Inicio » Colores » El vendedor de silencio, la historia de un buen reportero que se convirtió en extorsionador
El vendedor de silencio, la historia de un buen reportero que se convirtió en extorsionador

El vendedor de silencio, la historia de un buen reportero que se convirtió en extorsionador

Este libro de Enrique Serna ganó el año pasado el premio Alfaguara

Sandra de los Santos / Aquínoticias

El vendedor de silencio de Enrique Serna se me atravesó por todas partes. Lo terminé comprando en el aeropuerto de la Ciudad de México a un precio mucho más caro del que de por sí estaba. Ni modo. Me pareció una premonición encontrarme de frente con un ejemplar cuando en ese viaje, donde me reuní con varios periodistas, hablamos tanto de él, aunque nadie lo había terminado de leer porque tenía muy poco de haber salido a la venta.

Antes de empezar con la lectura, leí varias reseñas, entrevistas con el autor y comentarios que habían hecho sobre el libro. Fue como la obra de moda en el 2019 entre quienes nos dedicamos al periodismo.

El libro trascendió a este sector puesto que en el 2020 ganó el premio Alfaguara, uno de los reconocimientos más destacados en el país.

“El vendedor de silencio” narra de manera novelada la vida de Carlos Denegri, un periodista de  mediados del siglo XX de México. Habrá quienes lo recuerden, directamente, a él por sus años en Excelsior y Televisa; pero también este texto nos recuerda a otros personajes, a otros “Denegris”, que siguen siendo sicarios de la prensa, que mantienen prácticas que este hombre tenía.

María Scherer, describe en una frase la vida de Carlos Denegri y lo que cuenta Serna: “paso a ser de un gran reportero a un gran extorsionador”.

En el libro se retrata al personaje, con todos sus claros y oscuros. El autor no lo hace villano y está muy lejos de “endiosarlo”, más bien lo dibuja como el humano misógino y vicioso que fue, y el contexto en el cual vivió, y que le fue propicio para cometer más de una vileza. Las personas son sus actos, pero también los contextos en los que se desarrollan.

El hablar de una persona muerta, que aún está fresca en el recuerdo, siempre supone un reto porque, a veces hasta de manera inconsciente, se piensa en su descendencia, en su memoria (aunque sea cuestionable); pero eso no parece ser problema para Enrique Serna. También habla de otros personajes de la época, unos vivos y otros muertos.

El escritor mexicano, aprovecha la vida de Denegri, para retratar la relación entre el poder y la prensa. Las motivaciones superficiales como la fama y el dinero, que puede llegar a tener un periodista cuando no tiene un compromiso social.

El libro tiene todas las licencias que permite el decir que es una “novela”, por eso no tenemos claro qué tan cierto son algunos datos o anécdotas, aunque que muy pocas partes resultas inverosímiles, inclusive, en un México actual.

Esta obra es recomendable para quienes se dedican al periodismo, la política, les llama la atención la historia, y principalmente, para quienes les atrae la relación del poder y la prensa.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*