Inicio » Colores » Ansiedad y depresión, el alto costo de ser atleta de alto rendimiento
Ansiedad y depresión, el alto costo de ser atleta de alto rendimiento

Ansiedad y depresión, el alto costo de ser atleta de alto rendimiento

Las recientes olimpiadas evidenciaron que la salud mental del mundo del deporte está en crisis, sin embargo, esto no es exclusivo de los atletas, pues se ha observado un incremento en la demanda de servicios de atención por afectaciones mentales

Lucero Natarén / Aquínoticias

La polémica ocurrida en los juegos olímpicos con varios deportistas, pero en especial por la gimnasta estadounidense Simone Biles, ha puesto en debate y a discusión la importancia de cuidar la salud mental de las personas, así lo afirma la organización Voz Pro Salud Mental (VPSM); y es que, según la VPSM, la búsqueda de la perfección puede llevar a la mente a un estado de máxima presión.

Si bien, Simone Biles decidió retirarse de la final de equipos en los Juegos Olímpicos de Tokio, anteponiendo su salud mental, Voz Pro Salud Mental explica que la pandemia llevó al mundo a una situación inédita, y ahora, los atletas de alto rendimiento han puesto en el ojo público los problemas de salud a los que se ven expuestos.

La asociación añade que, “la incertidumbre de cancelarse de manera definitiva los juegos, aunado al retraso de un año para llevarse a cabo, el incremento de contagios en el país sede, la modificación de sus entrenamientos, el aislamiento social y familiar, son factores que llevan a los atletas que compiten en esta justa deportiva a altos niveles de presión”.

Por otro lado, la Asociación Americana de Psiquiatría informó que, en estos tiempos de pandemia, se ha incrementado un 35 por ciento la demanda de los servicios de salud relacionados con la salud mental y el apoyo psicológico, debido a trastornos de sueño, depresión y ansiedad.

Otro caso que ha puesto en el centro del debate la importancia del cuidado en la salud mental de los deportistas es el de la tenista Naomi Osaka, quien perdió en la tercera ronda en el tenis femenino en los mismos juegos de Tokio, argumentando que la presión era alta. La tenista de origen japonés ha aceptado públicamente sufrir largos episodios de depresión desde que ganó el Grand Slam en 2019.

La presidenta honoraria de VPSM, Gabriela Cámara, recalca que en años recientes se han hecho denuncias sobre el acoso que sufren las y los atletas por parte de sus entrenadores, incluso, de sus familiares, evidenciando que muchos deportistas por la exigencia de entregar excelentes resultados y mostrar fortaleza, no eran conscientes del acoso que estaban experimentando.

“Estas atletas han enfrentado mucha presión en condiciones poco normales, demasiada exigencia en su rendimiento, así como una posible falta de apoyo psicológico de las delegaciones de los países que representan, el abuso emocional por encontrarse en el foco del mundo, y la falta de la compañía de sus seres queridos como soporte, son factores que influyen en su salud mental”, concluyó.

Ante este padecimiento que se agudiza más en las personas, Voz Pro Salud recomienda a la ciudadanía que, si reconoce algún sentimiento de ansiedad, estrés, exasperación, falta de dominio, problemas en el sueño, irritabilidad incontrolable, debe buscar ayuda profesional lo más pronto posible.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*