Inicio » Voz Pública » Análisis a Fondo / Francisco Gómez Maza
Análisis a Fondo / Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo / Francisco Gómez Maza

El puro bisnes sinvergüenza

La política, fácil enriquecimiento
La “gente” que sobreviva en la joda

Este material no es para salir del paso o cubrir una obligación de Fiestas de Pascua, cuando muchos cristianos y no cristianos (ahora hay una confusión teológica terrible) intercambian huevitos o de chocolate negro o de chocolate blanco, o simplemente de plástico, según las posibilidades económicas de los celebrantes.
No, de ninguna manera, Es un reclamo; es un grito de rabia ante los políticos dedicados a robarle al Erario que es nuestro, de la gente que paga sus impuestos, sus derechos, y cumple sus obligaciones de todo tipo, Pero a esos políticos ladrones les importa un pito de quien sea el dinero que se llevan a sus cuentas en el exterior, porque para ello se metieron en la política, porque es la manera más fácil de hacer buenos bisnes y ni quien diga nada, sólo que te portes mal como le ha ocurrido a los políticos que son encarcelados y que al fin de cuentas son liberados por falta de pruebas.
Acabaís de celebrar con música, alcohol y lujuria el martirio, la tortura, la muerte colgado de un madero del Maestro Jesús y ya podéis volver a ser los mismos fariseos de antes. Así que ya podemos hablar de los abusos y costumbres que hacen de este México de mis amores uno de los estados más corruptos del mundo y lo peor de todo viviendo, triunfando, en la más cínica impunidad, que ahora califica el socio del señor presidente – su investigador personal -, Virgilio Andrade Martínez, nombrado secretario de la Función Pública para decretar que su amigo, el presidente, no estuvo implicado en conflicto de intereses por la casa que le regalaron y que coso unos 80 u 86 millones de pesos.
Los negocios apabullantes, hechos a la luz del día, mientras las mayorías pasan o mueren de hambre son obras millonarias de relumbrón como lujosos estadios deportivos, velódromos de lujo, lienzos charros “para la gente” y un sinfín de obras que a fin de cuentan significan pingües negocios para gobernantes, gobernadores, presidentes municipales, y familiares de estos,
En Tuxtla Gutiérrez, por ejemplo, alguien levantó un lujurioso lienzo charro que podría estar en cualquier pueblo globero del oeste estadounidense, donde se dedican a actividades similares a la charrería mexicana. Y el tal “auditorio” para caballos fue bautizado con el nombre rimbombante de “Auditorio de la Gente”.
¿Y necesita la gente muerta de hambre, que es la mayoría de mexicanos, esperpento “arquitectónicos” que cuestan una gran fortuna, fortuna que se va distribuyendo entre contratistas, funcionarios, coyotes, hasta llegar a la cabeza de esa hidra diabólica que se llama corrupción? Ah, pero son el negocio de la vida. En México es casi el único país del mundo en donde los políticos se meten de políticos como antes los hijos de los ricos eran metidos de curas para enriquecerse desaforadamente a costa de “la gente”

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*