Inicio » Voz Pública » Lean, para que no crean que el arte sirve como terapia de conversión / Sandra de los Santos
Lean, para que no crean que el arte sirve como terapia de conversión / Sandra de los Santos

Lean, para que no crean que el arte sirve como terapia de conversión / Sandra de los Santos

Rosario Castellanos, Warsan Shire, Miriam Schapiro, Vivir Quintana y Graciela Iturbe son solo algunas feministas que son artistas. Tamara de Lempicka, Rudolf Nuroyev, Frida Kahlo, Salvador Novo, Abraham Ángel son otros artistas bisexuales y homosexuales, varios de ellos mexicanos.

¿Por qué les hablo precisamente de ellas y ellos? Bueno…el presidente municipal de Ocozocoutla, Javier Alejandro Maza Cruz dijo durante una conferencia de prensa que las feministas así como las personas de la comunidad lésbico, gay y trans no eran normales y que se deberían mejor  leer y dedicarse a la creación artística para dejar de pensar en cosas banales.

El alcalde ofreció este 06 de junio una conferencia de prensa en aquella localidad para anunciar el Festival Emergente, que organiza de manera conjunta el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Coneculta) y el Ayuntamiento de ese municipio. Este festival, que se realizará el 09 y 10 de junio en la explanada del parque central, contará con talleres creativos y presentaciones musicales de géneros como el jazz, surf, ska, rap, hip hop y rock.

“La verdad es que tenemos una generación pospandemia, que si de por si veníamos pegados a un aparato inteligente, ahora estamos más ligado a ellos y muchas cosas que no deberían de ser están sucediendo, muchas adicciones, mucha desinformación, los medios realmente tienen ahí vertientes donde los valores morales se están perdiendo, estas situaciones lo podemos ver desde el índole…por ejemplo…todo el feminismo, el hecho de la sexualidad, y somos ya lesbianas, gay, trans, poli, multi, pan sexuales todas esas cosas hacen ver que pueden ser normales, pero no lo son; pero ya en pláticas que con otros chicos ya traen eso, pero si vamos teniendo una práctica que la gente se acostumbre a leer, se acostumbre a crear, entonces va a estar más metido en su actividad artística que estar pensando en cosas banales, que llenen el espíritu” dijo el edil frente a los medios de comunicación.

En menos de dos minutos el alcalde sacó todos sus prejuicios hacía las mujeres feministas, la diversidad sexual, las juventudes y la tecnología.

Después de que su declaración fuera criticada en las redes sociales, en las cuentas del Ayuntamiento el vídeo de la conferencia de prensa fue bajado, y más tarde ofreció unas escuetas disculpas en las que asegura que su gobierno no discrimina.

Desde su más profunda ignorancia, el presidente municipal asegura que las actividades artísticas alejan a las juventudes de esas “cosas” que para él no son normales. Es obvio que desconoce la gran cantidad de artistas feministas y de la comunidad LGBTTTIQ que existen.

El arte es una de las máximas expresiones de belleza de la humanidad, por medio de éste las personas dan a conocer sus sentires, reflejan el mundo en el que viven e intentan también transformar sus realidades. El arte puede servir para mucho, pero a nadie se le pudo haber ocurrido utilizarlo como terapia de conversión como lo sugirió el alcalde de Coita.

Las declaraciones del alcalde parten de la ignorancia, el miedo y la intolerancia. No sería tan preocupante si no fuera una persona que toma decisiones. La discriminación impide que las personas tengan acceso a sus derechos fundamentales, niega oportunidades y deriva en situaciones de injusticia.

Leí más de un comentario que decía “es su forma de pensar”, “no lo pueden criticar solo porque piensa diferente”, les diría que cada quien con sus prejuicios, pero cuando esos prejuicios vienen desde las personas tomadoras de decisión se convierten en discriminación, en acciones que afectan a un grupo de personas.

Después de la declaración del alcalde, fui a revisar si su Ayuntamiento ya había cumplido con la integración de su comité municipal para la atención de la violencia contra las mujeres y revisar su presupuesto en el tema y en otros. ¿Adivinen qué me encontré? Bueno…pues, resulta que el gobierno municipal de Javier Alejandro Maza Cruz ni siquiera está cumpliendo con sus obligaciones de transparencia. No rendir cuentas a la ciudadanía es inmoral, alcalde.

Debido, precisamente, a que no cumplen ninguna de sus obligaciones de Transparencia no pude constatar lo que me temo: su falta de perspectiva de género en sus políticas públicas, los recursos que se están utilizando (si es que se están usando) para programas de atención a las mujeres y las juventudes.

En su escueto vídeo en el que pidió disculpas a la comunidad LGBTTTIQ+ y a los colectivos feministas, el presidente municipal aseguró que su gobierno es inclusivo y no discrimina; pero después de semejantes declaraciones es imposible creerle.

Habría que analizar si incurrió en violencia política por razón de género al estigmatizar con sus declaraciones. Ojalá y se puedan concretar las denuncias ante los organismos electorales, que la indignación se convierta en acción.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*