Inicio » México » A las 12 semanas de embarazo, un embrión no es una persona
A las 12 semanas de embarazo, un embrión no es una persona

A las 12 semanas de embarazo, un embrión no es una persona

La UNAM explica que lo que distingue al ser humano es su corteza cerebral, la cual en un embrión de 12 semanas no está formada, “razón por la que dentro de ese lapso el embrión no es un individuo biológico caracterizado, ni una persona, tampoco un ser humano”

Berenice Chavarria Tenorio / Cimac Noticias 

Ciudad de México.- Imágenes fuera de contexto en las que se les otorga a los embriones características que no les corresponden, como conciencia o elementos físicos que aún no han desarrollado, son algunos de los componentes engañosos que provocan desinformación entorno al aborto.

“Feto ingeniero”, “Mamá, no me quites mis manitas y mis piernitas” o fotografías en las que se observa a los fetos en sus últimas semanas de gestación, son algunas de las posturas que buscan apelar a la sensibilidad de las mujeres. De esta forma ellas se preguntarán ¿cómo podría matar a un bebito?

Pero no es así. No estás “asesinando” a un bebé.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explica que lo que distingue al ser humano es su corteza cerebral, la cual en un embrión de 12 semanas no está formada, “razón por la que dentro de ese lapso el embrión no es un individuo biológico caracterizado, ni una persona, tampoco un ser humano”. Recordemos que en México 10 entidades no criminalizan el aborto una vez que se realice antes de las 12 semanas de gestación.

“El embrión no tiene las condiciones que particularizan al ser humano, en virtud de que carece de las estructuras, las conexiones y las funciones nerviosas necesarias para ello y, desde luego, es incapaz de sufrir o de gozar”.

CIMACFoto: César Martínez López

A lo anterior se suma el derecho a la vida. ¿Sabías que este derecho lo adquiere cualquier persona a partir de que nace viva? De acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), jurídicamente existe el consenso -fundamentado en el marco de derechos humanos y en las obligaciones internacionales y constitucionales del país- de que las personas se convierten en titulares de derechos solo a partir de su nacimiento.

En ese sentido, al hablar de protección a la vida prenatal, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) destaca que esta debe interpretarse como “un objetivo que se logra mediante la protección de la mujer gestante y no en oposición a ella”, es decir, la clave es velar por los derechos reproductivos de las mujeres, no de los embriones.

Decidir sobre tu cuerpo no te convierte en asesina, tampoco en una persona egoísta. Recordemos que las razones que llevan a una mujer a decidir interrumpir un embarazo son distintas, entre ellas pueden estar: planes de vida, fallo de anticonceptivos, los contextos de violencia familiar, situaciones económicas, condiciones de salud, entre otras. Incluso algunas mujeres toman esta decisión debido a que sí desean ejercer la maternidad, pero en otro momento de su vida.

De ahí la importancia de que las mujeres tengan la posibilidad de acceder a un aborto seguro, ya que, de acuerdo con GIRE se calcula que, en las regiones desarrolladas, por cada cien mil abortos inseguros se producen 30 defunciones. Mientras que en las regiones en desarrollo la cifra aumenta a 220 muertes por cada cien mil abortos inseguros.

CIMACFoto: César Martínez López

Por eso, este Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro, recordemos que abortar en condiciones legales y seguras brinda a las mujeres la posibilidad de proyectar un futuro positivo, con metas y un plan de vida satisfactorio.

Y sobre todo que la falta de legislación a favor de este tema afecta principalmente a las mujeres que viven en condiciones de marginación, pues son quienes cuentan con menos posibilidades de recurrir a servicios privados o recursos para viajar y poder interrumpir sus embarazos. Entre ellas se encuentran las mujeres niñas con bajos ingresos, refugiadas, migrantes, adolescentes, personas transgénero y mujeres indígenas.

Por ello, la OMS ha exhortado a los gobiernos a garantizar acceso a educación sexual y a la legalización del aborto, para erradicar las lesiones y muertes maternas perpetradas por la criminalización entorno a este procedimiento.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*