Inicio » Voz Pública » A Estribor / Juan Carlos Cal y Mayor
A Estribor / Juan Carlos Cal y Mayor

A Estribor / Juan Carlos Cal y Mayor

Oportunidad perdida

Hace poco más de 10 años conocí a un grupo de empresarios mexicanos asociados con mineros canadienses y beneficiarios de una concesión para la explotación de Varita en la zona de Chicomuselo, Chiapas. Buscaban la anuencia del gobierno chiapaneco para no tener conflictos que pudieran poner en riesgo una importante inversión para extraer ese mineral muy bien cotizado por su uso en diversas actividades. La varita tiene un alto precio en el mercado y se utiliza entre otras cosas en la perforación de pozos petroleros y para aislar equipos de radiación en hospitales. En Canadá escarban más de 200 mts para extraerla y aquí la tenemos a flor de tierra.

Beneficio frustrado

La proyección de crecimiento y ganancias era de muchos millones de dólares y por varios años. Yo les sugerí apoyar con parte de sus ingresos a las poblaciones cercanas con proyectos de inversión para que las comunidades los adoptaran y se vieran beneficiados no solo con los empleos generados sino con la construcción de escuelas, canchas deportivas o clínicas. Crear una asociación civil que apoyara al estado con cirugías, sillas de ruedas, medicinas y equipos ortopédicos. Que hicieran además una campaña de reforestación conforme a la Evaluación de Impacto Ambiental cuyo objetivo es prevenir, mitigar y restaurar los daños al ambiente así como la regulación de obras o actividades para evitar o reducir sus efectos negativos en el ambiente.

Fracaso

Ignoraron mis sugerencias y la consecuencia que muy pronto comenzaron a tener conflictos sociales. El acalde del lugar intentó sobornarlos y no dudo que algunos otros funcionarios lo hayan intentado. No era así la cosa. La inversión fracasó y se tuvieron que ir huyendo ir del estado. Lo que pudo ser un beneficio para todos con una enorme derrama económica se frustró, ahí se quedó enterrado ese valioso mineral y hoy esas comunidades siguen en el abandono.

Abuso legal

Nunca entendí que solo basta con identificar ese tipo de yacimientos y solicitar la concesión para su extracción. De poco sirve que “la Nación” tenga la potestad de esas riquezas en nuestro subsuelo si estas no se aprovechan para el beneficio y la prosperidad. Eso debe ser regulado. Parte del éxito que tuvo Evo Morales en Bolivia durante su primer mandato se debió a una negociación exitosa con las empresas extranjeras que sustraían enormes cantidades de gas y que tienen el capital y la tecnología para hacerlo. Aumentaron el monto de sus contribuciones y eso le sirvió a Evo para apoyar con obras de beneficio social a muchas comunidades indígenas.

Confrontación

Por eso lamento que en la discusión sobre la reforma eléctrica y ahora con la nacionalización del ya nacionalizado litio, nuestros representantes populares hayan terminado confrontados y acusando absurdamente a los de oposición de “traición a la patria”. El tono de la discusión derivó en una reyerta enfocada a capitalizar una postverdad con fines meramente electorales.

Beneficios perdidos

Se desaprovechó una oportunidad para consensuar y adecuar la legislación para reestructurar, sanear y modernizar a la CFE como una empresa eficaz y competitiva. Para reestructurarla y sanear sus finanzas porque sus pasivos son enormes. Para convenir con el sector privado nacional o extranjero mecanismos de coinversión y administración como sucede con éxito en países como Noruega y Brasil. Para potencializarla y orientar sus inversiones hacia energías alternativas como sucede en Costa Rica que carece de petróleo y gas natural, donde el 98% de su energía es renovable.

