Inicio » México » El derecho penal es masculino: analisis de la justicia patriarcal
El derecho penal es masculino: analisis de la justicia patriarcal

El derecho penal es masculino: analisis de la justicia patriarcal

La  ley penal entraña la representación de la mujer y el hombre. Es decir, entre líneas se nombra a las «buenas víctimas» y por otra parte se criminaliza a las mujeres que no cumplen con el estereotipo de la «buena muje

Berenice Chavarria Tenorio / Cimac Noticias 

Ciudad de México.- Por años, la justicia ha sido patriarcal: ha abogado por la criminalización de las mujeres y la protección a los hombres que incurren en delitos en razón de género. Esto ha ocurrido debido a que las leyes transforman a las personas en objetos y no ven la complejidad de las situaciones que atraviesan. En ese sentido, ¿cómo hacer que los actuales marcos legales velen por los derechos humanos de las mujeres?

«El derecho penal es masculino«, mira a las mujeres y las construye como los hombres las ven y no como realmente son e incluso se ignoran sus necesidades, destacó la abogada Lucía Núñez Rebolledo durante el conversatorio Ley penal y violencia de género, en el marco del programa de formación permanente de Derechos Humanos y Proceso Penal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La doctora en Ciencias Sociales señaló que debido a esta mirada patriarcal, la violencia contra las mujeres no ha logrado comprenderse por las personas impartidoras de justicia.

Núñez Rebolledo, también investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que la ley penal entraña la representación de la mujer y el hombre. Es decir, entre líneas se nombra a las «buenas víctimas» y por otra parte se criminaliza a las mujeres que no cumplen con el estereotipo de la «buena mujer»: aquellas que salen de noche, quienes fueron abusadas sexualmente cuando se encontraban bajo la influencia del alcohol o quienes no denuncian en el momento.

«La ley tiene una visión heteronormada, las penas están distribuidas de acuerdo con lo que se espera de una «buena mujer». Si cumples tu rol de género, eres socialmente irreprochable y merecedora, entonces la ley te protegerá; pero entre más te alejas de esta concepción, se te dejará de ver como sujeta de derecho», advirtió la especialista.

En ese sentido, el tipo penal es una «forma violenta de reproducir la desigualdad«, la cual busca ser remediada con las mismas leyes que colocan a la mujer en una posición de desigualdad frente a los hombres.

Ante este contexto, Lucía Núñez Rebolledo aseguró que la única forma de reparar dicho daño es analizar los claroscuros dentro de la justicia, no únicamente con proponer marcos legales punitivistas: «Si seguimos reproduciendo el género en la ley, seguiremos reproduciendo la violencia como una matriz de disciplinamiento de desigualdades».

CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta

La abogada concluyó al remarcar la urgencia de escuchar a las víctimas y abrir la construcción del derecho a las feministas, pues actualmente el sistema penal es el protector de los hombres que –se supone– protegen a las mujeres, pero ahora «las mujeres buscamos proteger a otras mujeres».

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*