Inicio » Chiapas » Adopción animal y esterilización, dos formas de amar
Adopción animal y esterilización, dos formas de amar

Adopción animal y esterilización, dos formas de amar

Conoce el trabajo que realizan las personas que se encargan de dar cuidado a perros y gatos de la calle, pero también aprende consejos por si te animas a adoptar

Ana Liz Leyte, Sandra de los Santos, Lucero Natarén, Marco Aquino / Aquínoticias

La adopción toma mayor relevancia en la sociedad. Además de permitir que animales de situación de calle tengan una segunda oportunidad, las personas adquieren un amigo o amiga de compañía que brindará amor en momentos de soledad o estrés, -situación común en el confinamiento-.

Dos mujeres en Copoya, han permitido que la vida de 41 perros y 25 gatos cambiara. Su amor y respeto a los animales les han llevado a crear el refugio «Archa Chiapas».

Si te animas a tener un gato de compañía, los consejos de las médicas veterinarias Karen D. Paniagua y Zacyl Espinosa, te permitirán estar preparado o preparada para brindarles un lugar seguro y feliz.

Adoptar y no comprar

La Asociación Civil, «Movimiento Animalista para Chiapas» (Mapach AC) señaló que, aunque no hay un dato oficial -porque es un tema que no se registra-, en la capital chiapaneca, existen más de 70 mil perros en condición de calle.

El aumento de perros callejeros en Tuxtla Gutiérrez, es un problema alimentado por la falta de cultura de la adopción, denunció Narcedalia Mayo Gordillo, presidenta de Mapach.

En la actualidad, las personas optan por gastar grandes cantidades de dinero para la compra de un perro como mascota por moda, dejando de lado los cientos de canes que se encuentran sin un hogar y viviendo en las calles o a cargo de Asociaciones que les brindan hogares temporales, con la intención de que alguien los adopte de manera permanente.

Mapach señala que hasta 2017 se calculaba un padrón de 66 mil 404 perros callejeros y 138 mil 343 gatos. Por lo anterior, resaltaba que, en promedio, Tuxtla Gutiérrez genera diariamente una tonelada 887 mil 728 kilogramos de heces fecales y dos mil 406 litros de orina, de canes y felinos callejeros.

Narcedalia Mayor expuso que el tema se ha salido de control en la capital por la falta de campañas de esterilización, que, aunque sí existen deberían ser permanentes por el universo de animales de la calle que se tiene.

El adoptar y rescatar una vida animal en lugar de pagar por una, puede generar un sentimiento doblemente satisfactorio, ya que ayuda a que un animalito adquiera un hogar, un nuevo integrante se une a la familia y se ayuda a contrarrestar un problema de salud pública, de la que poco se habla, pero existe y va en aumento cada día.

Mapach A.C, a pesar de tener un alto número de mascotas, es una asociación comprometida con el bienestar de los animales, por ello, pide a los posibles adoptantes cubrir ciertos requisitos para asegurarse de que los animalitos que se vayan a su nuevo hogar, cuenten con el cuidado y cariño que se merecen.

Lo interesados en adoptar un animalito pueden ingresar a la página de Facebook: Mapach A.C. «Movimiento Animalista para Chiapas» o comunicarse con la fundadora y presidenta Narcedalia Mayor al: 961 649 0550, en donde podrán obtener información detallada respecto a la adopción de animalitos domésticos.

Una gran camada en una sola arca

Jamás imaginó que a sus 38 años de edad tendría un refugio para perros y gatos y que se tuviera que dedicar a ello de tiempo completo. Mónica Silván Moscoso es abogada de profesión, pero no ejerce porque todo su tiempo lo dedica al “Arca de Chiapas”, un sitio que crearon ella y su madre en la zona rural de Copoya en Tuxtla Gutiérrez.

“Yo tenía una vida normal en el 2007. Veía a los perros que están en la calle, pero no los veía. No me detenía mucho a pensar en ellos hasta que en el 2008 tenemos a mi perrita Cloe y ahí fue donde comenzamos a ser más conscientes de lo que pasan otros perros” comentó Mónica.

“Cloe”, una poodle que vivió 10 años, sensibilizó a toda la familia sobre el cuidado a los animales. Primero, empezaron esterilizando gatos y después perros, pero cuando se mudaron a la zona rural de Copoya comenzaron a adoptar camadas completas de perros y gatos que llegaban a abandonar a esa zona.

“La gente tiene la mala costumbre de ir a dejar a los animales en esta zona, deja a las camadas completas, no todos sobrevivían, se enferman, pero siempre hay uno o dos que sobreviven y ahí se nos han ido quedando” comenta Mónica.

En el refugio, ahora, hay 41 perros y 25 gatos. Todos ellos esterilizados y vacunados. Los animales, que pueden, los dan en adopción, pero la mayoría se quedan en el lugar que han adecuado para ellos. Son animales enfermos o que están demasiado grandes de edad y ya nadie los quiere. La mayoría son criollos.

El lugar se mantiene por las donaciones que algunas personas realizan y de la economía de la propia familia. “He quedado endeudada porque todo se va en alimento para los animales y todo lo que se necesita para sostenerlos” cuenta Mónica, quien está pasando por una alergia, producida al parecer por un detergente que usa para limpiar el espacio. No es la primera vez que su salud se ve mermada por el cuidado del refugio, muchas veces ha tenido que hacer arroz en grandes cantidades en leña para poder alimentar a los perros y gatos, lo que termina generándole dolores en el cuerpo y molestias respiratorias. Además que ese alimento no los nutre y solo los llena.

