Inicio » Colores » Fondo de emergencia: preparate para lo inesperado
Fondo de emergencia: preparate para lo inesperado

Fondo de emergencia: preparate para lo inesperado

Este ahorro no tiene que desequilibrarte, por el contrario, ser tu aliado en los momentos no planeados. Conoce más aquí

Lucero Natarén / Aquínoticias

El fondo de emergencia es una reserva de dinero destinada a situaciones inesperadas que pueden no estar dentro de tus planes económicos, estos pueden ser gastos médicos, de automóvil o algún robo, por mencionar algunos.

Los expertos en finanzas explican que contar con un fondo de emergencia es con el objetivo de que tú como ciudadano tengas la constancia y responsabilidad de ahorrar y también disfrutar de lo que tienes o quieres adquirir sin remordimiento del mañana. Pues así no te endeudas o desequilibras tu economía o la de tu familia.

Hay dos cosas muy importantes que tampoco debes perder de vista: no es lo mismo el dinero ahorrado (para vacaciones y gustos de adulto independiente…) que el dinero para las emergencias: recuerda, es para algún accidente.

A continuación te presentamos siete recomendaciones para empezar tu fondo de ahorro:

  • Piensa bien donde guardarlo: aplica crear una cuenta del banco exclusivamente para esto, pero donde tengas disponibilidad de sacarlo cuando ocurra la emergencia, o bien en un lugar seguro de tu casa.
  • Establece reglas de uso: determina exactamente que cuenta como una emergencia o gasto inesperado. –Evita usar ese dinero en algo que no es urgente, prioriza-.
  • Establece una meta: ten claro cuánto es el dinero que deseas tener ahorrado para los gastos de emergencia y en qué tiempo lo piensas juntar.
  • Reduce gastos: procura en todo momento evitar los gastos hormiga, pues gastar en cafés, chicles, botanitas o refrescos hace que gastes de más sin que te des cuenta.
  • Si metiste mano, regrésalo: si en algún momento tuviste un gusto de adulto independiente y usaste parte de lo ahorrado, entonces procura recuperar lo gastado antes de que ocurra la verdadera emergencia.
  • Sé disciplinado: no sabotees tu objetivo ni tu futuro gastando impulsivamente solo porque «no ha llegado ninguna emergencia».
  • Lleva un presupuesto por escrito: conocer claramente cuáles son tus ingresos y gastos específicos harán que sepas realizar ajustes de gastos necesarios para asignarlos al fondo de emergencia.

Ahora que ya sabes cómo crear un fondo de emergencia, ¿cuál será tu meta?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*