Inicio » Colores » Lo que hacemos mal al usar internet: cmo desprotegemos nuestros datos personales
Lo que hacemos mal al usar internet: cmo desprotegemos nuestros datos personales

Lo que hacemos mal al usar internet: cmo desprotegemos nuestros datos personales

Diego Barrientos, especialista en seguridad informática, explica las situaciones de vulnerabilidad de la privacidad y qué hacer para evitarlo

Lucero Natarén / Aquínoticias

En el país el uso de dispositivos conectados a internet continúa en aumento y con ello los riesgos y la vulnerabilidad para las y los usuarios. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), existen al menos 84.1 millones de internautas en México, siendo la segunda nación con más ciberataques en América Latina, según la encuesta sobre el futuro del «cyber» 2021, realizada por Deloitte Global.

Como consecuencia, para consumir información en la red, para el uso de servicios, compras en línea, entre otros, las personas necesitan compartir sus datos personales, los cuales permiten identificar una persona (nombre, domicilio, fecha de nacimiento, números telefónicos, claves de identificación personal como CURP, INE, entre otros); según los expertos, proporcionar estos datos compromete a las y los usuarios, y en muchas ocasiones las personas no están conscientes de cuáles son los datos que pueden ser vulnerados y cómo pueden mal utilizarse.

El experto en seguridad informática e instructor de Udemy Diego Barrientos, señala que los datos que más se comprometen en la red son los siguientes:

Datos de navegación (cookies de sitios web que se han visitado): pueden permitir crear un perfil de preferencias del usuario.

Datos del usuario en poder de un médico u hospital en una base de datos indexada por los motores de búsqueda públicos.

Dirección de correo electrónico.

Dirección IP (localiza geográficamente al usuario) y a su proveedor de Internet

Número de teléfono celular (pueden utilizarse para crear cuentas falsas y enviar SPAM).

Número de identificación personal (INE, Pasaporte, Licencia de Conducir, etc.), se usan en la suplantación de identidad.

También señala que: «Navegar en Internet se ha convertido en parte de nuestra vida cotidiana, ya sea por cuestiones laborales o personales, nadie está exento de que su seguridad e información se vean quebrantados». Pero ¿cómo podemos prevenir esto?, aquí algunos de los errores más comunes que se cometen y cómo evitarlos:

Colocar contraseñas repetidas para diferentes servicios (correo electrónico, redes sociales, banca electrónica, etc.). Cada vez se tiene acceso a más cosas, por lo que se deben crear contraseñas seguras y diferentes para cada servicio que se tenga, de preferencia que cuenten con más de diez caracteres, símbolos y que no contengan palabras de ningún diccionario.

Conectarse a redes WiFi abiertas desconocidas y/o públicas. En la medida de lo posible, debe evitar conectarse a redes que no son propias o evitar entrar a páginas desconocidas en las cuales se tengan que brindar información personal.  Se puede utilizar la función de «modo incógnito» del navegador web, esto brindará más seguridad. En este modo el navegador no recordará contraseñas, cookies ni historial de búsquedas.

Descargar y ejecutar archivos adjuntos de correos electrónicos desconocidos. Si se recibe un correo electrónico de una persona o empresa a la cual no le has compartido tu dirección de email, no se debe abrir. Si es sospechoso, hay que mandarlo directo a spam y bloquear esa cuenta en la sección de «lista negra» de la aplicación del correo.

Navegar por sitios web inseguros cuya dirección URL empiece por HTTP (Hyper Text Transfer Protocol), dado que la conexión con ésta no está cifrada. Procurar conectarse siempre solo a sitios web cuya dirección URL empiece por HTTPS (Hyper Text Transfer Protocol Secure), estos sitios cifran los datos antes de enviarlos al servidor.

No cerrar las sesiones de usuario al finalizar el uso de las diferentes redes sociales. Evite dejar abiertas las sesiones, esto minimiza el riesgo de comprometer la información personal. Además de siempre configurarlas con opciones que brinden el máximo nivel de privacidad posible (Autenticación de dos pasos).

Los datos personales corren riesgo en cualquier dispositivo, sin embargo los que mayormente comprometen la información son los usados en los móviles. De acuerdo con el portal Statista, en México se prevé que el número de usuarios de estos supere los 95 millones en 2025, por lo que el riesgo también incrementará.

Los dispositivos móviles son los que más comprometen la información personal debido a que cuentan con más sensores y métodos de conectividad que una computadora de escritorio o laptop, por lo que deben considerarse además las siguientes recomendaciones para reforzar la seguridad de los datos personales.

Desactivar la geolocalización (el GPS) del celular.

No instalar aplicaciones que pidan permisos innecesarios (por ejemplo, acceso a la cámara y micrófono para una app de calculadora o linterna).

Si se realizan compras en línea, procurar conectarse a través de la red de datos del proveedor de internet. Sin importar si se hace con tarjeta de crédito o transferencia bancaria, evitar el uso de una red WiFi.

Cifrar el contenido de las tarjetas de memoria del celular para proteger los datos personales en caso de robo o extravío. Esto se puede hacer entrando a «Ajustes»,  seleccionar «Seguridad», pulsar en «Cifrar teléfono» y configurar una contraseña fuerte (esperar a que el proceso acabe, puede tardar una hora aproximadamente.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*