Inicio » Colores » No toda grasa es mala, en algunos casos es esencial: expertos
No toda grasa es mala, en algunos casos es esencial: expertos

No toda grasa es mala, en algunos casos es esencial: expertos

Existe un tabú al respecto de los lípidos, sin embargo, las grasas con moderación y de ciertos alimentos son esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo

Lucero Natarén / Aquínoticias

Pese a que las grasas son “satanizadas” porque en demasía pueden provocar aumento de peso y obesidad, enfermedades cardiovasculares o accidentes cerebrovasculares, lo cierto es que son parte fundamental para la salud, proporcionando energía y ayudando a que el cuerpo absorba vitaminas, de acuerdo con el artículo de Grasa en la alimentación. Conoce cuál elegir, del sitio médico Mayo Clinic.

Los expertos explican que todo consiste en averiguar qué grasas preferir y cuales evitar para obtener los beneficios. Aunque esto muchas veces puede resultar complejo puesto que algunos alimentos contienen mezclas de diferentes tipos de grasa: Por ejemplo, el aceite de canola contiene algo de grasa saturada, pero es mayormente grasa monoinsaturada. Por otro lado, la mantequilla contiene algo de grasa insaturada, pero es mayormente grasa saturada.

¿Cuál es la diferencia entre grasa saturada e insaturada?

Grasa saturada. Está en estado sólido a temperatura ambiente. Se encuentra en la mantequilla, manteca de cerdo, leche y el yogurt entero, queso entero y la carne con alto contenido de grasas; la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda mantener la ingesta debajo del 7 por ciento de las calorías diarias, pues a niveles altos puede causar enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Esta grasa también puede estar presente en productos horneados y frituras; además las personas deben cuidarse de alimentos que contengan grasas trans, las cuales están presentes en las carnes rojas y en aquellos productos que se fabrican con aceites vegetales parcialmente hidrogenados. Las grasas trans aumentan el colesterol “malo”.

Grasa insaturada. De acuerdo con estudios, comer alimentos ricos en grasa insaturadas en lugar de grasas saturadas mejora los niveles de colesterol “bueno” en la sangre, lo que disminuye el riesgo de un ataque cardiaco y de un accidente cerebrovascular.

Existen dos tipos: grasa monoinsaturada, presente en aceites de oliva, canola, cacahuate, girasol y cártamo y en los aguacates, mantequilla de cacahuate (maní) y en la mayoría de nueces y frutos secos. También son parte de la mayoría de grasas animales como las grasas de pollo, cerdo y res.

Grasa poliinsaturada. Se encuentra en aceites de girasol, maíz, soya y semilla de algodón, así mismo, en las nueces, piñones, linaza y las semillas de sésamo, calabaza y girasol. El Omega-3 entra en esta categoría y se encuentra en los pescados grasos, como el salmón, el arenque y las sardinas.

Hablando de Omegas, a estos se les denomina ácidos grasos esenciales, debido a que no los produce el cuerpo humano, pero son buenos para un corazón saludable, por lo que es importante su ingesta. El Omega-6 puede ser encontrado en el tofu, nueces, linaza y aceite de linaza, aceite de canola, huevos, semillas de girasol y cacahuates.

Recomendaciones

Los expertos aconsejan lo siguiente para reducir la grasa no saludable de la dieta:

-Usar aceite en lugar de mantequilla. Para freír, usar aceite de oliva y para hornear, canola.

-Comer pescado rico en ácidos grasos Omega-3 como el salmón, en lugar de carne, al menos dos veces por semana.

-Elegir carne magra, es decir sin grasa, y carne de aves de corral sin piel.

-Limitar el consumo de alimentos procesados, buscando comer frutas y vegetales cuando se tenga un antojo o hambre.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*