“Para nosotras (su madre y ella, quienes sostienen el refugio) es de ayuda que nos donen alimento para perros porque eso los nutre más a ellos, evitamos que se nos enfermen y nos evitan más trabajo al prepararles comida que no es nutritiva, pero al menos los llena” cuenta.

Hasta ahora no se han registrado como asociación civil por el costo que significa. El proyecto que tienen a futuro es no tener más animales en el refugio, solo los que ya tienen, aunque es un plan difícil porque las personas siguen yendo a dejar camadas de perros y gatos cerca del sitio con la intención de que ellas se hagan cargo.

Mónica también auxilia a los perros y gatos, que sufren un accidente o de violencia y quedan abandonados en la calle. Pero, trata de curarlos, esterilizarlos y darlos en adopción porque le es imposible seguir manteniendo a más animales.

El trabajo que realiza Mónica y su madre es titánico. Nunca pensó tener más de un perro y ahora tiene 41 y 25 gatos. Sostener a esta gran camada necesita del apoyo de más personas así que si deseas donar en especie o en efectivo puedes escribir a la página de Facebook de Arca Chiapas o escribir al correo electrónico arcachiapasmexico@gmail.com.

¿Cómo cuidar a las mascotas?

Karen D. Paniagua Aguilar, en Tuxtla Gutiérrez y Zacyl Espinosa Guillén, en Tapachula, son dos médicas veterinarias zootecnistas (MVZ) que nos ilustran sobre los cuidados que deben dárseles a los gatitos, así como una alimentación adecuada para evitar complicaciones a su salud y convertir tu hogar en el mejor lugar para ellos.

En cuanto a los productos y accesorios que deben adquirir las personas interesadas en darles un hogar a un felino, se encuentran un plato de acero inoxidable, un arenero y juguetes.

Los profesionales podrán sugerir con base en las necesidades del animal, una alimentación balanceada, el tipo de juegos, cepillado, descanso e incluso baños. Dentro de los principales cuidados que estas mascotas requieren esta llevarles un calendario de vacunación y desparasitación

La médica Karen Paniagua Aguilar indica que las vacunas deben aplicarse entre las seis y ocho semanas de edad, para ello será vital llevarlo con un MVZ.

Describe que las vacunas que no deben faltarle al gato son la triple felina, (calicivirus, pan leucopenia, rinotraqueitis), rabia, y la vacunas adicionales Leucemia Viral Felina (LVF), “siempre y cuando se haga las pruebas de laboratorio correspondiente”.

Aunque la alimentación varía dependiendo de la edad del gato, las especialistas indicaron brindarles una dieta húmeda combinada con croquetas, -en lo posible, será el MVZ, quien determinará las cantidades y tipo de comida requerida por el felino-.

“No recomendamos sobras porque no cumplen con los requerimientos nutricionales adecuados, además de que pueden enfermar a algunos gatos”, comentó la médica Zacyl Espinosa.

En cuanto al tema de la esterilización coincidieron que es un asunto de salud, pero también una responsabilidad del propietario.

“Los beneficios de la esterilización son numerosos para el gato y para su propietario, dentro de los principales esta el evitar enfermedades que son transmisibles al contacto con otros gatos, se aumenta la calidad de vida de la mascota, y se previene que estos salgan de casa, además de que garantizan una mayor tranquilidad para el felino, inhibiendo los deseos de que estos compitan por territorio, por supuesto, se evitan, en el caso de hembras, camadas no deseadas, ya que son el método anticonceptivo más eficaz”.

Pese a que la esterilización temprana se recomienda a partir de los tres meses de edad, es importante recordar, aseveró Espinosa, que cada gato es un individuo diferente y sólo después de una inspección médica se puede determinar si la mascota esta lista o no para la esterilización.

Es muy probable que, si no se esterilizan las y los gatos, estos pueden llegar a convertirse en un “enemigo” para los vecinos, lo cual podría traer como consecuencia, envenenamientos provocados, los cuales han aumentado. Ante esto, las médicas expusieron que, si bien en ocasiones es complicado reconocer que tipo de veneno ingirieron los felinos, si se acude a tiempo a una veterinaria es posible salvar la vida de la mascota.

Los síntomas que acompañan un envenenamiento, explican, son variados, pero pueden incluir depresión, falta de apetito, salivación excesiva, vómitos continuos, diarreas, convulsiones, caminar desorientado. En caso extremos, no habrá mucho que hacer si los felinos ingirieron un veneno demasiado potente.

En cualquier caso, los antídotos sólo pueden ser administrados por personas capacitadas o por un MVZ, aunque agregaron que, si es un envenenamiento accidental, es de mucha ayuda llevar la etiqueta del producto para lograr administrar un antídoto.

Señalaron es primordial tener a la mano el número telefónico de un médico veterinario de cabecera que atienda de preferencia emergencias las 24 horas.

Por último, invitaron a no olvidar tener citas periódicas con el MVZ para no preocuparse de alguna enfermedad.

Para las personas que vivan en Tuxtla Gutiérrez pueden recibir asesoría y otros servicios médicos por parte de la MVZ Karen Paniagua Aguilar en la Clínica veterinaria KokoroVet o llamar al 9616593023, quien les atenderá a domicilio.

Mientras que, para quienes viven en Tapachula, pueden solicitar el servicio veterinario a domicilio de la clínica Puyumed al 9621476020 con la médica Zacyl Espinosa Guillen.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*