Inicio » Chiapas » Denuncian ataque homfobico en Tuxtla
Denuncian ataque homfobico en Tuxtla

Denuncian ataque homfobico en Tuxtla

La pareja agredida ha recibido amenazas por medio de sus redes sociales y en su domicilio. Las y los feligreses de la iglesia cristiana, que fueron señalados como los agresores, aseguran que la agresión inició por parte de sus vecinos

Sandra de los Santos / Aquínoticias

«Malditos maricas» les gritaron desde una motocicleta que pasó a gran velocidad afuera de su casa la mañana de este sábado a José Luis López y Brian Mijangos, después de que este viernes 22 de abril integrantes de la iglesia cristiana con registro constitucional CGAR/174/93, ubicada en la colonia Estrellas del oriente en Tuxtla Gutiérrez,  golpearon con un tubo a José Luis.

De acuerdo a la versión de los jóvenes, desde que se mudaron a la colonia, a una vivienda ubicada frente a esta iglesia cristiana, han recibido agresiones homofóbicas de parte de algunos feligreses.

«A los 15 días que nos mudamos a vivir acá empezaron las agresiones verbales de manera pasivo-agresiva porque durante su culto hacían oraciones diciendo «echamos fuera los demonios de la homosexualidad», y cuando hablaban en contra de los homosexuales subían aún más el volumen porque ya se habían dado cuenta que nosotros éramos una pareja homoparental» contó José Luis.

Las agresiones, según la versión de la pareja, fueron escalando porque en una ocasión, que dejaron su automóvil estacionado a lado de la iglesia, lo encontraron lleno de aceite de oliva, y una vecina les dijo que los feligreses habían llegado a hacer oraciones y echarle el aceite. «En sus oraciones decían que estaban limpiando ese carro porque era un instrumento del demonio».

En más de una ocasión, los jóvenes se acercaron a pedirles que disminuyeran el volumen del sonido no solo por lo que decían en contra de las personas homosexuales, sino porque era molesto en general. «Parecía que lo hacían con la intención de desquiciarnos porque más le subían cuando teníamos clientes en el restaurante (la pareja tiene un negocio en su casa de venta de alimentos)».

Los responsabilizaban de dejar cosas de «brujería» afuera de la iglesia. «A nosotros nos parece absurdo que digan eso cuando nosotros no creemos en cosas de hechicería, no es algo que profesemos o creamos».

La situación se tensó más durante la Semana Santa porque sus cultos se prolongaban, y las y los creyentes hasta pernotaban en la iglesia. La pareja ya había solicitado el apoyo de un abogado para interponer una denuncia formal por los frecuentes desencuentros, pero ayer el tema se complicó más.

José Luis llegó, una vez más, a pedir que le bajarán el volumen a su sonido, y empezó a discutir con uno de los feligreses. En un vídeo que circula en redes sociales se ve que el joven discute con un hombre y lo escupe. «En el vídeo se ve que yo lo escupo, pero lo que no se ve, es que él fue el primero en escupirme y yo respondo eso» cuenta.

Según lo que narra este joven, de la casa de alado de la iglesia, que son familiares de la pastora de la congregación, salieron dos personas, una de ellas con un tubo, con el que lo golpearon dos veces en la cabeza.

«En el momento ya de la agresión me golpean entre cuatro, uno de ellos con un tubo y con eso es que me abren la cabeza».

Para José Luis y Brian, así como sus familiares que estaban ahí porque habían llegado de visita, esta agresión fue la cúspide de una serie de violencias que ha sufrido la pareja por homofobia por parte de algunos feligreses de esta iglesia.

Una pareja de amigos llegó al lugar para tratar de auxiliar a José Luis y su familia, cuando se presentaron como esposos se burlaron de ellos y también fueron agredidos con señas y comentarios homofóbicos aun estando la policía en el mismo lugar.

Sin embargo, los creyentes cristianos han difundido por redes sociales otra versión en la que aseguran que la pareja los ha agredido de manera sistemática, que han llegado en estado de ebriedad a pedirles bajar el volumen del sonido durante su culto y que ayer José Luis agredió físicamente a una mujer de su congregación. Han mostrado diferentes vídeos, uno de ellos en donde el joven escupe a un sujeto, aunque el ángulo de la cámara no permite confirmar la versión de José Luis de que fue el otro hombre quien lo agredió primero. También hay otro vídeo en el que el joven les arroja una cubeta con agua a las personas que están en el culto. Respecto a ese vídeo, el joven asegura que lo hizo después de que le llegaron a gritar y amenazar el día de ayer.

José Luis reconoce que las discusiones con las y los feligreses han ido en escalada, que él ha llegado a alzarles la voz  cuando llega a pedirles que bajen el volumen del sonido, pero que jamás ha agredido a alguien de la iglesia de manera física. «Ellos dicen que quienes los agredimos fuimos nosotros, pero quien termina todo ensangrentado y con la cabeza abierta soy yo, entonces, es inaudita su versión».

Ambas partes llamaron a la policía municipal y llegaron al lugar dos unidades. A los primeros que le recogen la declaración son a los feligreses, quienes aseguran que José Luis agredió a una de las mujeres del filtro de sanidad de la iglesia, y aunque de manera formal no lo sostuvieron, a gritos decían que ellos vendían drogas.

A pesar que José Luis era el que estaba, evidentemente, golpeado fue al último que le tomaron la declaración, quien les dio su versión de lo sucedido. Los policías minimizaron el hecho y dijeron que se había tratado de una riña entre vecinos cuando para la pareja es evidente que hay una carga de homofobia.

José Luis interpuso una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado por amenazas y agresiones, y pidió medidas cautelares porque teme por él y su familia. Hasta ahora la autoridad no le ha notificado sobre su solicitud de protección.

Desde ayer que se dieron a conocer las diferentes versiones sobre estos hechos en redes sociales, tanto José Luis como Brian han recibido amenazas en sus redes sociales, y hoy por la mañana desde una moto les pasaron gritando «malditos maricas».

«José, de la manera más amable que puedo decirte, quiero que te disculpes con las personas que fuiste agredir a esa iglesia cristiana o que te pases a retirar de esa propiedad, te daré dos días para que lo hagas» dice uno de los mensajes que le llegó.

Desde la misma cuenta, recibió un mensaje parecido Brian: «Te voy a dar dos días para ti y para tu parejita para que se vayan de ese lugar y que les pidan disculpa, de lo contrario les vamos a dar una tabliza a ti y a tu pareja, no nos gustan las injusticias, tienen dos días ATTE CDNG».

Ante las amenazas, José Luis y Brian pidieron a las autoridades medidas cautelares de manera urgente ya que temen sufrir una agresión mayor en su domicilio.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*