Inicio » México » ¿Disfunción eréctil luego de padecer COVID-19? Podría ser la “punta del iceberg” de un mal mayor
¿Disfunción eréctil luego de padecer COVID-19? Podría ser la “punta del iceberg” de un mal mayor

¿Disfunción eréctil luego de padecer COVID-19? Podría ser la “punta del iceberg” de un mal mayor

Los hombres fueron más afectados que las mujeres, con mayor promedio de mortalidad y afectaciones más fuertes, según indica un estudio publicado en la revista Nature

Lucero Natarén / Aquínoticias

Tras haber pasado un cuadro severo de COVID-19, la disfunción eréctil puede ser una de las muchas secuelas de la enfermedad, sin embargo, según un estudio publicado en el sitio Nature, este solo podría ser la “punta del iceberg” de un padecimiento mayor.

De acuerdo con Alejandro Sánchez Flores, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, no significa que se estén presentando más casos de disfunción eréctil en hombres de 50 años en adelante que sufrieron COVID-19, lo que sí es cierto es que el virus, al ser un patógeno que desequilibra la regulación de la renina-angiotensina, que tiene que ver con la presión arterial, daña, por ejemplo, tejidos relacionados con los epitelios, lo cuales se vinculan con los endotelios, tejidos que están en los vasos sanguíneos y al final todo es parte del sistema circulatorio, del cual depende una erección.

“No podemos culpar al virus concretamente, sino que hay dos componentes, el psicológico que afecta nuestro comportamiento en torno a las actividades sexuales; el otro es sobre el funcionamiento de cosas más específicas como el óxido nítrico sintasa, un regulador que es necesario básicamente en una erección, pues es indispensable que la sangre venosa, la sangre que no tiene oxígeno, se quede atrapada en el pene y no circule la sangre arterial”, agregó Sánchez Flores.

Para el especialista es importante saber que la que la disfunción “puede ser un indicador de un daño más severo al corazón u otros órganos”, por ejemplo, agregó, los infartos cerebrales se originan por la ruptura de los vasos sanguíneos en el cerebro.

Otro de los fenómenos observados es que en jóvenes que padecieron COVID-19, y a pesar de no tener un padecimiento como tal, se ha descubierto que llegan a tener microtrombos, coágulos muy pequeños y su agregación plaquetaria es mayor de lo normal o es más alta de lo normal.

Regresando al caso de la disfunción eréctil, Sánchez Flores indicó que los pacientes no se deben automedicar. “Es necesario ir con el especialista en el caso de tener una disfunción eréctil, porque, aunque la venta de medicamentos como el Viagra es libre, su uso debe ser supervisado. En el caso del Cialis, puede tener un efecto a nivel del corazón o del sistema circulatorio; sólo un médico puede decidir si su uso es pertinente o no”.

 El investigador pidió recordar que el problema de la disfunción es solucionable, y de los males puede ser el menor. “Lo primero es tratar lo que compromete la vida, después la parte funcional”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*