Inicio » Colores » Micronutrientes esenciales antes y durante el embarazo
Micronutrientes esenciales antes y durante el embarazo

Micronutrientes esenciales antes y durante el embarazo

Conoce los nutrientes que debes consumir de acuerdo al mes de gestación, según especialistas

Lucero Natarén / Aquínoticias

De acuerdo con la Asociación Americana del Embarazo, la nutrición es clave para quienes deseen ser madres y padres, pues la fertilidad está asociada a esta. De tal forma que no sólo es vital que la futura madre esté bien alimentada durante el embarazo, sino también cuando decide concebir.

En el caso de la fertilidad, el zinc es el nutriente que contribuye a la producción del semen y de la testosterona en los hombres, y promueve la ovulación y la fertilidad en las mujeres. Estudios indican que la deficiencia de zinc impide la fertilidad femenina y masculina, por lo que la cantidad diaria recomendada de zinc es de 15 mg al día, lo cual ayuda a mantener el sistema reproductivo funcionando bien.

La alimentación durante la preconcepción debe comenzar de tres meses a un año antes de concebir. La nutrición debe incluir ácido fólico, calcio, suplementos y vitaminas, evitando la cafeína, incluida la contenida en el chocolate, además de los edulcorantes artificiales, alcohol, drogas recreativas, cigarrillos y el humo de segunda mano, pues este tiene el potencial de dañar al bebé incluso antes de ser concebido.

Alimentación durante el embarazo

A continuación, se enlista los micronutrientes que son importantes consumir durante cada mes del embarazo, además de los beneficios en el desarrollo del bebé, basados en la guía de nutrición de la empresa especializada Dentrita Health:

Primer mes. Vitamina A y hierro para la formación de la placenta, hierro para producir más sangre, vitamina B12, zinc y ácido fólico para el desarrollo del cerebro y médula espinal.

Segundo mes. Zinc y magnesio para las características faciales y zinc y vitamina A para la formación de los ojos.

Tercer mes. Vitamina A para la formación de brazos, manos, piernas y pies; zinc para el desarrollo de los órganos reproductivos.

Cuarto mes. Vitamina D y calcio para el desarrollo y mantenimiento del esqueleto y los dientes.

Quinto mes. Vitamina D y ácido fólico para su crecimiento y desarrollo.

Sexto mes. Vitamina D para un buen desarrollo neurológico y del sistema inmune.

Séptimo mes. Hierro para transportar oxígeno a los tejidos.

Octavo mes. Cobre y zinc, intervienen en el metabolismo.

Noveno mes. Vitamina A para el buen funcionamiento de los genes.

Posterior al nacimiento del bebé, es importante seguir aportándole micronutrientes a través de la leche materna, el mejor alimento para el bebé, el cual contribuye a su desarrollo y lo protege de enfermedades, según especialistas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*