Inicio » Voz Pública » Asesoría Legal / Julio César Zamudio
Asesoría Legal / Julio César Zamudio

Asesoría Legal / Julio César Zamudio

Acoso policial a transportistas

Es muy alto el costo de peaje en las casetas de las carreteras del país, incrementan sin previo aviso, y, quejen a donde se quejen nadie les hace caso, los transportistas en general corren peligro en las carreteras, ya que han robado un sinfín de trailers, de igual manera, el hecho de que se pague caseta no quiere decir que no habrán asaltos, los asaltos se pueden dar en el día, tarde, noche o madrugada, pero lo más peor está en la Guardia Nacional, estos elementos se dedican en todo momento a acosar a los transportistas que circulan por las carreteras del país, hacen sus propios retenes y empiezan a parar unidades del transporte público y privado, acosan y amedrentan a las personas con preguntas tratándolos casi casi como delincuentes, uno de los retenes que debe ser retirado es el que está en los límites de Chiapas con Veracruz, los policías de las diversas corporaciones ahí se dan citan desde hace tiempo y acosan no solo a los transportistas y unidades particulares, sino también acosan a los pasajeros, es un abuso por parte de las autoridades, MERCADOTECNIA DE MEXICO dio un resultado de que los retenes más abusivos son los de Sinaloa, Baja California, Sonora, límites de Chiapas con Veracruz, son unos acosadores, la Guardia Nacional es una corporación fallida, la cual, se debe en su momento oportuno legislar, analizar, visualizar, discutir y promover para que desaparezca, de hecho, a la salida de un presidente se puede remodificar la ley las veces que sean necesarias siempre y cuando sea para beneficio de la población, Tránsito Estatal y Municipal de igual manera actúan de una forma abusiva, para los elementos no existen los derechos humanos, se debe ejercer presión a nivel nacional para retirar totalmente los retenes de las carreteras, y de igual forma, que se regule el actuar de los elementos de la Guardia Nacional, los cuales, resultan también ser unos acosadores sexuales sobre las damas que conducen, si realmente desean un país tranquilo es los retenes los que se deben quitar de las carreteras, o bien, regular correctamente el desempeño de sus funciones, de hecho, los retenes propician abuso de autoridad y corrupción, la mayoría de los retenes son injustificados, los elementos de la Guardia Nacional, Transito Estatal y Municipal no respetan a nadie, sea quien sea de todas formas los acosan, los retenes injustificados son aquellos que llegan una o varias unidades de la Guardia Nacional y crean su propio reten antes o después de alguna caseta de cobro, o bien en cualquier punto de carretera, así como llegan se van, podrían llegar a estar desde media hora, una hora  o hasta 3 horas, y de ahí se retiran, de hecho, exponen a los automovilistas y a choferes del transporte público, los uniformados obligan a descender a los tripulantes revisando el interior de la unidad para realizar revisiones corporales, con el supuesto objetivo de la prevención de la comisión del delito, o para la salvaguarda de la seguridad o el orden público, en todos los retenes policiacos del país prolifera el abuso de autoridad y los actos de corrupción, en donde las autoridades, en el mejor de los casos, detienen vehículos también posiblemente irregulares y reclaman una aportación económica “voluntaria” para dejarlos continuar su camino, o someterse a la posible detención ilegal de su persona o su vehículo, quienes también llevan la peor parte son los paisanos migrantes son los paisanos migrantes, padeciendo maltratos, extorsión, robo, corrupción y prepotencia, y es que todos los elementos no tienen a la vista ninguna identificación, y cuando se les pide su identificación, responden de una forma altanera y arrogante como para tratar de intimidar.

Para una correcta ejecución, los elementos policiacos deben identificarse con los conductores y dirigirse a ellos con respeto, informarles el motivo por el cual se detuvo la unidad, respetando en todo momento su integridad, y no deben ser un mecanismo de tolerancia de prácticas policiales que favorezca las detenciones arbitrarias, debe existir un equilibrio, los retenes no sirven de nada, la Guardia Nacional ha roto su juramento de violar los derechos humanos, hay que saber honrar el uniforme que portan, no macharlo ni denigrarlo, hay que tener respeto a los demás, sin embargo, poco les importa a los elementos policiacos, en el Estado de México también hay  un sinfín de revisiones a las unidades del transporte público, los pasajeros son acosados, bajados del transporte público para revisiones donde supuestamente se evita que los usuarios viajen en peligro, las mujeres policías tratan con prepotencia a las mujeres aun embarazadas o de la tercera edad, ellas tienen un lenguaje vulgar y soez, entre tanto sus compañeros actúan de forma prepotente con los usuarios varones, hay mucha gente que regresa de sus labores por la tarde noche y están cansados, lamentablemente se ven interrumpidos en el tramo de su trabajo a la casa por los cuerpos policiacos que se encuentran en retenes irregulares, lejos de que les hacen revisiones corporales y tratarlos como delincuentes les hacen preguntas acosadoras, es importante, sumamente importante que las diversas empresas del transporte público a nivel nacional que se manifiesten para solicitar el retiro total de los retenes ubicados a lo largo del país, que dejen de actuar abusivamente en contra de todo tipo de transporte de carga, pasaje y turismo, creo que es hora de decir basta a nivel nacional, el gobierno no debe ya seguir subiendo las cuotas de las casetas, retirar a la Guardia Nacional de las carreteras estatales, implementar o adicionar una reforma de decreto a la Ley de Movilidad en el cual se pida a todos los transportistas de carga, pasaje y turismo implementar forzosamente en todas las unidades la instalación de cámaras de circuito cerrado, chips localizadores en caso de que una unidad se desvíe, estar monitoreadas las 24 horas los 365 días del año para evitar robos, y en caso de accidentes, sean atendidos inmediatamente, no permitir ya el acceso de los diferentes cuerpos policiacos a las unidades de transporte público para supuestas “revisiones”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*