Inicio » Voz Pública » Código Nucú / César Trujillo
Código Nucú / César Trujillo

Código Nucú / César Trujillo

Botín político

Los enroques en política se han vuelto una constante. Son, en sí, un arma de doble filo porque no todos los cambios terminan siendo favorables. Lo hemos visto en muchas ocasiones y los ejemplos más cercanos están en los sexenios pasados donde éstos fueron usados como estrategia para ayudar a algunos a sobrevivir a su ineptitud y darles una plataforma que les permitiera seguir caminando para lograr sus aspiraciones personales.

Justo ahora, en la antesala de los comicios 2021, se vienen ciertos cambios también. No sólo de colores institucionales para seguir enquistados en el poder, o de saltos para buscar otra posición (inmerecida muchas veces), sino de espacios para evitar la orfandad política. Esa que debería ser justa y que nos libraría de la mediocridad de muchos. Por ello, ojo, algunos apostarán a ocupar lugares que deberían ser pensados por lo que significan y pesan.

Lo anterior se debe a la salida cantada de la señora María Mandiola Totoricaguena de la Secretaría de Igualdad de Género. A la exregidora panista algunos la acomodan en la lucha por la Presidencia Municipal de Tuxtla Gutiérrez. Podría ser, pienso. Pero todo parece indicar que sus negociaciones apuntan a otro espacio que sí podría alcanzar: una curul local. Con ello dejaría vacante el espacio en dicha Secretaría donde ha tenido una participación bastante gris y daría la razón del por qué ahora empieza a aparecer mediáticamente más (los mensajes en sus fotos son claros).

La pregunta de rigor es ¿quién llegará a ocupar ese espacio que se ha usado como botín político desde siempre?, ¿a quién y bajo qué méritos colocarían en dicha Secretaría si se supone que la 4T, lo ha señalado el gobernador, busca el empoderamiento de la mujer? Y es aquí donde me pregunto a qué santo le rezan algunos personajes o qué padrinos cargan. Porque pese a la nula capacidad de operación política, inoperancia, insensibilidad y, sobre todo, la falta de formas en el manejo de sus funciones, siguen algunos siendo tomados en cuenta. Siguen palomeados. Siguen con un tanque de oxígeno bajo el brazo.

La rumorología, esa que corre como pólvora por pasillos de los tres poderes en la entidad, la que usara de bandera operativa el gobierno anterior, la misma que sopla los nombres de algunos candidatos, ha colocado como probable prospecto de ese espacio a la diputada del Partido del Trabajo, Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo. Me parece lamentable si esto llega a darse, sobre todo porque desde su espacio ha guardado un silencio absoluto en temas torales que atañen a las mujeres.

No olvidamos que la diputada Bonilla Hidalgo fue la misma que dijo en entrevista (enero de 2020) que su opinión no contaba cuando le preguntaron sobre los temas pendientes en la agenda legislativa como la despenalización del aborto, la ley de identidad e incluso sobre el papel de la mujer en la política. Su respuesta fue en sí lo que opina de todo. No le importa nada y es capaz de modificar su discurso con tal de conseguir lo que quiere. Juzgue ahora sus boletines inmediatos donde habla de igualdad sustantiva, de violencia contra la mujer, de un “un modelo equitativo de sociedad para las mujeres”.

Porque si bien se necesita la igualdad sustantiva más allá del simple discurso, quienes hemos visto su desempeño en el Legislativo sabemos que a ella poco o nada le importan las mujeres chiapanecas. Lo demostró con su silencio sepulcral en temas de misoginia dentro del propio Congreso. Lo demostró con su apatía al no abanderar ninguna de las causas de violencia política en contra de varias funcionarias. Y el resultado es el repudio que le guardan varios de sus compañeros que han celebrado su salida de la Mesa Directiva.

Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo es la misma a la que acusaron varios diputados, en diferentes sesiones, de bloquear las iniciativas que le causaban ruido, que consideraba incómodas, que pensaba podrían ganarle un jalón de orejas, y cuyo silencio contrasta brutalmente con su llamado actual a “mantener un proceso permanente, individual y colectivo, para derribar conductas que promuevan y fortalezcan la violencia, principalmente contra las mujeres”.

¿Cuántas veces, en sus dos periodos como Presidenta de la Mesa Directiva, recibió a los colectivos feministas para al menos escuchar los temas que traen agendados?, ¿cuántas veces abanderó foros para discutir los temas pendientes en esta Legislatura?, ¿cuántas veces elevó la voz ante los feminicidios, ante la violencia sistémica?, ¿por qué no fijar una postura, sea cual sea, ante el derecho a las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo en vez de escudarse en esa salida burda de no tener opinión?, ¿seguirán dándole jugada pese a todo?

Me resulta repugnante la forma en que los políticos cuadran los discursos para poder justificar su llegada a un espacio que no merecen ni les interesa. Y sobre todo, que una mujer que ocupa una curul se agarre de un discurso que no respeta, que no respalda, que no le importa, que no defiende, que no siente, y que lo hace sólo para mostrarse aliada y conseguir un sitio desde donde seguir operando para sus sueños de gobernar Comitán. Que triste.

Manjar

El Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) declaró fundada la queja e hizo administrativamente responsable a Santos López Hernández, expresidente municipal de Pantelhó, por su actuar en contra de dos funcionarias víctimas de acoso. Como bien señaló la secretaria de Agendas de Igualdad de Género del PRD en Chiapas, Mabel Alfaro, es un hecho histórico y sin precedentes, y claro: un tapón de boca para quienes buscaron politizar el tema y que incluso andaban minimizando el delito por el cual el exalcalde se encuentra preso. Compas, se ven mal tratando de defender a un victimario. Ojalá y este caso sirva para que los funcionarios entiendan qué les espera si se comportan como bestias. #BienAhí “Amo a un joven de insólita pureza, / todo de lumbre cándida investido: / la vida en él un nuevo dios empieza, / y ella en él cobra número y sentido. / Él, en su cotidiano movimiento / por ámbitos de bruma y gnomo y hada, / circunscribe las flámulas del viento / y el oro ufano en la espiga enarcada. / Ora fulgen los lagos por la estría… / Él es paz en el alba nemorosa. / Es canción en lo cóncavo del día. / Es lucero en el agua tenebrosa…”. Porfirio Barba Jacobs #ElPoema // La recomendación de hoy: el libro Pan de la noche de Ibán de León y el disco The Chronic de Dr. Dre. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor que hacer, póngase a leer.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*