Inicio » Chiapas » Maltrato animal incrementó durante pandemia en Tuxtla Gutiérrez
Maltrato animal incrementó durante pandemia en Tuxtla Gutiérrez

Maltrato animal incrementó durante pandemia en Tuxtla Gutiérrez

Organizaciones defensoras de los derechos animalistas señalan que no hay día en que no se reporten dos perros o más con signos de violencia en la capital

Ana Liz Leyte / Aquínoticias

Al menos dos perros domésticos o en situación de calle son maltratados o envenenados al día en Tuxtla Gutiérrez, acción que se mantiene arraigada en la sociedad, pese a los esfuerzos ciudadanos por concientizar el tema.

De acuerdo a organizaciones defensoras de los derechos animalistas, no hay día en que no se reporten dos perros o más con signos de violencia o abandono en la capital chiapaneca.

La Asociación Civil Movimiento Animalista para Chiapas (Mapach) ha documentado cientos de casos por maltrato animal, y conforme a la experiencia en el campo, dicha acción ha subido de escala y de niveles de crueldad en la entidad por una simple razón; falta de empatía social y aplicación de sanciones.

Mapach ha resaltado que el problema no es nuevo ya que ha existido por décadas en la entidad, pero ha sido durante la pandemia por COVID-19 donde se ha hecho más visible y notoria entre la sociedad, por la mayor convivencia entre humanos y animales domésticos dentro y fuera de los hogares.

Ángeles caninos

Pese a esta situación, organizaciones, colectivos y ciudadanos han insistido en trabajar en la empatía como sociedad, haciéndose cargo de perros de la calle heridos, enfermos, abandonados y a punto de fenecer, con interés de que estos tengan una mejor calidad de vida.

Un caso de organización entre ciudadanos, se ha presentado con un perro raza Shar Pei abandonado al poniente de Tuxtla Gutiérrez, encontrado en estado de desnutrición severa y con un absceso en la cara.

Vicky Guillén, ciudadana que se ha hecho responsable del Shar Pei, confesó que el canino no se encontraba en abandono, sino que su dueño, un veterinario tuxtleco únicamente lo usaba para cruzar manteniéndolo a base de maltratos.

“Ni los de raza se salvan y lo que más tristeza me da, es saber que el dueño es médico veterinario y lo dejó llegar a este extremo de maltrato y abandono”, lamentó.

Tras el auxilio al perro, señaló que éste ha recibido atención médica veterinaria de urgencia, donde se requiere extraer el absceso de la cara, análisis clínicos y alimentos.

Con este diagnóstico, manifestó que tanto ella, como un veterinario que está apoyando de manera solidaria se han hecho cargo de los gastos, pero con poco apoyo ciudadano reconoció, que se ha podido dar esperanza al Shar Pei.

Por lo anterior, expuso que quien desee apoyar al canino para su recuperación se comunique con el veterinario Jorge Luis Ortiz Vanega, al número 961 327 1929; profesional que lo atiende en el consultorio Jhovet Bull´s en la colonia Bienestar Social.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*