Inicio » Chiapas » Estaciones Migratorias continúan sobrepobladas aun con pandemia
Estaciones Migratorias continúan sobrepobladas aun con pandemia

Estaciones Migratorias continúan sobrepobladas aun con pandemia

Se han dado motines tanto en la estación migratoria de Tenosique en Tabasco como la de Tapachula en Chiapas 

Angélica Joselyn Soto Espinosa / Cimac Noticias

Ciudad de México. En la Estación Migratoria de Tenosique, Tabasco, en la que murió una persona guatemalteca tras un motín por la preocupación de contraer COVID-19, había una sobrepoblación de 156 personas alojadas en un espacio para máximo 100; había mujeres, niñas, niños y adolescentes.

El pasado 31 de marzo, un motín y un incendio al interior del centro de detención para personas migrantes en Tenosique, Tabasco, provocó la muerte de un hombre guatemalteco, solicitante de la condición de refugiado, que se encontraba en detención junto con su esposa, hijo, nuera y hermano.

De acuerdo con las primeras versiones, este motín sucedió como consecuencia de la incertidumbre y preocupación por la emergencia sanitaria por COVID-19, así como la imposibilidad de retornos por el cierre de fronteras en algunos países. Además de la persona fallecida, hay otras trece personas heridas que permanecen en hospitales de Tenosique y Villahermosa.

Al respecto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó en un comunicado difundido este 2 de abril que con base en visitas corroboró que el lugar no cuenta con la infraestructura suficiente para garantizar los DH y condenó “la falta de acciones decididas por el INM para evitar el hacinamiento y con ello prevenir hechos como los sucedidos”.

La CNDH encontró que en la noche del 31 de marzo de 2020 existía sobrepoblación en esa estación, toda vez que su capacidad es de 100 personas y en ese momento había 156 alojadas, entre mujeres, niñas, niños y adolescentes.

“Por todo ello, se evidenció que ese lugar no cuenta con la infraestructura suficiente y adecuada que permitiera un alojamiento digno, servicio médico y demás servicios tendentes a garantizar los Derechos Humanos. Esto fue lo que orilló a que las personas alojadas se alteraran, gritaran y buscaran salir quemando colchonetas, expresó el organismo.

La CNDH solicitó al Instituto Nacional de Migración (INM) y a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) agilizar los procedimientos administrativos principalmente de personas en situación de vulnerabilidad y en caso de que se detecten niñas, niños o adolescentes que se encuentren en compañía de algún familiar o que viajen solos.

Luego de estos hechos, las oficinas en México de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) emitieron un comunicado para lamentar la muerte del migrante fallecido.

En ese documento, los organismos internacionales señalaron que el Subcomité de las Naciones Unidas para la Prevención de la Tortura emitió recomendaciones para proteger a las personas privadas de libertad durante la pandemia, que incluyen a las personas que están en centros de detención de personas migrantes. Entre otras, se recomienda considerar la reducción de población detenida.

Asimismo, en otro comunicado, las agencias de las Naciones Unidas indicaron que la situación de las personas refugiadas y migrantes que se encuentran en lugares de detención es particularmente preocupante, ya que un brote de COVID-19 tendría impactos letales, por lo que exigieron que las niñas y niños migrantes, sus familias, y aquellas personas detenidas sin bases legales suficientes deberían ser inmediatamente liberadas.

El motín en Tabasco se suma a la represión que el pasado 26 de marzo protagonizó la Guardia Nacional contra personas migrantes que protestaron al interior de la EM Siglo XXI, ubicada en Tapachula, Chiapas, ante el miedo de contagio por COVID-19.

Como parte de estos hechos, organizaciones civiles dieron a conocer a Cimacnoticias que hasta el pasado 27 de marzo de 2020 no había indicios de que existían protocolos por parte del INM para evitar contagios en las Estaciones Migratorias, por lo que exigieron frenar las detenciones de población migrante y evitar su encierro.

La migración irregular no es un delito que amerite cárcel en nuestros país pues sólo  es una falta administrativa; aún así, desde 2015 las autoridades mexicanas dispusieron de centros especiales para recluir a mujeres, hombres y familias completas que definen durante su tránsito por México.

Aunque estas Estaciones Migratorias, como se les llama oficialmente, pueden legalmente alojar personas por no más de 15 días hábiles y sin rebasar su capacidad, de acuerdo con solicitudes de información obtenidas por esta agencia de noticias, en 2019 hubo casos de mujeres que estuvieron detenidas hasta 250 días.

Tras los hechos, el INM informó en un comunicado que a los familiares del hombre que perdió la vida se les otorgarán tarjetas de visitante por razones humanitarias, y que mantiene el diálogo con autoridades consulares de diferentes países de Centroamérica, a fin de concretar los retornos asistidos de sus connacionales, en medio de la emergencia de salud generada por el COVID-19; sin embargo, de acuerdo con el Decreto emitida ante la emergencia sanitaria, la detención de personas migrantes no se detendrá.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

catorce − diez =