Inicio » Chiapas » Julián Názar, el primero en Chiapas en perder una candidatura por violencia política en razón de género
Julián Názar, el primero en Chiapas en perder una candidatura por violencia política en razón de género

Julián Názar, el primero en Chiapas en perder una candidatura por violencia política en razón de género

Impugnará ante la Sala Superior del TEPJF

Sandra de los Santos / Aquínoticias

La primera vez que fue sancionado por violencia política por razón de género fue en el 2018, pero debido a que en ese entonces todavía no existía el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política contra las Mueres por Razón de Género no fue inscrito en ella; pero ahora la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó que Julián Názar Morales, candidato a diputado federal y ex dirigente priísta en Chiapas fuera anexado a esa lista y con ello pierde su aspiración de llegar a la Cámara de Diputados.

El resolutivo del Tribunal, que se dio a conocer el pasado viernes 23 de abril, ordena al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) a inscribir al ex dirigente priísta en este padrón, y también determinó que el Tribunal Electoral del Estado de Chiapas no juzgó con perspectiva de género la denuncia interpuesta por integrantes de ese partido.

Julián Nazar Morales dijo que acudirá a la Sala Superior a impugnar este resolutivo. En tanto las priístas que lo denunciaron confiaron que esta instancia ratifique el resolutivo de la Sala Xalapa.

En la lista de personas sancionas a nivel nacional aparecen 25 personas sancionadas, dos de ellas son chiapanecos: el presidente municipal de Emiliano Zapata, Amador Moreno Ruiz y el tesorero de este mismo lugar, Rodrigo Flores Pérez. Julián Názar Morales podría ser el tercero y el primero en perder una candidatura en Chiapas por incurrir en este acto.

Hace año y medio, seis militantes del PRI que ocupaban diferentes cargos dentro de la estructura del partido denunciaron ante su partido a nivel nacional que estaban siendo violentadas por el entonces líder priísta, quien no les permitía ejercer su cargo. Después de 18 meses de estar esperando el resolutivo de su partido tuvieron que acudir al Tribunal Electoral del Estado para que este le pidiera al PRI emitir un resolutivo y así lo hizo, pero determinó que era infundada la denuncia de violencia política por razón de género.

Ante este resolutivo, las agraviadas decidieron acudir de nueva cuenta al Tribunal, quien determinó que sí hubo violencia política, pero no por razón de género. Su sanción fue pedir una disculpa pública.

Las agraviadas decidieron acudir a la Sala Xalapa, quien determinó que hubo violencia política por razón de género.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*