Inicio » México » Isabel II: la muerte de una reina que esclavizó y sometió
Isabel II: la muerte de una reina que esclavizó y sometió

Isabel II: la muerte de una reina que esclavizó y sometió

Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Granada, Jamaica y San Cristóbal y Nieves, países que ya expresaron su interés para renunciar a la monarquía

Redacción / Cimac Noticias 

Ciudad de México.- El 8 de septiembre se anunció la muerte de Elizabeth Alexandra Mary, mejor conocida Isabel II, nombre que eligió tras proclamarse monarca del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en 1955. Pero su reinado (y en general la historia de la familia real) ha estado marcada por crímenes como esclavización colonización. Por eso surge la pregunta: ¿realmente el mundo debería estar de luto?

Isabel II mantuvo la monarquía constitucional en países como: Antigua y Barbuda, Australia, Bahamas, Belice, Canadá, Granada, Islas Salomón, Jamaica, Nueva Zelanda, Papua Nueva Guinea, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Tuvalu. Es decir, fue responsable del proceso de colonización en dichos territorios y de las consecuencias culturales y económicas que esto implica para las y los habitantes.

En este sentido destaca el caso de regiones Africanas, donde las y los jóvenes compartieron sus sentires tras la muerte de Isabel II, publicando a través de sus redes sociales los difíciles momentos que vivieron sus abuelas y abuelos durante varios años, en específico en 1952, cuando la reina ascendió al trono.

“Esta es mi abuela, por quien llevo el nombre. Solía contarnos cómo las golpeaban y cómo les quitaban a sus esposos y los dejaban a cargo de sus hijos. Perdió la vista, pero estoy feliz de que ella sobreviviera para contar el cuento. Que nunca los olvidemos, ellos son nuestros héroes”, escribió en sus redes sociales una mujer identificada como Wanjiru Chelsea.

Su historia se dio en el marco de la revuelta en Mau Mau, Kenia, la cual había estado bajo el dominio británico desde el año 1895. Para 1920 fue nombrada colonia oficial y aunque en 1963 obtuvo su independencia, miles de vidas se perdieron entre 1952 y 1960.

En estos años de revuelta, la administración colonial perpetró actos de tortura, castración y agresiones sexuales en contra de mujeres y hombres kenianos, provocando así la muerte de cerca de 100 mil personas.

“El legado de la reina comenzó en el colonialismo y sigue envuelto en él. Se solía decir que el sol no se ponía sobre el imperio británico. Ninguna cantidad de compasión o simpatía que haya generado su muerte puede borrar eso”, expresó a CNN el profesor de Comunicación Farooq Kperogi, de la Universidad Estatal de Kennesaw, Farooq Kperogi.

Otro acto violento que marcó el reinado de Isabel II fueron las represiones en Yemen del Sur, cuando en 1963 las y los habitantes se levantaron para protestar contra el colonialismo británico. Por lo cual la monarca estableció un sistema contra los yemeníes nativos, quienes fueron perseguidos y asesinados por sus propios soldados.

Fue así como desde la corona se ha perpetuado una estructura imperialista y de supremacía, desatando desigualdades y asesinatos contra poblaciones vulnerables, quienes hoy no están de luto por la muerte de la monarca, sino todo lo contrario: buscan separarse del yugo británico, tal es el caso de Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Granada, Jamaica y San Cristóbal y Nieves, países que ya expresaron su interés para renunciar a la monarquía.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*