Inicio » Colores » Mayo, un buen mes para iniciar un cultivo familiar
Mayo, un buen mes para iniciar un cultivo familiar

Mayo, un buen mes para iniciar un cultivo familiar

Te presentamos algunas plantas de fácil crecimiento para que disfrutes de sus propiedades benéficas lo que resta del año

Lucero Natarén / Aquínoticias

Para los expertos en cultivo, el mes de mayo es el ideal para cultivar en los patios, jardines, balcones, huertos y otros tipos de espacios variedades de hortalizas que se pueden cosechar durante el resto del año.

A continuación, se enlistan diversas plantas con las cuales se puede iniciar un huerto familiar, además de los aspectos a considerar, como la forma de sembrarse y lo que aportan durante su consumo.

Ajo: se debe hacer un orificio de 4 cm de profundidad en la tierra y sembrar un diente de ajo con la punta hacia arriba. Este aporta proteínas, yodo, fosforo, potasio y también vitamina B6.

Betabel: siembre tres semillas juntas a 1 cm de profundidad. Este tubérculo contiene folato de vitamina B, vitamina C, fibra y minerales esenciales como el potasio y manganeso.

Cilantro: entierre tres semillas juntas a una profundidad 3 veces su tamaño. Esta hierba aromática contiene vitamina C, betacarotenos, calcio, fósforo, hierro, potasio y selenio.

Chícharo: siembre tres chícharos, germinados de preferencia, a una profundidad 3 veces mayor a su tamaño. La importancia de este es que contiene vitamina A, C, minerales, fibra y azúcares benéficas para el cuerpo.

Espinaca: plante las semillas juntas a una profundidad 3 veces su tamaño. No olvide que contiene vitaminas, fibras y minerales, aporta pocas calorías, es libre de grasas y es fuente de antioxidantes que protegen al cuerpo del daño celular.

Haba: coloque en tierra dos habas juntas, de preferencia frescas, a una profundidad de 5 cm. La importancia de tenerla en casa es porque su consumo brinda fibra, proteínas, ácido fólico, niacina, potasio, fósforo y magnesio.

Jitomate: siembre tres semillas juntas a una profundidad 3 veces su tamaño. Este fruto contiene calcio, fósforo, potasio y sodio, así como vitaminas A, B1, B2, y C.

Lechuga: entierre tres semillas juntas a una profundidad 3 veces su tamaño. Su importancia de consumo es porque posee vitaminas C y K, ácido fólico y potasio. Su escaso aporte calórico es resultado de su elevada proporción de agua.

Menta: plante tres semillas juntas a una profundidad 3 veces su tamaño. Esta hierba aromática está compuesta principalmente por agua y fibra. Contiene calcio, potasio, cobre, magnesio y vitaminas A, B, C y D.

Perejil: inserte en la tierra tres semillas juntas a una profundidad 3 veces su tamaño. Esta hierba aromática es rica en hierro y muy rica en vitamina C.

Rábano: fije tres semillas juntas a una profundidad 3 veces su tamaño. Este aporta pocas calorías, es muy rico en agua y tiene abundantes sales minerales (azufre) y vitaminas B9 y C, en particular.

Zanahoria: asiente en la tierra 3 semillas a una profundidad 3 veces su tamaño. Esta hortaliza contiene mucha agua. Es rica en azúcar, sales minerales, vitaminas (sobre todo provitamina A) y pectina, además de contiene carotenos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*