Inicio » Voz Pública » Libertad de expresión y seguridad social / Zoé Robledo
Libertad de expresión y seguridad social / Zoé Robledo

Libertad de expresión y seguridad social / Zoé Robledo

Uno nunca sabe cuándo escuchará una idea por primera vez y mucho menos si tendrá la oportunidad de verla convertirse en realidad.

Así me ocurre con el tema de la seguridad social para los periodistas que trabajan por su cuenta. Era el año 2010, acababa de ser electo diputado local por la Sierra Madre de Chiapas. En las semanas previas a asumir el cargo sostuve encuentros con algunos periodistas para conocer su opinión sobre el momento político de Chiapas.

Uno de ellos fue Ángel Mario Ksheratto, un destacado y crítico columwnista. Le expresaba una preocupación: que en ciertos contextos la tarea del legislador se interpretara casi exclusivamente como gestión ante las dependencias y no como la vía para hacer o modificar leyes

—¿Querés un tema para legislar, Chatito? —me preguntó con genuino interés—: legislen para darle seguridad social a los periodistas.

Doce años después de esa conversación, la idea de Ksheratto y de muchas personas más está a punto de volverse realidad.

El Día de la Libertad de Expresión 2022 se recordará como el día que la seguridad social dejó de ser un anhelo para los periodistas que trabajan por su cuenta.

El presidente López Obrador nos dio la tarea de diseñar este programa. Junto a la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería del Gobierno de la República, que dirige Jesús Ramírez Cuevas, retomamos el modelo de aseguramiento de trabajadores independientes para construir un programa para aquellos periodistas que no tienen una relación laboral como los que trabajan en medios públicos o en empresas periodísticas; en esos casos, los empleadores tienen la obligación de asegurarlos. Aquí se trata de redactores, reporteros, columnistas, articulistas, fotógrafos y otras áreas que hacen trabajo por su cuenta, a veces en sus propios medios. La diferencia es que el aseguramiento será cubierto en su totalidad por el gobierno de México, que destinará un porcentaje del gasto en publicidad gubernamental para este fin.

El modelo de trabajador independiente es novedoso porque permite otorgar los mismos beneficios de la seguridad social que se otorgan a los trabajadores subordinados: acceso a servicios médicos, farmacéuticos, hospitalarios, incapacidades por enfermedad general o por riesgos de trabajo, acceso a guarderías y prestaciones sociales, así como el ahorro para el retiro.

Esta modalidad elimina las restricciones de contratación del esquema existente en la Ley del Seguro Social para trabajadores independientes y que tenía diversas limitaciones.

Se dispuso un procedimiento para conformar el censo nacional de periodistas por cuenta propia. Ya se cuenta con una plataforma digital de registro, en la que el solicitante tendrá que llenar y validar información personal, cumplir con los criterios previamente establecidos y adjuntar la evidencia solicitada de su actividad periodística. Una vez concluido el registro, la solicitud se someterá a la valoración de un Comité Consultivo que integrará el censo final.

En suma, se trata de justicia para los que luchan contra las injusticias. Derechos para quienes no los tenían. Seguridad para los que solo tienen su palabra libre. Doce años después, aquella idea de Ksheratto (quien falleció en febrero de 2021) no solo es una legislación, es una realidad que fortalecerá el ejercicio de la libertad de expresión y abonará al porvenir del periodismo en México.

*Colaboración del Director General del IMSS, Zoé Robledo, para Milenio.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*