Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

Alianza perversa

La alianza entre el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) era algo que habíamos anticipado desde antes de la fusión presentada en Puebla y Baja California. Esta vez, en la ruta para el 2021, incluso, cada entidad federativa sumará otros colores satélites acorde a conveniencia y seremos testigos de una mezcolanza de supuestas ideologías que bien podrían dar paso a un nuevo Frankenstein.

No, no se engañe. Nada es pensando en México o en nosotros los mexicanos. Menos cuando el sistema de partidos está colapsado y luce desmejorado por donde se le vea. Menos cuando ha quedado claro que son coyotes de la misma loma y que lo único que les importa es el poder por el poder.

Ambos colores han dejado en claro que el hambre por mantener su vigencia es insaciable. Ahí está el caso del PVEM que desde el gobierno de Vicente Fox ha encontrado la forma de transformarse, de mutar y acomodar sus intereses para seguir con la llave del financiamiento público abierta. Le dan lo mismo el PAN y el PRI que Morena, partido que lamentablemente no es diferente a los demás y el mismo mandatario lo ha señalado entre líneas.

Es lamentable, sí, que el movimiento que empezó con la idea de transformar a este país y de romper con los viejos vicios se haya prostituido al igual que los otros. Que haya sido tragado por la hidra de múltiples cabezas que maneja este sistema confeccionado para repartir el poder a voluntad por sobre los intereses del pueblo.

Más lamentable es, considero, que siendo el Verde Ecologista un partido acusado de evadir la ley electoral, sindicado abiertamente por su largo historial de corrupción en todo el país y por haber confeccionado el asunto de las Juanitas, así como las iniciativas a modo, que tanto daño le han causado a la política en México, Morena sin empacho anuncie que caminará con éste de la mano.

Es claro que Morena busca la continuación en el poder y con ello la mayoría en la Cámara Baja, como primer paso para este 2021. Sólo así podrán aprobar todo aquello que se requiera y que les permita ir cuadrando la estrategia para la sucesión presidencial. Por eso cada espacio para diputación federal en cada estado será planchado con antelación (ya lo verá) para garantizar el total respaldo al Ejecutivo, pensando, obviamente, en que este es el último tramo que recorrerá AMLO antes de entregar la batuta en 2024.

Se avecina un juego donde van a comenzar a repartirse, también, los municipios y distritos bajo los intereses aviesos que cada color tenga en cada estado. Aquí entrará la repartición simulada para seguir jugando a la democracia, ese concepto tan hermoso e ingenuo que nos han vendido como una panacea para ocultar, a quienes aún puedan, que el sistema en que vivimos realmente es una plutocracia, guste o no.

En Chiapas, por ejemplo, no será diferente. El sexenio pasado con Manuel Velasco Coello, como gobernador del PVEM, buscaron pintar de verde todo y las consecuencias fueron gravísimas. San Juan Chamula, Oxchuc, Chenalhó. Bochil, entre muchos otros municipios, son claro ejemplo de esa problemática que se extendió y dejó una estela de enfrentamientos, heridos, desplazados y muertos, que aún siguen pasando facturas al gobierno actual.

Es por ello que esa alianza Morena-Verde es preocupante para muchos, o al menos debería de serlo. El daño que ha causado el PVEM en Chiapas es enorme, empezando por la ingobernabilidad que legó y terminando por el dispendio del que fuimos testigos años atrás. Sin embargo, nada de eso parece importarle a quienes operan al interior de Morena.

El mismo exgobernador es de Chiapas ahora senador y operador político de algunos temas que requiere Ricardo Monreal de Morena en la Cámara Alta. El mismo ex gobernador es el líder de su bancada Verde y tiene intereses muy metidos en la entidad para que su tucán le siga sirviendo de plataforma política con miras a sus aspiraciones personales y las de sus allegados, no lo olvide.

Seguramente Morena en cada estado terminará decepcionando aún más a sus militantes. No olvidemos que por eso el propio Andrés Manuel ha pintado su raya y ha amenazado con abandonar esos colores. Incluso, creo que hace bien el gobernador Rutilio Escandón en mantenerse al margen del partido en donde se van a terminar dando hasta con la cuchara en la intentona de repartirse todo. Ojalá no sea así, pero la historia no miente. Hemos visto ya otras alianzas y otros intereses como estos en juego tiempos atrás.

A esto súmele a cuántos les nacerá el espíritu de la cuatroté, cuántos con tal de ocupar un puesto de elección popular se volverán morenos de ojitos verdes y terminarán mostrando el cobre más adelante. Y ojo, que nadie extraña al PRI o al PAN, partidos que han desangrado a este país por décadas, pero en el pecado de haber dejado que cualquier chapulín se convirtiera en moreno las facturas a pagar serán altas.

Por ello, parafraseando a José Saramago, bien podría decir que esta alianza no es democrática y no lo es porque no está dirigida por el pueblo ni contempla su felicidad, sino los intereses aviesos de unos cuantos que quieren seguir moviendo los hilos a conveniencia. Cínicos.

Manjar

Vaya acto de impudor el de la empresa Coca-Cola FEMSA que anuncia con bombo y platillo que se solidariza con las comunidades en Oaxaca en donde regalará agua embotellada. Vaya descaro de estos personajes y del propio gobierno de ese estado que entra a ese juego del absurdo como si fuéramos tontos, como si no supiéramos que esa empresa está saqueando los recursos hídricos de este país. Chiapas mismo es víctima de la voracidad de esta empresa que no sólo se roba nuestra agua en los Altos, sino que nos envenena con sus productos, que condena el futuro de jóvenes y niños a quienes les ha sembrado el mal hábito de consumir altas cantidades de azúcar y que nos tienen como un país de diabéticos, hipertensos y obesos. Si en realidad hubiese una transformación real, el primer paso debería ser quitarle los grandes privilegios que este tipo trasnacionales profesa y no abanderar su cinismo. #Desvergüenza “Como una balsa ardiendo / en el centro del agua, / una bañera terca rebosa lentamente / en mitad de la noche. / La tibieza del agua desatada, / liba la flor de las mareas / acarrea cigüeñas / y tortura con zarzas y gacelas / ríos de oscuridad. / Así el agua ha llagado la humedad de mi vientre / y deposita almendros sobre mis pies descalzos. /Ya sólo espero el relato del agua, / la lenta / supuración / del llanto”. Rosana Acquaroni. #ElPoema // La recomendación de hoy: el libro Cuadernos de Lanzarote de José Saramago y el disco Lost Treasures de The Strokes. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor que hacer, póngase a leer.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

11 − 7 =