Inicio » Mundo » La Fed y la inflación de los EE.UU.
La Fed y la inflación de los EE.UU.

La Fed y la inflación de los EE.UU.

A pesar de que no existen pronósticos de cambio de las tasas de interés de los Estados Unidos, los miembros de la Fed, se encuentran evaluando el impacto causado del estímulo financiero sobre la inflación, el empleo y el crecimiento de los precios en este país

El Banco Central de los EE.UU mantiene sus tasas de interés entre el 0% y el 0,25%. y según los pronósticos de sus líderes no se espera todavía un corte del apoyo a la economía hasta que se vea una mejora concreta en el mercado laboral.

Los automóviles, las viviendas, el combustible, la ropa, los productos alimenticios y otro amplio grupo de productos se han vuelto más caros para los ciudadanos de los EE.UU, sin embargo, se espera que la Fed, mantenga su política monetaria, sin cambios, argumentando que los aumentos de los precios son factores temporales. Los funcionarios de la Fed continuarán esperando que el actual desequilibrio en la oferta y la demanda se resuelvan en los próximos meses. Según los índices de los precios al consumidor, importante índice de la inflación, los precios crecieron en un 5% en el pasado mes de mayo, en comparación con este mismo periodo del año pasado. Si bien, este crecimiento ha sido bastante notable, esto se debe en gran parte al efecto de la comparación de los precios que cayeron en la primavera del pasado año, 2020. La Fed también utiliza otro índice, el PCE, para medir la inflación, que aumentó en un 3,6% a nivel anual en el mes de abril, el mayor aumento desde el año 2007.

La Reserva Federal de los Estados Unidos sigue muy de cerca a la inflación del país, pero esto no significa que decida recortar su apoyo a la economía estadounidense en los próximos días o semanas, de hecho, el país todavía está lejos de recuperarse por completo de la crisis del COVID-19 y de cumplir con el objetivo para el empleo, por parte de la Fed. Cambios demasiado rápidos, en la política de la Fed podría poner en peligro una recuperación correcta del país, especialmente en el mercado laboral.

La tasa de desempleo cayó al 5,8%, pero continúa por encima del nivel de 3,5%, registrado antes de la crisis causada por el COVID-19. Además, todavía existe un déficit de 7,6 millones de puestos de trabajo.

Para muchos de los líderes del Banco Central de los Estados Unidos garantizar la recuperación del empleo en el país, es más importante que la inflación, pero paradójicamente, las empresas norteamericanas tienen dificultades para contratar, especialmente en puestos de trabajo de nivel bajo, por lo que aumentan los salarios en esos puestos para atraer candidatos, lo que puede mantener la inflación, por lo tanto es muy probable que la Fed no suba las tasas de interés, pero tendrá que pensar en otras maneras de resolver el problema de la inflación.

Es bastante probable que las tasas de interés, que se encuentran en un rango del 0% al 0,25% desde la caída en el mes de marzo del 2020, se mantengan en este nivel durante algún tiempo. Cada miembro del FOMC informará cuando considere oportuno revisarlos: el pasado mes de marzo cuatro de sus miembros propusieron un aumento de las tasas para el próximo año, 2022 en lugar del ya programado anteriormente 2023 y uno de ellos propuso un aumento para el próximo mes de diciembre.

¿Cuál será la futura estrategia de la Fed?

Para comenzar a responder esta pregunta, debemos tener en cuenta que los 11 miembros del FOMC podrían comenzar a planear una estrategia futura, en estos momentos, que la recuperación económica va en camino según lo pronosticado y ante la subida de precios, además, ya en el último encuentro, de finales de abril, algunos miembros propusieron por primera vez iniciar debates sobre un recorte de las compras de activos para evitar el sobrecalentamiento de la economía. La Fed compra 120 mil millones de dólares en activos mensualmente, incluidos los bonos del tesoro, para facilitar los préstamos, respaldar la recuperación económica e influir sobre el mantenimiento de las tasas de interés en los niveles actuales.

Se pronostica un cambio gradual de las tasas a partir de principios del próximo año 2022, antes de comenzar a elevar las tasas en 2023, como se tiene programado.

Además, la Fed también revisará sus previsiones económicas, se espera que el PIB crezca un 6,5% en 2021 y un 3,3% el próximo año, 2022.

El pronóstico del mercado laboral y en concreto de la tasa de desempleo, será del 4,5% para este año, un 3,9% para el próximo año, 2022 y un 3,5% para el 2023, el nivel de desempleo anterior a la crisis, el más bajo en 50 años.

En términos de inflación, se prevé un 2,4% para este año, 2021 y posteriormente un estabilizamiento en torno al 2%, de acuerdo con su objetivo a largo plazo.

Siga los eventos del mercado junto con FIBO Group.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*