Inicio » Voz Pública » Asesoría Legal / Julio César Zamudio
Asesoría Legal / Julio César Zamudio

Asesoría Legal / Julio César Zamudio

Maltrato infantil

Los conflictos conyugales han llevado a cabo que en los hogares se practique el maltrato infantil, en realidad la mayoría de las personas no están capacitadas para tener hijos o hijas, con ellos descargan su estrés regañándolos, golpeándolos, insultándoles, los ofenden a cada instante que pueden, incluso, en décadas anteriores los padres golpeaban a sus hijos con cables de luz, los azotaban con palos, los golpeaban con el cinturón, usaban chanclas, zapatos y varios objetos para según ellos “educarlos”, ese tipo de acciones contra los hijos de tiempo atrás es la misma situación que se practica actualmente porque incluso, la mayoría de los

que ya son padres en la actualidad recuerdan a sus padres con orgullo de que los “educaron” a cinturonazos y chanclazos, indican que así es como se deben educar a los hijos e hijas, los abuelos y bisabuelos dicen que a las niñas se les debe dar nalgadas para que se eduquen, todos esos actos y palabras son de personas practicantes de la violencia, ellos desconocen lo que es practicar la violencia porque son patrones que siguen desde sus antepasados  y creen que practicarlo actualmente sus hijos tendrán una buena educación, hay dependencias como el DIF que deberían llevar a cabo campañas para erradicar y sancionar los golpes, humillaciones y todo tipo de trato indigno contra menores y bebés, es desconcertante que en pleno siglo XXI aún se practiquen los golpes y azotes de varios padres sobre sus hijos, incluso, los someten a trabajos pesados en contra de su propia voluntad pensando que así es como se deben ganar la vida, los campesinos se llevan a sus hijos casi casi desde bebés, a sus mujeres igual los hombres las someten a trabajos forzados en el campo, las mujeres se acostumbran  y se convierte en una cadena de nunca acabar y así sucesivamente, penalmente quien pone en riesgo físico psicológico a alguien amerita pena privativa de la libertad, y es que, muchos padres dicen que con sus hijos ellos pueden hacer lo que quieran porque ellos fueron educados de esa manera, lo que desconocen es que no recibieron educación, sino golpes y humillaciones, son cosas totalmente distintas.

No se puede confundir las palabras de educación y violentarlos, yo en lo personal tengo una hermosa hija de un año y dos meses y a cada instante le digo que la amo, la cargo, arreglo su cama y me gusta que siempre ella se encuentre segura y en su lugar totalmente limpio pues yo hago esa parte también, no todo lo debemos dejar a las mamás, los hombres debemos contribuir en la casa por mucho trabajo que tengamos, me gusta lavar su ropita de mi hija con escamas de jabón para bebés y que todo permanezca limpio, si queremos los hombres que sus casas estén limpias entonces debemos también contribuir para ello y no solo dar órdenes, porque no somos nadie para dar órdenes, tenemos una esposa o pareja y es con ella con quien debemos hacer equipo y olvidarse de la idea que la esposa es la chacha de la casa, esas ideas machistas, misóginas y practicantes de la violencia debe estar totalmente erradicadas  y sacadas de nuestras vidas, decir actualmente que sus padres los educaron a cinturonazos son palabras erróneas, de hecho, más del 70 % de hijos e hijas que recibieron en tiempos pasados golpes y humillaciones no concluyeron sus estudios, fueron sometidos a golpes e incluso los metieron a trabajar para que según los padres no se fomentara la delincuencia, los niños de tiempos pasados no estudiaron porque sus padres ocasionaron en ellos severos problemas psicológicos y eso les afectaba en la escuela, hay personas en la casa que entran en estrés o crisis familiar y es cuando se practica la violencia contra los hijos, en pocas palabras, el maltrato infantil es una causa de sufrimiento, por lo tanto, no se puede decir que así se les “educaba” antes, primero hay que ponerse a investigar lo que es maltrato infantil y lo que es la palabra educar, lamentablemente el maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano.

No se trata de gritarles, humillar o golpear a los hijos e hijas, se trata de dar ejemplos como padres, y decir, como padres, me refiero a la madre y al padre, a ambos, no me estoy refiriendo a uno solo, los ejemplos de los padres valen más que los insultos, gritos o sermones que les dan a sus hijos e hijas, es importante con los hijos e hijas tener pláticas, comprensión y lo más importante, comunicación, los y las menores desde muy pequeños tienden a imitar todas nuestras conductas ya sean buenas y malas, entonces, ¿de quién es el error? Los padres podemos aprovechar las costumbres cotidianas, como por ejemplo, comportarnos en la mesa, saludar, respetar las normas al conducir para que adquieran esos hábitos correctos, y poco a poco tomen responsabilidades, un padre o una madre no puede estar sermoneando a sus hijos e hijas siempre con la misma historia si sus padres no hacen lo que piden, si un padre o una madre son adictos a las bebidas alcohólicas, al cigarro o a algún estupefaciente, entonces, ¿con que moral educaran a sus hijos e hijas?, el maltrato infantil se da en el mundo entero, al menos en nuestro país tratamos de avanzar con leyes para erradicar y sancionar el maltrato, los niños y las niñas deben ser los seres más felices del mundo pues son inocentes y deben vivir una vida tranquila libre de violencia,  en general, no solo el padre hombre es practicante de la violencia sino también la madre, lamentablemente en la actualidad muchos niños y niñas son descuidados porque sus padres prefieren estar pegados todo el día a las redes sociales o estar en contactos con sus “amistades” en lugar de usar tiempo razonable para enseñarle a sus hijos conductas positivas y practicadas con el ejemplo, los y las menores deben tener límites y disciplina, pero, sin amenazas, golpes o humillaciones, los titulares del DIF de cada municipio deben tener personal totalmente capacitado en el área de psicología para llevar a cabo, una campaña permanente, y, realizar talleres para padres así como someterse a terapias psicológicas y que el resultado se vea reflejado en la convivencia familiar diaria, hay padres que no se acercan ni se acercaran a los DIF para tomar terapias psicológicas ya sea por pena o porque dicen que no están locos para tomar terapias psicológicas, sabemos que ambas respuestas son erróneas, ser padre o madre, cualquiera puede serlo, pero, educar correctamente a los y las hijas se necesita ayuda externa de alguna dependencia para que en general tengamos niños y niñas felices, como es importante también estar presentes en todos y cada uno de los eventos de los y las hijas, en la mayoría de las ocasiones ellos no saben de las actividades de sus padres y que por el trabajo en muchas ocasiones no se puede estar presente, sin embargo, hay que legislar para que en los centros de trabajo se les dé permiso a sus empleados y empleadas y puedan asistir a los eventos de sus hijos e hijas, maltratar a los hijos e hijas no es educarlos, es trastornarlos y arriesgarlos físicamente, no hay que ver como normal que los hijos deben sufrir como mucha gente lo ha dicho para que supuestamente aprendan de la vida, no hay que dejarnos llevar por los consejos de los abuelos, tíos, padres y demás personas, ellos tuvieron una forma distinta de crecer y muy probablemente fueron golpeados y humillados, es mejor recibir orientación psicológica y de cómo llevar una vida de armonía, paz y alegría con los y las hijas, incluso, hay tutoriales en YouTube, hay que hacer niños y niñas felices, no infelices, NO AL MALTRATO INFANTIL.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*