Inicio » México » El PIB de México puede crecer un 3,74 % en 2021
El PIB de México puede crecer un 3,74 % en 2021

El PIB de México puede crecer un 3,74 % en 2021

Según los analistas consultados por el Banco de México, la debilidad del mercado interno y la necesidad de que se produzca gasto son clave para el desarrollo de la actividad económica del país

Aquínoticias Staff

CC0 1.0

Como comentábamos hace unos días en AquíNoticias, la economía se ha convertido en una de las prioridades de la Cámara de Diputados, y es que debido a las circunstancias que actualmente afronta el país, así como el resto del mundo, la actividad económica del Estado se ha visto drásticamente afectada. Sin embargo, existen diferentes estrategias que se pondrán en marcha para poder reactivar la economía mexicana.

Si tenemos en cuenta que el Gobierno del Estado ya ha hecho diferentes tipos de inversiones con la intención de apoyar a los sectores más damnificados, que son parte fundamental de la economía del país, cabe esperar que esto se convierta, progresivamente, en un aumento del gasto y el consumo.

Sin embargo, tanto la debilidad del mercado interno como la incertidumbre sobre la situación económica, pueden obstaculizar este incremento de actividad, según diversos especialistas consultados por el Banco de México.

En la primera encuesta de opinión de 2021, conducida por el banco central, se puede observar que la política de gasto público, así como la debilidad del mercado externo, se convierten en límites para el crecimiento del Producto Interior Bruto o PIB de México.

Mientras que, en diciembre, solo un 6 por ciento de los analistas encuestados creían que era un buen momento para llevar a cabo inversiones de cualquier tipo; en la actualidad, un 12 por ciento de los mismos animan a que se lleven a cabo este tipo de acciones. Parece obvio que la tendencia cambia, aunque sea de manera lenta. También cabe destacar que una cuarta parte del total de analistas preguntados en esta última encuesta afirma que no están completamente seguros de cuál es la mejor opción, invertir o no invertir.

Estrategias para dinamizar el consumo privado

No cabe duda que la campaña del Buen Fin empujó el consumo mexicano de manera notable durante el final de 2020, provocando un crecimiento del indicador de consumo privado significativamente mayor al que se reportó durante el pasado mes de octubre por el Inegi, cuando se informó de un aumento del 1,3 por ciento a tasa mensual.

De esta forma, el consumo privado en el mercado mexicano interno cobró mucha fuerza durante los últimos meses del año, reportando un 3 por ciento de crecimiento respecto a cifras de meses anteriores.

Según un análisis llevado a cabo por el grupo financiero Ve por Más (BX+), esto se debió principalmente a la campaña Buen Fin, que tuvo una duración total de 12 días con el fin de evitar aglomeraciones en centros comerciales.

De esta forma, el consumo privado, que es uno de los principales motores de la economía mexicana, agrupó nada menos que seis meses de recuperación.

 CC0 1.0

Recomendaciones sobre gasto y consumo

Mientras resulta cada vez más obvio que la economía del país depende directamente del gasto que se lleva a cabo por parte de los ciudadanos, parece importante destacar también la importancia de la moderación a la hora de realizar gasto, de manera que haya un saneamiento de la economía y que, un gasto sin control, no derive en consecuencias indeseadas.

Resulta crucial desechar por completo las compras impulsivas o compulsivas y pensar detenidamente en qué invertimos nuestro dinero y hasta qué punto necesitamos lo que estamos comprando.

Cuando creamos que estamos siendo presa de este ímpetu consumista, podemos recurrir a diferentes alternativas que permiten reducir la ansiedad y el deseo de comprar. La primera de ellas es la actividad física y el deporte. Si se puede realizar actividad física de alta intensidad, como correr o practicar algún tipo de deporte, es altamente recomendable, pues esto nos permite tener un comportamiento más asertivo y tomar decisiones más meditadas. De igual manera, caminar, el senderismo o simplemente dar largos paseos, en el caso de no poder realizar una actividad deportiva más intensa, también son ejercicios muy recomendables ante los deseos impulsivos de comprar.

Por otra parte, destacan los pasatiempos virtuales y gratuitos a través de internet. Algunos usuarios buscan que se produzca algún tipo de compensación durante el juego, lo que les ayuda a mitigar esa sensación de necesidad de compra, y, precisamente en este ámbito, encontramos actividades como las tragamonedas gratis. Este tipo de ofertas de ocio, que no requieren un gasto monetario, pero ofrecen actividad con recompensa, como las tragamonedas, permiten que el usuario juegue sin que esto repercuta en su economía.

En definitiva, cabe destacar que debe continuar produciéndose un gasto mesurado por parte del ciudadano, que sostenga la economía del país sin caer en gastos superfluos o innecesario, ni en compras compulsivas, como hemos explicado previamente. Esta será la forma de proporcionar un poco de equilibrio mientras las circunstancias internacionales se estabilizan

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*