Sin mayoría calificada

El partido gobernante pareció olvidar que en las elecciones intermedias el pueblo, sí el pueblo, perdió la mayoría calificada para poder modificar a sus anchas la constitución sin cambiarle ni una coma a las iniciativas del presidente como lo venían haciendo. Lo hicieron sufrir una derrota política y al mismo tiempo permitieron consolidar a los partidos de oposición en un solo frente. Ahora la narrativa va dirigida a estigmatizar a los opositores con la gravísima acusación de traición a la patria que nada tienen que ver con la tipología de ese delito señalado en nuestro código penal. Es un acto que viola el fuero constitucional y la ley federal contra la discriminación.

Beneficio social y empresas competitivas

No solo se trata de reducir los costos de generación para favorecer a la población cada vez más agobiada por los cobros excesivos de la paraestatal sino de favorecer a las cadenas de producción como sucede ahora con las empresas que apostaron por generar energía más barata con sus propios recursos. Eso genera millones de empleos, pero tienen que competir en el mercado norteamericano al cual estamos integrados por el T-Mec. También de impulsar esquemas para la autogeneración de energía con el uso de celdas solares para el servicio domestico y pequeños medianos negocios y la transición hacía los vehículos eléctricos más baratos que avanza a pasos acelerados a nivel mundial.

Mini hidroeléctricas

En Europa existen mini hidroeléctricas con tecnología avanzada y asequible que aprovechan los caudales de los ríos para abastecerse. La pregunta es ¿Por qué las Centrales Hidroeléctricas Pequeñas no aparecen en los medios ni en la discusión político-social cuando hablan de soluciones para frenar el cambio climático? y ¿Por qué parece que muy pocas personas saben que la Mini hidráulica es la tecnología de generación eléctrica más antigua, más eficiente (75%, mientras la eólica está en un 27% y la solar en un 17%), completamente renovable y con un mínimo impacto para los ecosistemas? Muchas comunidades y hasta municipios o estados podrían bajo esquemas de financiamiento a largo plazo autoabastecerse, pero también son rehenes del monopolio de la CFE.

Propuestas

Pienso que se podrían impulsar iniciativas como la de favorecer por ejemplo los cobros para el servicio público de iluminación que tanto gasto genera a nuestros municipios. Que se podrían bajar sustancialmente las tarifas para mantener en operación las plantas de tratamiento de aguas negras. En Chiapas hay más de 200 y solo funcionan las cinco de Tuxtla Gutiérrez gracias al manejo adecuado de sus finanzas. Muchos municipios las dejan de operar por los gastos que el consumo eléctrico les genera además de no redituarles políticamente. También se podría favorecer al turismo y la imagen urbana para que la CFE financie el cableado subterráneo en los pueblos mágicos, las ciudades coloniales y turísticas del país.

Fuera del radar

Nada de eso está en el radar de los legisladores que se orientaron sin más a favorecer al monopolio estatal cambiando las reglas de operación lo que nos atraería no solo litigios sino probables sanciones económicas de países afectados como los Estados Unidos que fueron muy reiterativos y diplomáticos con el presidente para expresarle sus preocupaciones y defendiendo obviamente las inversiones de sus empresas.

Energía más barata

Hay que hacer más barata la producción de energía en vez de subsidiarla y eso es completamente posible. Esa debe ser la prioridad y por eso el sector privado ha tomado ventaja sobre la CFE. Hoy la IP produce el 62% de la energía eléctrica que consume el país. La iniciativa pretendía modificarla como si se pudiera hacer en automático. Proponía reducir su participación en un 44%. O sea que establecía dejarles poco de menos de la mitad a esos “malditos extranjeros como Iberdrola”. Una traición a la patria ¿del 44%?

Tiempo perdido

Hemos perdido valioso tiempo en discusiones vanas y estériles con el único propósito de capitalizarlas electoralmente en un país dividido artificialmente por el encono de unos cuantos. Así no las hemos pasado sexenio tras sexenio incapaces de construir acuerdos por el bien de México y poniendo siempre en la mira en las próximas elecciones en vez de las próximas generaciones…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*