Inicio » Colores » Empanadas caseras, para que no te quedes con antojo
Empanadas caseras, para que no te quedes con antojo

Empanadas caseras, para que no te quedes con antojo

Te ofrecemos una técnica culinaria que no puedes perderte en esta cuarentena

Lucero Natarén / Aquínoticias

Quizá más de una vez hemos dicho que no emprendemos nuevas cosas por falta de tiempo, pero esta cuarentena puedes aprovecharla para aprender algo diferente: una receta de preparación de empanadas caseras. Podrás saciar tu antojo sin necesidad de salir de tu hogar.
Preparar empanadas requiere tan sólo unos minutos de dedicación, según la chiapaneca María López, comerciante de antojitos típicos de la costa.
María ha elaborado empanadas desde hace un poco más de 20 años. Su sazón característico le ha permitido enseñar a otras mujeres e incluso hombres como hacer empanadas de maíz y de harina. Ella quiere compartir sus conocimientos contigo.
Los ingredientes y materiales que necesitarás son:
Carne, pollo, quesillo o el ingrediente con que desees rellenar tus empanadas.
-Una taza de maíz puro.
-Dos puños de harina de maseca.
-Aceite.
-Sal.
-Cuatro tomates.
-Una cebolla.
-Un manojo de cilantro.
-Un cuarto de repollo o lechuga romana.
-Una licuadora.
-Torteadora, prensadora o alguna tapadera para aplastar las bolitas.

Para hacer la masa:

Se necesita mezclar la harina, el maíz, sal y unos mililitros de agua. Tienes que amasar o “bolear”, pero toma a consideración cuanto de agua le pondrás, (para que la masa te quede maciza para hacer las bolitas pequeñas). Nota: en caso de no tener maíz, únicamente usar la harina de maseca.
Pon el sartén al fuego, le agregas aceite para que se caliente mientras quedan las bolitas.
Al tener lista las bolitas, debes ponerlas sobre la prensadora… al expandirse le colocas la carne de tu gusto y la cierras. Debe quedar totalmente selladas, para que no salga el “relleno”. Las pones en el sartén caliente y cuando las veas que cambian de color, es decir, pasan de ser blancas a amarillas o café, le das la vuelta en el sartén y luego las sacas. Así sucesivamente, hasta terminar de freír todas.
Nota: si deseas quitarle el aceite, sólo debes pasarle servilletas encima para secarlas.

Para realizar la salsa:

Se requiere licuar los tomates, una rebanada de cebolla y cinco ramitas de cilantro. Después de tener lo licuado… tienes que picar ¼ de repollo o lechuga romana. Después, en un recipiente pondrás lo licuado y agregarás el repollo picado, una pizca de sal y ¡listo! Tienes tu salsa hecha.
Es así como se preparan las empanadas. Si deseas darle otro toque de sabor, al final puedes agregarle queso y crema.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

1 + diecisiete =