede importar medicinas, alimentos y productos agrícolas de los EEUU, que así se convirtió en uno de sus principales socios comerciales. Hay 730 firmas extranjeras registradas en la Cámara de Comercio de Cuba que mantienen negocios con el estado cubano.

El gobierno cubano vende en el mercado mundial todo lo que se produce en Cuba. La entrada Número 1 de divisas para el gobierno cubano es la exportación de médicos, enfermeras, profesores y otros profesionales: genera cerca de 11.500 millones de dólares anualmente. Se ofrece como solidaridad pero en realidad es un rentable negocio del gobierno. Citemos por ejemplo a los médicos cubanos que llegaron a México por la pandemia ¿Fue gratis? ¿O cuánto erogó el gobierno de la CDMX por la brigada de 52 médicos cubanos? Un total de $375,388,429 de pesos; es decir 18.8 millones de dólares. Cada médico cubano nos costó 7.2 millones de pesos.

El gobierno cubano exporta a China, Canadá y Europa grandes cantidades de níquel y cobalto. La compañía Moa JV pertenece a partes iguales al gobierno cubano y a la transnacional canadiense. El turismo aporta alrededor de 3 mil millones de dólares anualmente a la economía de Cuba. La industria del reciclaje en Cuba exporta unos 31 millones de dólares de materias primas anualmente. El gobierno cubano refina y exporta petróleo proveniente de Venezuela. Por ejemplo, entre los años 2014 y 2016 se ingresaron 734 y 228 millones de dólares respectivamente. Bélgica es uno de los principales compradores de este petróleo refinado.

Cuba exporta, sin ningún tipo de impedimento, diferentes tipos de carbón vegetal hacia Italia, Grecia, Portugal, Arabia, España, Reino Unido, Siria, Turquía e Israel. También exporta el ron Havana Club a unos 120 países del mundo. Lo mismo sucede con el tabaco cubano que se vende en más de 150 países. Comercia anualmente 7,200 toneladas de varios tipos de miel, jalea real y propóleos a Europa, principalmente a Alemania, Holanda, España y Suiza. Ingresa anualmente 63 millones de dólares por exportaciones de langosta y camarones hacia Japón, Canadá, China y Europa. También exportan aleta de tiburón, pepino de mar, cangrejo, entre otros productos.

La empresa cubana Labiofam, que comercializa fármacos para uso veterinario y humano, vende en más de 90 países. Además de productos, venden servicios asociados a estos, como los programas de control de epidemias, que incluyen sus tecnologías y la labor de sus especialistas. Exporta bioplaguicidas, a diferentes naciones como Argelia, El Salvador, Nicaragua, México, Guatemala, República Dominicana, Haití, Perú y Ecuador. Incluso exporta varias marcas de café. No venden más porque no producen más. En 2014 vendió café por un valor de 5.36 millones de dólares. Bélgica es uno de los principales compradores.

Cuba no solo exporta sino también importa diversos productos en el mercado mundial. Es realizado exclusivamente por empresas estatales. Para el pueblo está prohibido exportar e importar. El gobierno compra en el mercado mundial todos los autos, camiones, trenes, motos y autobuses que desee. La mayoría de la comida en Cuba es importada. Cada año se gastan alrededor de 2,000 millones de dólares en comprar alimentos en el mercado mundial.

La compañía naviera estadounidense Crowley Maritime ha estado haciendo tres viajes mensuales a Cuba desde el 2001. Crowley Maritime ofrece servicios de envíos hacia Cuba, incluyendo la entrega en cualquier provincia. Según su sitio web, hacen 4 viajes al mes. Se pueden enviar muebles, electrodomésticos, utensilios de cocina, y mucho más.

Pero no paran de criticar al capitalismo

Los comunistas cubanos no paran de hablar mal del capitalismo, en especial de los EEUU. An así entre el 2000 y el 2015 Cuba invirtió cerca de 5 000 millones de dólares en comprar alimentos en Estados Unidos. ¡Casi un millón de dólares por día! En el 2008 el gobierno compró comida en EEUU por un valor de 710 millones de dólares. En el 2014 compró 291 millones. Desde el 2001, al menos 93 compañías de EEUU han exportado alguno de estos productos para Cuba.

Desde el 2003 hasta el 2019 el gobierno cubano ha importado productos médicos de los EEUU por un valor de 25millones de dólares. Las importaciones incluyen penicilina, insulina, equipos de ultrasonido, prótesis, reactivos de laboratorio, etc.

Eliminar los pretextos

Los EU harían muy bien en quitar de una vez por todas el embargo económico. A cambio Cuba debería quitar el bloqueo a las libertades de sus ciudadanos. El retraso y la pobreza son producto de un modelo estatista que prohíbe la propiedad privada y actividades comerciales a sus ciudadanos. Pero más allá de eso se trata de una dictadura que reprime la libertad de expresión, de asociación, de imprenta, de manifestación. No hay garantías individuales sino derechos colectivos. Nada puede hacer un ciudadano contra el abuso del poder. Nada justifica la solidaridad que hoy algunos manifiestan con un régimen criminal y autoritario…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*