Inicio » Chiapas » Comercio local, la salida comunitaria para enfrentar la crisis económica
Comercio local, la salida comunitaria para enfrentar la crisis económica

Comercio local, la salida comunitaria para enfrentar la crisis económica

Te contamos de tres negocios y productores que han sobrellevado la pandemia gracias al apoyo de su comunidad con sus compras

Sandra de los Santos / Ana Liz Leyte / Lucero Natarén

Aquínoticias

Debido a la crisis económica que ha generado la pandemia de COVID-19, el apoyo al comercio local es necesario porque permite que las familias que se dedican a la venta de diferentes productos se vayan recuperando.

Al comprar en un negocio pequeño local, el dinero se queda dentro de la comunidad. Lo más seguro es que ese establecimiento adquiera también sus insumos en negocios locales lo que hace que la economía sea vaya restableciendo.

En este trabajo te presentamos tres casos de productores y/o comerciantes de Chiapas que han sobrellevado la crisis gracias a su trabajo, creatividad y el apoyo de sus clientes que les continúan consumiendo.

Encontrar un nuevo oficio en la pandemia

En plena contingencia sanitaria, Luci Carballo encontró otro oficio. Se dedicaba a la venta de ropa y artículos para mujeres, pero con la pandemia sus ventas disminuyeron así que tuvo que encontrar otra forma de obtener recursos económicos.

No se alejó de su público meta, las mujeres, porque ahora a lo que se dedica es a la venta de toallas y pantiprotectores ecológicos, copas menstruales y protectores de lactancia.

A Luci le gusta su nuevo oficio porque no solo se dedica a comercializar los productos, sino ella misma los hace. “No sabía costurar, pero fui viendo cómo los hacían, viendo los trazos, y empecé a hacerlos y mis clientas están muy satisfechas porque son productos que ayudan al medio ambiente y también a la salud de las mujeres porque no traen químicos como las toallas sanitarias” comenta.

Ella es una de las mujeres que participa en el “Mercadito de las Tuxtlecas” y también que vende en el circuito deportivo “Tuchtlán”, en donde diversos productores y artesanos de la capital chiapaneca cada domingo de 7:00 a 11:00 de la mañana ofrecen sus productos.

“Le agradezco mucho a las personas que nos compran porque con esto nos ayudan a sostenernos, a salir de esta crisis, creo que todos estamos pasando por una situación complicada, pero si entre todos nos ayudamos y consumimos lo que nosotros producimos saldremos más pronto” dice Luci Carballo a quien la pueden contactar en el teléfono celular 9611014857.

Tuguchis una marca muy chiapaneca

Tuguchis es una marca chiapaneca, creada desde hace 18 años por Juan Carlos Paredes Aguilar y aunque esta empresa chiapaneca ha tenido sus altas y bajas, se mantiene y constantemente está en renovación.

Desde que la marca fue creada, Juan Carlos, decidió que ésta debía tener como principal propósito plasmar los modismos que caracterizan a los chiapanecos, pero especialmente de los tuxtlecos y que a lo largo del tiempo se han ido perdiendo en la entidad.

Este proyecto lo inició desde hace 18 años, sin embargo, al inicio no tenía el nombre registrado, ya que, en la carrera de diseño gráfico, Juan Carlos tenía que entregar un proyecto que consistía en realizar un diseño e imprimirlo en una playera con serigrafía.

Carlos Paredes tuvo la idea de escribir la frase «Idiay vos» y así fue como inició el proyecto de imprimir en cada playera un modismo chiapaneco para hacerlo divertido, atractivo y agradable para el público.

Este es el estilo que a lo largo de los años Tuguchis ha hecho propio, sin embargo, esta empresa constantemente se encuentra innovando y puede realizar cualquier diseño que el cliente requiera, ya sea impreso en una playera, taza, gorra, bolígrafos, cuadernos y un sinfín de artículos.

Tuguchis se adapta a cada festividad, como día el Día del Padre y de la Madre, con una frase muy peculiar de los chiapanecos “Soy tu mera Madre/Padre”. En Día de Muertos, la frase que más utilizan es “Que viva la tía/tío”, o actualmente, por la pandemia del COVID-19, Tuguchis ha realizado diseños para solicitar de una manera peculiar a quienes rodeen a la persona que porta una playera de la marca, que guarde su distancia para evitar contagios.

Entre estos diseños, existen muchos más, o también pueden realizar todo lo que el cliente indique, siempre con la esencia de Tuguchis. Este negocio chiapaneco se encuentra ubicado en la primera norte poniente 944, frente al Parque de la Marimba.

En tiempos complicados e inciertos, es fundamental apoyar a las empresas chiapanecas, por ello, éste y muchos negocios locales, esperan que la misma ciudadanía adquiera sus productos, los cuales son mucho más económicos que marcas de prestigio y de muy buena calidad, y así como Tuguchis, con un sello cien por ciento chiapaneco.

Una comerciante imparable de la Costa

Ana Yazmín Palacios tenía una papelería, la cual se extinguió con la llegada de la pandemia, pero eso no la detuvo. Siendo una mujer emprendedora, busco otras alternativas para proveer a su hogar, al tiempo de convertirse en una impulsora del comercio local en la Costa.

Hasta principios de 2020, Ana tenía su propio negocio, un inmueble desde donde brindaba servicio a personal de una oficina de gobierno y a quienes visitaban el lugar. Con la llegada del aislamiento social, las dependencias cerraron y con ello se eliminó su fuente de ingreso.

Siendo la única proveedora del hogar y madre de dos hijos, tuvo que ingeniárselas y hacer uso de sus otros dones, su arte culinario, fue así que emprendió un negocio de venta de charolas de mariscos a domicilio, los cuales, al principio eran todo un éxito, lamentablemente, narra, había tanta competencia que terminó siendo ya no redituable.

Sabiendo que rendirse no era una opción, tuvo que poner su fe en sus orígenes, la casa de sus padres. Con un poco de dinero ahorrado y buena disposición, con la ayuda de sus familiares, se ha dedicado desde entonces a criar puercos, los cuales llegados a su “punto”, son sacrificados y cocinados para proveer a su comunidad de alimentos frescos y accesibles.

Ella, como muchas otras personas, impulsa la economía local al tiempo que proveen a sus hogares, razón por la cual invita a la ciudadanía a consumir lo “de su tierra”, ya que al hacerlo “se promueve que haya dinero moviéndose y motiva al cultivo y la crianza de animales locales, lo que permite tener alimentos de calidad, orgánicos y a un buen precio”.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*