Inicio » Colores » Aprende a producir tus propios alimentos en casa
Aprende a producir tus propios alimentos en casa

Aprende a producir tus propios alimentos en casa

Hacer un huerto durante la cuarentena en casa aún en espacios urbanos es posible y acá te decimos cómo

Lucero Natarén / Aquínoticias

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) emitió una guía que fomenta la autosuficiencia alimentaria sin salir del hogar, tomando en cuenta que  esta actividad ayuda a reducir la tensión y estrés que genera el encierro durante la pandemia.

En Chiapas, cosechar alimentos como: maíz, frijol, pepinos, sandia, papaya, jitomate, cebolla, por mencionar algunos alimentos, no requieren demasiado trabajo. De acuerdo con los cultivadores, únicamente necesitas tierra, el producto y paciencia para sembrar y esperar la cosecha.

A continuación presentamos los pasos a seguir para construir un huerto sin salir del hogar. Estos son los materiales necesarios:

  • Tierra (hay muchos lugares donde puedes obtenerla gratuitamente. Aprovecha la que tengas en alguna macetera sin planta).
  • Recipientes de reúso (con capacidad mayor a tres litros). Utiliza botellas de pet vacías y cortadas por la mitad, cubetas, etcétera.
  • Una charola o un plato.
  • Palillos de madera.
  • Vasos pequeños.
  • Bolsas gruesas de plástico.
  • Frutas y verduras frescas.

Paso 1: Ubica el lugar más iluminado de la casa.

Es preferible que reciba luz directa de cuatro a seis horas diarias. No se necesita un jardín, puede ser una ventana, balcón, terraza o patio. El tipo de hortalizas o vegetales que se pueden sembrar depende de la cantidad de luz disponible.

Si se tiene poca luz (menos de 4 horas de luz directa al día) la recomendación es sembrar: lechuga, cebolla, rábano, apio, ajo, espinaca, chícharos, zanahorias y acelgas.

Si se tiene más de 4 horas de luz directa al día se puede probar con: jitomate, chiles, berenjenas, pepinos y calabazas, frijoles, mostaza y betabel.

Paso 2. Germina las semillas

El procedimiento consiste en lavar las semillas muy bien en un colador. Se colocan en un recipiente pequeño con agua para que se hidraten durante dos días. Esto facilitará su germinación.

Extiende en una charola o plato una capa de 4.5 centímetros de espesor de tierra, coloca las semillas y cúbrelas con 0.5 centímetros más de tierra.

Riega diariamente (de preferencia con un aspersor), manteniendo el sustrato húmedo, sin que se encharque. Aproximadamente dos semanas después las plantitas habrán alcanzado de 5 a 10 centímetros de altura y estarán listas para el trasplante.

El procedimiento para otras verduras y hortalizas como: zanahoria, apio, betabel y lechuga es el siguiente:

  • Corta la verdura u hortaliza a siete centímetros de la base.
  • Sujeta con palillos y coloca en la boca de un vaso o pequeño recipiente, procurando que quede sumergido únicamente el primer centímetro de la base.
  • Colócalo cerca de un sitio bien iluminado.
  • Después de una semana o dos notarás, que brotaron raíces y algunas hojas que podrás utilizar a medida que vayan brotando.

Procedimiento para Hierbas como: tomillo, albahaca, cilantro y yerbabuena

  • Primero, toma un manojo de los que puedes conseguir en el mercado y corta una rama de 10 centímetros diagonalmente.
  • Retira las hojas de la base, dejando solamente algunas hojas y el brote de la punta intactos.
  • Por último, sumerge la parte cortada en un recipiente con agua. Después de unos días notarás que le crecieron raíces.

Paso 3. Trasplanta las plantitas

Trasplanta las plantas a los sitios donde terminarán su desarrollo, pueden ser recipientes de 30 centímetros de profundidad o huacales. Para estos últimos se debe colocar una bolsa de plástico debajo para que no se salga la tierra, pero dejando agujeros que permitan drenar el exceso de agua.

Tendrás que esperar aproximadamente tres meses para disfrutar los frutos y verduras que se cultivaron.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

uno × tres =