Inicio » Voz Pública » Polígrafo Político / Darinel Zacarías
Polígrafo Político / Darinel Zacarías

Polígrafo Político / Darinel Zacarías

Avistamiento en la jungla

“De escuela mística y pagana, canta acuarelas de Dalí. Pintan novelas Dylanianas. ¿Quién es Abel, quién es Caín?”
Joaquín Sabina

La foto que impresionó en la aldea fue la de los motejados como Lobos esteparios, su avistamiento avivó lecturas y especulaciones.

Sumas, sufrimientos, paranoia y demás sentimientos emergieron. Haters y troles al acecho, se activaron y se esparcieron en las redes, como peste.

La ocasión lo ameritaba, era lo que se fraguaba desde los cuartos de guerra de quienes tienen la habilidad de usar este recurso de hostilidad y de malogro.

Plagaron los lavaderos digitales con la imagen alterada. En primer plano la estampa cumplía el primer objetivo; inquietar a los detractores.

Reflectores edificados desde otros confines, mordieron el anzuelo y en respuesta perentoria pretendieron pujar su amor, olfatearon el método.

La imagen de tres exediles de la otrora Villa de las Hortensias mostrando el respaldo y espaldarazo al joven Erick Raúl Zárate, eso dejó claro una sola tesis, pues el contenido de la misma, no era producto de la casualidad, ni de una coincidencia común,

Fue un mensaje directo, la connotación infalible y el encargo diseñado por quienes en Cacahoatán, más allá de filias y de fobias se les considera diestros de la alquimia electoral.

Las estructuras en política no se nutren de palmadas y abrazos. Tampoco de simular causas nobles o de promover un credo de salvadores, libertadores o disidentes de las viejas prácticas.

En política dicen los que saben, no hay cabida para los sentimentalismos. La política es tosca y cruda, es jugarse el todo por el todo. Es fría y lo que cuenta son precisamente los números.
No hay margen de error para quienes han construido un caudillaje electoral.

Y es que no es cuestión de ideología ni de cumplir berrinches ni caprichos. No se trata de promoverse como salvadores de las causas perdidas.

En los senderos de la política las coyunturas, pactos, acuerdos e intereses son parte de los códigos que mandan los cánones.

En ese escenario, vamos a entender que los debatibles lobos esteparios subliminalmente se saben mover con sigilo, siempre colocándose en el centro, entre los extremos, en zonas templadas y agradables, sin violentar tempestades ni tormentas.

Los protagonistas de la imagen que puso nerviosos a muchos, es muestra de que saben manejar los reflectores, engolosinar. Agazaparse cuando el escenario lo amerite.

Lo cierto es que la aparición pública y la imagen ventilada de Carlos Enrique, Uriel Mérida y Jesús Milla cumplieron la función de mandar el mensaje mediático.
Quién o quienes hayan tomado la golosina con tintes triunfalistas es porque instintivamente su subconsciente los traicionó.
El mensaje trajo varias aristas, dosificó sus efectos y con ello un raudal de opiniones.
Odiados por unos, admirados por otros. Pero eso sí, bien identificados como habilidosos para jugar el ajedrez político.
Los lobos han salido de su manida, se agruparon y desean adaptarse a las circunstancias. Dejaron de ser solitarios y huraños, la situación lo amerita.
¡Ah! Eso sí, los lobos esteparios no tienen problemas con su autoestima, ni con su ego; esa probablemente sea la cuestión de fondo.
Lo digo, por el caos emocional que despiertan en muchos.
La disputa electoral está definida. Repito, los dueños de los bandos son el ex y el actual. Son los rojos de corazón contra la estampida esmeralda.
Los demás están embrollados por una excitación mal definida. Descarriados en el laberinto de los espejismos rotos.
En estos menesteres de la política se construye, se allana el caminar, se pacta. No se juega al político estridente
La película está a la vista de todos, la consumación dependerá de varios factores y de muchos actores.
Es cuestión de sumar, de pensar y de sacar el lado inteligente.
Lo demás al tiempo. El que tenga más saliva, va tragar más pinole reza una locución popular.

PD1: Comuneros del ejido Once de Abril de Unión Juárez realizarán acciones para bloquear la llamada ruta de evacuación del volcán Tacaná este lunes por la mañana, como muestra de repudio y descontento por el mal gobierno que promueve el alcalde Doni Alan Verdugo Aguilar. ¡Tome sus previsiones y precauciones!
PD2: La edificación de las instalaciones de la preparatoria oficial en Ampliación Vicente Guerrero de Tuxtla Chico es una realidad. Es una obra de gran relevancia y sin duda de las más emblemáticas de la alcaldesa Deysi Lisbeth González Aguilar. Destinar recursos para la educación es y será la mejor inversión. Muchas Felicidades.
¿Quién dijo que tengo sed?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*