Inicio » Voz Pública » Jaque con Dama / Irma Ramírez Molina
Jaque con Dama / Irma Ramírez Molina

Jaque con Dama / Irma Ramírez Molina

Las parejas “presidenciales”

En este proceso electoral local, muchas autoridades “lograron” que su pareja sentimental fuera candidat@ para lograr en algunos casos oficializar su mando o seguir detrás del poder, como sucede en Simojovel, donde la actual alcaldesa Viridiana Hernández Sánchez, pudo “dejar” a su esposo Gilberto Martínez Andrade, como aspirante del PVEM a la alcaldía, aún cuando todos estos años él ha fungido como edil y dicen los enterados ha ocupado el recurso público para regalarle frecuentemente un automóvil nuevo a su hija, que presume ser millonaria.

Los políticos del Verde, apoyados por su líder de partido, Valeria Santiago, fingieron un divorcio para que Gilberto pudiera ser candidato por el PVEM, lugar que logró a pesar de las denuncias que existen en su contra por violencia de género, luego de que se negó a reconocer la paternidad de una pequeña de 8 años y por los enfrentamientos armados que ha protagonizado en Simojovel.

Sin embargo, a pesar de estos antecedentes, la lideresa del PVEM, Valeria Santiago Barrientos, quien aún cuando en tribuna siempre habló de defender a las mujeres y evitar que sean víctimas de la violencia de un hombre, esta vez decidió apoyar a uno cuya denuncia lo señala como violentador de una dama y a su mujer, al dejarla como “Juanita”.

Pero con todo y eso la líder del PVEM, quien por cierto va en primera lista como candidata a la diputación federal plurinominal, lo hizo candidato y lo sostiene a piedra y lodo.

Otra pareja del Verde que logró meter como candidata a su esposa, es el alcalde Gildardo Zenteno Moreno, al poner a Eddui Miriam Flores Sánchez, quienes desde el DIF empezó a “trabajar” para quedar en dicho puesto y poder tener la posibilidad que su familia siga gobernando el municipio de Bochil por tres años si es que ganan.

En Altamirano, pasa lo mismo pues el cacicazgo de los hermanos Pinto Kanter está a todo lo que da y el actual edil, Roberto Pinto Kanter, pudo imponer a su esposa Gabriela Roque Tipacamú como candidata del PVEM a la alcaldía, y en Morena, dejó a su cuñado Heidi Pinto Escobar.

A eso súmele que Pinto Kanter ya fue alcalde de 2012-2015, y luego 2018-2021, además de que del 2015-2018 lo ganó su esposa, pero fue impugnada; con todo y que Roberto Pinto por lo regular se la pasa en la ciudad capital.

También en Venustiano Carranza se cuecen habas y el presidente municipal Armando Trujillo Ancheyta, puso a su esposa como candidata a la diputación local por el Distrito III, Verónica Alcázar Cordero, por el partido Morena, y aquí dicen los enterados sin haber llevado a cabo ninguna encuesta, sólo por el simple hecho de ser la mujer de la primera autoridad de ese lugar.

Y para que no quede duda del poder que ejercen en la región, del nepotismo, del influyentismo, Martha Verónica lleva como suplente a la prima hermana del alcalde, Beatriz Santiago Peña, una joven de escasos 22 años, quien no ha realizado ningún trabajo político ni por equivocación.

Cerrando con broche de oro, está también Emiliano Zapata, donde el edil, Amador Moreno Ruiz, impuso a su hija como candidata a la alcaldía por el PVEM, Alejandra Moreno Ruiz y mantener el poder en familia.

Para tener garantizado el triunfo de su hija, dicen los habitantes de Emiliano Zapata que el alcalde también puso a su sobrina Marta Elvi Ruiz Montero, como candidata en Morena, quien nadie conoce, lo anterior como estrategia para que no le haga sombra a su retoño.

No dude que todos los candidatos han trabajado desde el Ayuntamiento desde tiempo atrás, pues esto no se les ocurrió de la noche a la mañana, sino que en su mayoría a través del DIF empezaron a hacerse promoción.

Mención aparte tendrán las familias completas que están inmiscuidos en la listas de candidatos como los Villar de León, o Aquiles, entre otros.

Base de datos…-

Avanza el proceso de vacunación en Chiapas, este lunes dio inicio la segunda dosis en la ciudad capital, ahora con mayor organización que cuando se aplicó la primera, aunque la gente, quizá desconfianza, empezó a hacer cola desde un día antes para lograr una inyección que es la promesa de poder salvar su vida.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*