Inicio » Voz Pública » Jaque con Dama / Irma Ramírez Molina
Jaque con Dama / Irma Ramírez Molina

Jaque con Dama / Irma Ramírez Molina

El gobernador en Tuxtla

Hay que decirlo con todas sus letras, a pesar de que a muchos les parece un exceso y a otros una verdad irrefutable: si no fuera por la acción de gobierno que el propio Rutilio Escandón ejecuta en Tuxtla Gutiérrez, la capital sería un desierto de obras, de inversión, de presencia de la autoridad, porque Carlos Morales está administrando su tiempo con miras al 2024 sin nada concreto que haber aportado a la ciudad durante su primera gestión.

Morales debe agradecer al gobernador, por ejemplo, que la obra del paso a desnivel sobre el Libramiento Sur es un detonante que el mandatario estatal gestionó a la mitad de su sexenio en pro de los tuxtlecos, no una gestión de Morales ante AMLO, como lo dice en sus círculos más cercanos y se regodea de su “buena presidencia”.

En la primera parte pudo presumir el orden administrativo que le hacía mucha falta a Tuxtla, pero en este arranque de su segundo mandato, se avizora una gestión gris, taimada, que no se atreve a la gestión de mayor escala y, en tanto, a grandes inversiones y transformaciones de verdad.

Morales está administrando las sobras de su posicionamiento para llegar a la sucesión en el 2024, quizás con el viso de un primer acuerdo interno bajo la manga, con un pie dentro y otro fuera de Morena, por si se ofrece salir corriendo al Verde, pero siempre con el objetivo de que otros le hagan la talacha.

Supuestamente en esta otra mitad de su sexenio, Morales remodelará el Parque de la Marimba, construirá un nuevo Centro de Convenciones, un Polideportivo para Patria Nueva, proyecto que hasta este momento están en trámites dentro del PEF 2022 y tienen pocas probabilidades de pasar el filtro de la Cámara de Diputados.

Ya estuvo bueno de obritas de medio pelo, de callecitas pavimentadas, foquitos por aquí y por allá, de botes de basura por todos lados y una “disciplina financiera” que oculta el manejo electoral con el cual ganó su reelección, porque muy dechado de virtudes y muy expresivo, pues tampoco es: si quiere seguir engañándose solo de que lo quieren los tuxtlecos, muy su problema, pero ya es hora de que se ponga a chambear en serio y deje, por ejemplo, de desquitarse de quienes le plantaron cara y lo despreciaron, como los socios del Convivencia Infantil, a quienes quiere destruir porque prefirieron a Willy Ochoa.

En Tuxtla hay un Ayuntamiento opaco, que no informa del manejo de los recursos, con una crisis de seguridad encima de la cual no sabe cómo salir, con un alcalde enfrentado al gabinete del Gobernador, rivalizándole la magna obra, la única, digna de reconocerse, que ni gestionó, pero la presume como suya.

Base de datos…-

La Comisión Frontera Sur de preside Ismael Brito Mazariegos ―apuesto doble contra sencillo― es una oficina más, sin recursos, sin capacidad de gestión, sin técnicos legislativos que la orienten y que pasará en esta legislatura, con más pena que gloria, y si no me creen, a la historia de las últimas 10 legislaturas me remito.*

Consolidar un gobierno municipal con perfil profesional, requiere talento, compromiso, dedicación, esfuerzo y sortear uno que otro golpe bajo. Y en Villaflores, Mariano Rosales Zuarth lo ha logrado, poco a poco y a la vista de todos. Desde hoy lo digo (y a mi no me digan adivinadora, ni mucho menos) gran parte del 2024 se juega en la cancha de la capital de la frailesca y ahí, el que manda es el actual alcalde en funciones que tiene 85 por ciento de aprobación en estos primeros 25 días de segundo mandato al hilo.*

Jorge Acero demostró ―una vez más― que tiene tablas para negociar con tiburones: logró firmar el convenio con Tuxtla para que le sigan enviando agua dos veces por semana a Berriozábal y con ello, garantizar el suministro, poder avanzar en otros frentes del gobierno y seguir en la búsqueda y consolidación de nuevas fuentes de abastecimiento propias, para que la ciudad de las hamacas, tenga viabilidad a futuro y sustentabilidad a partir del vital líquido.*

En Huehuetán, Manuel Ángel Villalobos tiene un objetivo claro en esta segunda gestión al frente del Ayuntamiento: resolver la necesidad de ampliar al panteón municipal a ―por lo  menos― unos 30 años más, que permita que las familias que pierden a su ser querido, puedan tenerlos cerca en su propio municipio e, incluso, podemos traer a casa a quienes por consecuencias de la pandemia, tuvieron que ser enterrados fuera de Huehuetán.*

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*