Inicio » Chiapas » En Tonalá, desechan sin precaución residuos peligrosos
En Tonalá, desechan sin precaución residuos peligrosos
Foto: Daniel Trinidad

En Tonalá, desechan sin precaución residuos peligrosos

El médico Juan Miguel Ramírez Jiménez, especialista en Medicina Interna, habla del peligro de no manejar adecuadamente el equipo médico utilizado y brinda algunas recomendaciones en caso de haberse herido con estos materiales

Lucero Natarén, Marco Aquino / Aquínoticias

En Tonalá, personal a cargo de la limpieza de calles denunció en redes sociales que en días recientes se han encontrado en los cestos y bolsas de basura objetos punzo cortantes como jeringas, vidrio, cuchillos y latas. Los trabajadores municipales explican que es en la cabecera donde en repetidas ocasiones se han visto afectados por esta práctica.

El personal cuenta que el pasado viernes al recolectar basura en la calle 27 de Septiembre en Tonalá, uno de sus compañeros se hirió con la aguja de una jeringa usada cuando realizaba sus labores en ese lugar. Destacaron que no es la primera vez que esto ocurre.

Además denunciaron que el sábado 11 de julio ocurrió un caso similar. Ante tal situación piden a la ciudadanía hacer conciencia, teniendo cuidado al desechar este tipo de residuos, así como avisar de la existencia de estos materiales a los recolectores a fin de evitar situaciones que los pongan en peligro como contraer alguna enfermedad en el cumplimiento de su deber, más aún con la crisis sanitaria actual.

En entrevista para Aquínoticias, el médico internista Juan Miguel Ramírez Jiménez, resuelve dudas sobre el tema y brinda algunas recomendaciones.

¿Qué probabilidades de infectarse tiene una persona al herirse accidentalmente con material médico utilizado?

En relación a infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) por lesiones y contacto con fluidos de pacientes infectados, el riesgo es realmente bajo, hasta antes del uso de antirretrovirales la frecuencia reportada por los centros del control de enfermedades era del 0.33 al 0.36 por ciento (3 posibilidades en mil) en lesiones por lesiones punzantes; en el caso de mucosas (ojos, cavidad oral, nasal) la probabilidad reportada era del 0.09 por ciento (1 posibilidad en mil), estas frecuencias quedaron como referencia hasta nuestros días, actualmente contamos con antirretrovirales cada vez más efectivos y teóricamente el riesgo es aún menor.

Lógicamente siempre se deben tomar en cuenta factores como la carga viral del paciente, la profundidad de la lesión, la presencia visible de fluidos de pacientes en el material, el tipo de fluido (sangre, semen, secreciones vaginales, cualquier fluido con presencia visible de sangre).

¿Qué debe hacer una persona si se hiere?

Existen acciones inmediatas a la lesión, en el caso de la piel se deberá realizar inmediatamente limpieza con agua y jabón; las soluciones alcoholadas, la yodopovidona (Isodine), la clorhexidina pueden inactivar al VIH, y a los virus de la Hepatitis C y B; en el caso de mucosas la irrigación con solución salina o agua.

En caso de que se sea personal de Salud, se recomienda documentar el estado inmunológico del paciente del cual provienen los fluidos de contacto (VIH, hepatitis B y C y de ser necesario, la carga viral) así como del trabajador, incluyendo su esquema de vacunación completo contra la hepatitis B.

En cuanto al uso de esquemas antirretrovirales postexposición, la indicación absoluta se da cuando el paciente del cual provienen los fluidos tiene infección documentada por VIH, en el caso de desconocer este último dato, se recomienda que el personal accidentado inicie el esquema de prevención posexposición en las primeras dos horas del evento y no se recomienda a más de 72 horas hasta documentar la presencia o ausencia de infección por VIH en el paciente del cual provienen los fluidos.

En tanto se obtienen resultados, se recomienda a la persona expuesta realizar prácticas sexuales seguras (uso de condón o abstinencia). Una vez comprobado que el paciente no tiene infección activa, el antiviral no está recomendado.

¿Cuáles son las recomendaciones para desechar estos materiales?

En todo el mundo se cuenta con una norma y/o manual para el Manejo de Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos (RPBI), todo el personal de salud debe estar capacitado en el reconocimiento y manejo adecuado de estos residuos, en México se trata de la Norma Oficial Mexicana 087. El objetivo es clasificarlos en residuos de sangre y hemoderivados, patológicos (biopsias, piezas quirúrgicas), punzocortantes, basura común. Todos identificados con el símbolo oficial de RPBI en su contendor adecuados y específicos, reconocidos con código de colores, y puestos a disposición de empresas autorizadas por autoridades sanitarias para su eliminación final.

¿En qué casos se recomiendan los retrovirales?

La prevención con fármacos antirretrovirales en cursos de 28 días sólo está recomendada cuando el paciente del cual provienen los fluidos tiene infección por VIH confirmada, de lo contrario no sería necesario un esquema antirretroviral postexposición.

¿A qué enfermedades se expone la persona herida?

Principalmente se expone a la infección por Virus de Hepatitis B y C. En personas sin un esquema de vacunación completo contra virus de la hepatitis B, el riesgo de infección por este tipo de eventos es hasta del 30 por ciento y, del 2 por ciento para virus de la hepatitis C. Por lo demás, el mal manejo de las heridas podría provocar infecciones por flora bacteriana residente de la propia piel.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*