Inicio » México » Continúa brecha de género en labores del hogar
Continúa brecha de género en labores del hogar

Continúa brecha de género en labores del hogar

En niñas y mujeres recae el trabajo en casa y el cuidado de las personas adultas mayores y enfermas

Aline Espinosa Gutiérrez / Cimac Noticias 

Ciudad de México. El trabajo de cuidados y del hogar continúa recayendo en las mujeres y niñas de 12 años y más, quienes desde hace 5 años dedican el doble de tiempo que los varones a estos rubros, pues mientras ellas ocupan 67.5 por ciento, los hombres invierten 27.9 por ciento, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT) 2019.

La encuesta evidencia que a 5 años de la última que se aplicó (2014) hay poco avance pues apenas se incrementó en dos puntos porcentuales la participación de los hombres en estas actividades. Así, mientras en 2014 invirtieron 25 por ciento de su tiempo al cuidado y labores del hogar, para 2019 este tiempo aumentó a 27.9 por ciento.

Respecto a la participación en el mercado laboral y la producción de bienes, los hombres presentaron mayor participación con 68.9 por ciento en 2019, casi la misma cantidad que las mujeres al trabajo del hogar.

En 2019, los hombres consignaron 6.8 por ciento al trabajo en el marcado laboral y 3.1 en la producción de bienes, en cambio en 2014 destinaron 71.4 por ciento al primero y 3.6 al segundo. Esto demuestra, dice el documento, una reducción de algunos puntos porcentuales.

En contraste, las mujeres sólo pudieron invertir 30.9 por ciento en el mercado laboral y 2.5 en los bienes, lo que en 2014 era de 28.9 por ciento para el primero y 2.7 para el segundo. Datos que visibilizan que a ellas se les adjudican los trabajos del hogar por su género y con ello se imposibilita que puedan ganar un sueldo y disfrutar de su derecho al tiempo libre.

El documento señala que pese a que las mujeres dedican gran parte de su tiempo al trabajo de hogar y de cuidados, además invierten 40 horas o más a la semana en el mercado laboral, y se ven obligadas a sumar 32.7 horas más a la limpieza de la ropa, mantenimiento de la casa y calzado, pagos de trámites, entre otras actividades a las que los hombres sólo dedican 11 horas a la semana.

Estos datos, añade, demuestran que aunque los hombres han elevado sus números en las tareas del hogar es en las mujeres y niñas en quienes recae aún más la llamada doble jornada.

La ENUT es realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en conjunto con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres). Los datos fueron recopilados de enero a septiembre de 2019, tiempo en que se entrevistó a 71 mil 401 personas de 12 años y más con la finalidad de consolidar políticas públicas y evidenciar la desigualdad de género en la distribución del tiempo.

Trabajo no remunerado

Esta encuesta contempla tres tipos de trabajo no remunerado: el trabajo para el propio hogar, el trabajo de cuidado a integrantes de la familia y el trabajo en apoyo a otros hogares, voluntario o comunitario. De estos, el total de la población destinó 22 horas semanales al primero, 9.3 al segundo y 8.3 al tercero.

En este apartado, las mujeres reportaron dedicar 30.8 horas a la semana al trabajo no remunerado para el propio hogar y los hombres 11.6 horas, cifras que aumentaron desde el 2014, donde las mujeres pasaron de 19.8 horas a 30.8 en 2019 y los hombres de 9.7 horas a 11.6 en el mismo periodo.

Cabe resaltar que la participación de las mujeres es más del doble en los otros dos tipos de trabajos no remunerados que el de los hombres, en específico en el cuidado de los integrantes del hogarque tienen entre 0 y 4 años de edad o que padecen una enfermedad crónica o discapacidad.

Es así, resalta la ENUT, que existe una brecha desfavorable para las mujeres, ya que su participación es menor en el mercado laboral y en la producción de bienes, pero mayor en las labores del hogar. Estas brechas, enfatizó, afectan a 5 estados principalmente: Guerrero, Zacatecas, Veracruz, Chiapas y Oaxaca.

La situación para las mujeres hablantes o no hablantes de una lengua indígena es aún peor, pues ellas realizan casi 100 por ciento de las actividades del hogar. En promedio las mujeres hablantes trabajan 10.5 horas a la semana y las no hablantes 35.9 horas. En contraste, los hombres hablantes laboran 11. 7 horas y los otros 9.6 horas.

En conferencia de prensa en vivo, la presidenta del Inmujeres, Nadine Gasman dijo que los quehaceres de la casa recaen sobre las mujeres sin remuneración alguna, lo que conlleva a múltiples costos para ellas, ya que pierden la posibilidad de dirigir ese tiempo a un empleo con un sueldo o a cualquier otra cosa que deseen.

Gasman expresó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) plantea que la inequidad en la distribución del tiempo entre hombres y mujeres tiene como resultado desigualdades en el campo laboral y limita  que ellas gocen de una autonomía económica. Panorama, agregó, que no cambia si ellas poseen un trabajo.

La ENUT reconoce que “el trabajo no remunerado es trabajo” y demuestra con datos representativos el tamaño de las brechas de género y los costos que éstas cobran sobre la vida de las mujeres, por lo que recalcó la importancia de que esta encuesta se realice de manera periódica.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

dos + 19 =