Inicio » Colores » Ingerir huevos crudos puede provocar una intoxicación alimentaria
Ingerir huevos crudos puede provocar una intoxicación alimentaria

Ingerir huevos crudos puede provocar una intoxicación alimentaria

Aprende más sobre lo que consumes y asegúrate de cuidar tu salud

Lucero Natarén / Aquínoticias

Es popular que las personas que practican levantamiento de pesas y/o realizan actividades para el incremento de masa muscular agreguen huevos crudos a los licuados que consumen, sin embargo, es importante que sepan que esta práctica también es riesgosa, por lo que debe ser erradicada, según los expertos.

Si bien es cierto que el huevo crudo aporta proteína a las dietas de las y los deportistas, además de nutrientes como vitaminas y minerales, así como la luteína y la zeaxantina, antioxidantes que pueden proteger ciertas partes del cuerpo como los ojos y el corazón (Biblioteca Nacional de Medicina), los huevos crudos también pueden ser muy peligrosos.

Esto se debe a que pueden bloquear la absorción de biotina, la cual es muy importante en diferentes procesos biológicos, incluida la síntesis de ácidos grasos, la gluconeogénesis (la síntesis de glucosa a partir de sustratos no glúcidos, principalmente en el hígado) y el metabolismo de los aminoácidos, tal como lo explica el portal Science Direct.

-Sin embargo, este fenómeno que impide la absorción de la biotina puede ser contrarrestado con la cocción de los huevos-.

Por otro lado, los huevos crudos también pueden contener la bacteria dañina llamada Salmonella, la cual es capaz de causar intoxicación alimenticia, explica el artículo Salmonela y huevos: de la producción al plato, de la Biblioteca Nacional de Medicina.

La intoxicación alimenticia, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, puede causar fiebres y calambres estomacales, además de síntomas como vómito y diarrea, sintomatología que puede durar de entre seis horas a seis días después de haberse infectado con la bacteria.

Cómo reducir el riesgo de intoxicación por salmonella

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan lo siguiente para disminuir el riesgo de una infección:

  1. Comprar huevos en tiendas y proveedores que mantengan los huevos refrigerados.
  2. Desechar los huevos rotos o sucios.
  3. Considerar el uso de huevos y productos de huevo pasteurizados.
  4. Cocinar los huevos hasta que tanto la yema como la clara estén firmes; esto sucede a una temperatura interna de 160 °F (71 °C) o más.
  5. Usar huevos pasteurizados para preparar alimentos que contengan huevos crudos o ligeramente cocidos.
  6. Comer o refrigerar los huevos y los alimentos que contienen huevos inmediatamente después de cocinarlos.
  7. Usar agua y jabón para lavarse las manos y los artículos que entren en contacto con los huevos crudos. Estos artículos incluyen encimeras, utensilios, platos y tablas para cortar.
  8. No probar ni comer masas o rebozados hechos con huevos crudos, como masa para galletas o pasteles.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*