Inicio » México » Podrías tener principios de Alzheimer y no saberlo
Podrías tener principios de Alzheimer y no saberlo

Podrías tener principios de Alzheimer y no saberlo

La neuróloga Liliana Romero Ocampo indica que una detección oportuna podría mejorar el estilo de vida de las y los pacientes con este padecimiento

Lucero Natarén / Aquínoticias

En el marco del Día Mundial del Alzheimer, la neuróloga Liliana Romero Ocampo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indica que lo primordial para recibir atención oportuna y dar una mejor calidad de vida al paciente, es que este reconozca que tiene este padecimiento, para lo cual es importante saber reconocer su sintomatología.

“Inicialmente el paciente empieza a dar manifestaciones, pero lo atribuyen a otras cosas, por ejemplo, la depresión, la ansiedad o los problemas de sueño, pueden ser signos de alerta, por lo que es fundamental que el paciente se sienta en confianza para manifestar este tipo de alteraciones”, aseveró.

Romero Ocampo mencionó que, entre los síntomas del Alzheimer entre personas de más de 60 años de edad, está la afectación de la memoria, el lenguaje, la concentración, la personalidad, el comportamiento y la orientación en el tiempo y el espacio.

“El criterio clínico o la sospecha de que una persona está padeciendo esto, debe sugerir cuando aparecen al menos dos de estos síntomas o más de ellos”, mencionó.

Dijo también que esta enfermedad es neurodegenerativa y es el subtipo más común de demencia que afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo, sin embargo, hasta el momento no se sabe qué factores la desencadenan, lo que, si es bien sabido, aseguró la doctora, es que existen dos tipos de depósitos de neuronas degeneradas en el cerebro, que son las placas seniles y los ovillos neurofibrilares.

Agregó que cuando estas placas seniles se incrementan se inicia una especie de desconexión que evita que las órdenes que se dan puedan ser cumplidas y la gravedad del problema radica en que los signos y síntomas se presentan hasta que el daño está muy avanzado, -en esto radica la importancia de la detención oportuna-.“Se dice que cuando un paciente empieza a tener síntomas, es porque ya lleva entre 10 y 20 años que estas placas se están depositando, de tal forma que cuando esto ya está muy avanzado es que los pacientes comienzan a dar manifestaciones iniciales”, lamentó.

En cuanto al uso de fármacos, subrayó que ninguno ha logrado probar el retraso de la enfermedad o la detención de la progresión, pero sí ha permitido que, aunado a la realización de actividades recreativas, se mejore la calidad de vida.

La doctora destacó que el Seguro Social, a través de GeriatrIMSS, se utiliza una mini prueba que sirve para detectar síntomas y signos característicos de este padecimiento.

Se trata de un cuestionario de 30 preguntas en donde básicamente se valora la memoria, el lenguaje, la orientación, alteraciones visoespaciales. -Sacar menos de 24 puntos es una indicación de poseer algún grado de demencia-. Explicó que, si el usuario se ubica entre los puntajes de 24 a 28, puede tener un deterioro leve, lo que favorecería la eficiencia del tratamiento.

Precisó que la enfermedad puede iniciar de dos formas, una por herencia y otra denominada esporádica; la heredada es la menos frecuente y puede iniciar incluso antes de los 60 años de edad.

Las enfermedades crónico-degenerativas, subrayó, pueden ser factor de riesgo para detonar el Alzheimer, por lo que, entre las medidas de prevención del padecimiento, se debe cuidar la salud para evitar padecimientos como hipertensión, diabetes, obesidad y tabaquismo.

Resaltó que la prevención tiene su base en una vida saludable desde la infancia que incluya alimentos nutritivos y activación física constante.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

4 × 1 =