Inicio » Lo popular » Alta rotación de personal: Las principales consecuencias negativas
Alta rotación de personal: Las principales consecuencias negativas

Alta rotación de personal: Las principales consecuencias negativas

Si bien se trata de una situación natural, para la organización es importante controlar el índice de rotación de personal. Un exceso puede implicar una problemática. Aquí te contamos

Aquínoticias Staff

La rotación de personal es un fenómeno característico del trabajo grupal y sucede en todas las compañías. Se da cuando un colaborador rota de grupo o deja una empresa por diversas razones.

Si bien se trata de una situación natural, para la organización es importante controlar el índice de rotación de personal. Esto se debe a que, en exceso, puede implicar una problemática tanto para la compañía como para los equipos de trabajo.

Usualmente se pone el foco en las causas de la rotación de personal. Sin embargo, para evitarla, también es importante conocer los efectos de este fenómeno. Por eso, en esta nota, repasamos cuáles son las consecuencias negativas más importantes de la rotación de personal.

Consecuencias negativas de la rotación de personal

Cuando al medir la rotación de personal de una empresa el resultado del índice es alto, es probable que algo no esté funcionando bien. Esta tasa puede ser un indicador de problemáticas en la transmisión de la cultura organizacional de la compañía o el feedback entre colaboradores, por ejemplo.

Sin embargo, más allá de las causas de estos movimientos, una tasa alta de rotación de personal acarrea problemáticas importantes para el buen desempeño y desarrollo de la organización. Entre las consecuencias negativas más habituales, podemos mencionar las siguientes.

●        Fuga de talentos

Una de las principales consecuencias negativas de la rotación de personal alta es que colaboradores valiosos abandonan la compañía. Esto genera no solo una alteración en el ritmo de trabajo, sino también la pérdida de talentos que podrían continuar aportando al cumplimiento y desarrollo de los objetivos de la empresa.

●        Pérdida de conocimientos

Nadie es indispensable. Sin embargo, la experiencia y conocimientos de cada colaborador en su área de trabajo resultan fundamentales y muy valiosos en los procesos laborales de una compañía. Cuando alguien se va, ese conocimiento particular se pierde junto con sus ideas e iniciativas y, en algunos casos, las empresas no están preparadas para afrontar esta ausencia.

●        Costos económicos

La publicación de vacantes, contratación y capacitación de nuevos colaboradores son procesos que no solo implican tiempo, sino también esfuerzo y, por lo tanto, también generan grandes costos económicos. Cuando existe un alto porcentaje de movilidad de personal, es necesario invertir cantidades importantes de dinero para cubrir esas vacantes.

●         Afecta al ambiente laboral

Los equipos de trabajo necesitan constancia y tiempo para amoldarse y optimizar los procesos y actividades diarias, así como las relaciones laborales y personales. Con una rotación permanente de personal, los grupos se vuelven inestables y, además, se genera una sensación de constante incertidumbre que impide el correcto desempeño de cada trabajador.

●        Perjudica la reputación de la marca

Por último, el índice alto de rotación de colaboradores impacta también en el exterior de la organización puesto que afecta su reputación. Cuando una empresa solicita, permanentemente, la misma vacante, puede generar dudas en los candidatos. Esto se debe a que una rotación laboral elevada suele percibirse negativamente entre colaboradores que buscan estabilidad y desarrollo en su puesto de trabajo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*