Inicio » México » De permisos a licencias de paternidad, una evolución necesaria: IMCO
De permisos a licencias de paternidad, una evolución necesaria: IMCO

De permisos a licencias de paternidad, una evolución necesaria: IMCO

El Instituto Mexicano para la Competitividad considera que este cambio no sólo estrecharía la brecha entre mujeres y hombres, sino que permitiría la creación de políticas públicas que promuevan mayor participación de los hombres en el cuidado de los hijos desde el nacimiento

Lucero Natarén / Aquínoticias

En el marco del Día del Padre es importante recordar el impacto positivo de una paternidad responsable en las y los hijos y en sus parejas, la cual puede ser posible si se aprovechan los permisos de paternidad, y cómo pueden ser potenciados estos beneficios si los permisos evolucionan a licencias, considera el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO).

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) la intervención de los padres en los primeros meses de vida de sus hijos les permite crear vínculos y esta situación contribuye a que se reduzca la depresión materna.

Así mismo contribuye al buen desarrollo social y cognitivo de las y los niños. Además, tiene efectos positivos en la participación de sus parejas en el mercado laboral al fomentar una carga más equitativa de trabajo no remunerado desde el nacimiento de los hijos.

Es en este punto, donde los permisos de paternidad juegan un papel primordial en la participación de los hombres en las responsabilidades de la crianza desde el inicio.

En México, los hombres que trabajan en el sector formal tienen derecho a un permiso de paternidad, prestación que está a cargo de los empleadores. El Artículo 132, fracción XXVII de la Ley Federal del Trabajo establece que los empleadores tienen la obligación de otorgar a los hombres trabajadores un permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo completo, por el nacimiento de sus hijos o la adopción de un infante.

El IMCO considera que los permisos de paternidad deberían cambiar a licencias para que sean obligatorias, intransferibles y financiadas a través del IMSS o el ISSSTE. “Una política de esta índole requeriría una inversión aproximada de 1.3 mil millones de pesos al año para otorgar licencia a los padres por una semana, lo que equivale a 1 por ciento de los recursos presupuestados en 2021 para la igualdad entre mujeres y hombres”.

Al tratarse de una licencia, las instituciones de seguridad social podrían cuantificar el número de beneficiarios que aprovechan esta prestación. -Actualmente es difícil conocer el número exacto de padres, ya que existe un sesgo en la obtención de información pública, pues sólo se les pregunta a las mujeres si tienen hijos-. En 2015, según el Consejo Nacional de Población, había en el país 20.5 millones de padres.

De lograrse esta evolución, estima el IMCO podrían detonarse investigaciones y generarse propuestas de políticas que vayan acorde a la situación. Por otro lado, se incentivaría cambios en las dinámicas familiares que ayuden a cerrar brechas entre mujeres y hombres, permitiendo condiciones laborales más equitativas para ambos y una mejor calidad de vida para las y los hijos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*