Inicio » Al momento » Qué más pue… / Carlos Coutiño 
Qué más pue… / Carlos Coutiño 

Qué más pue… / Carlos Coutiño 

Reforma Electoral

En la época de los 80s, el gobierno del PRI, decidió tomar en cuenta a otros partidos para que integraran los Ayuntamientos, Congresos locales, federales y hasta el Senado; se dijo en su momento que era una forma de reconocer a las minorías y con ello realmente hacer una democracia participativa.

         Poco a poco la minoría fue haciéndose fuerte y con ello hoy esa parte es la mayoría en realidad, quienes gobernaban hoy son oposición y la oposición es gobierno; a quienes pierden elecciones, pero por el número de votos se les concede espacios y se les denomina plurinominales.

         De tal suerte que puedan hacer presencia, exponer y hasta pelear como se ha usado en todo momento las tribunas y espacios que son ocupados por ellos, algunas con y otras sin razón de ser, pero que están ahí presentes para hacer el papel que les corresponde dicen.

         Con la Reforma Electoral, esto podría desaparecer en este mismo año, el argumento y si bien es cierto, no está mal propuesto, es que en nada ayuda al país, pero como puede ayudar si por el solo hecho de ser minoría no pueden, todo siempre camina bajo el ordenamiento del supremo poder.

         Lo que es una realidad, es que con esta reforma, si habrá afectación directa, pues es acabar con cientos de empleos, pero además no habrá debate, no habrá quien levante la voz como lo hiciera Belisario Domínguez por ejemplo, eso es lo que viene y lo que puede ser un problema serio.

         No se trata de Congresos a modo, ni tampoco de legisladores que peleen por el puro afán protagónico, sino por un acuerdo real que permita dar un respaldo a la ciudadanía que es la respaldan, según lo que ellos mismos dicen en los spots en los medios de comunicación como en campaña.

         La Reforma Electoral, debería acabar con aquellos que no representan nada, que no suben a tribuna, que no conocen de iniciativas, que no pelean por el pueblo, es decir darles 6 meses y de ahí hacer los cambios, pues caso contrario, tendremos representantes que no representan y además ignorantes.

         Lo mismo debería pasar con el tema de la paridad de género, de que sirve tener 300 legisladores en la cámara baja, con 200 mujeres y 100 hombres, solo por cumplir con la ley; de que sirve si no hacen un papel decoroso, que son una burla de quienes los llegan a ver en los medios de comunicación.

         Queremos todos, que haya 300 mujeres u hombres, que realmente sepan a lo que van, que ellas lleguen por su capacidad, inteligencia, madurez, por su amor a México y Chiapas, no por un sentido legal, pues de ser así, este país se irá a pique de una manera increíble.

         No se trata que se llegue por conceptos e ideologías, sino por sentido común, que se demuestre quien es quien, claro que hay mujeres, jóvenes, indígenas, como hombres que son dignos para representar a una fracción ciudadana.

BANCO

El denominado Banco de México (BANAMEX), ha dejado de serlo desde tiempo atrás, sin embargo preocupa mucho que nadie desee adquirirlo, no es un asunto de política, es más bien de interés político financiero, lo que significa que pese a todo, México no está en las mejores condiciones.

         Bien sea por la economía mundial o por su gobierno que en esta ocasión está en manos de MORENA pero en particular por Andrés Manuel López Obrador; que quieren los empresarios e inversionistas para tomar ya este banco.

         En un inicio se habló que BANORTE podría comprarlo y con eso convertirse en un emporio, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto dijo que eso se cuidaría y evitar precisamente un monopolio financiero, sin embargo, nadie quiere adquirir lo que representa un monto por más de 10 mil millones de dólares.

         Ahora bien, si los dueños ya decidieron vender, y lo anunciaron a casi un año, que pasará con los que tienen cuentas ahí, más allá de sus trabajadores, aunque no hay que olvidar que estos son en realidad dependientes de las outsourcing, no depende directamente de los bancos, pero el tema es los cuentahabientes.

         Llegará quizá el momento en que este banco cueste menos y no represente garantías para nadie, incluso me atrevo a decir que aunque hay tiempo, podrían casi rematarlo, aunque no es la palabra correcta para este tema.

         Datos que proporcionó el Banco de México, señala que son mil 300 sucursales, lo que significa que no están en todo el país, sino en capitales y principales ciudades, aunque también hay que reducir las, ya que por cada ciudad, hay en promedio 2 a 3 como mínimo sucursales.

         Que es lo interesante de BANAMEX, sería una pregunta, la respuesta está en que tiene un activo del 11 por ciento de la banca múltiple, para eso hay que decir que son 23 millones de cuentahabientes.

         Se insiste mucho que hay temor hacia el gobierno morenista, esa es la razón principal o una de ellas, se ha dicho mucho entre los mismos gerentes de bancos, sin embargo, puede que sea una, pero hay muchos más que están tocando esos temas que poco o nadie sabe en realidad.   Si retomamos lo dicho por López Obrador, que quiere regresar lo que al país le pertenece, debería quizá ver de cerca la adquisición del banco, ese banco que es de los mexicanos o era, pero otras voces dicen que si las cosas mejoran, es posible que pase a menos de unos multimillonarios y con ello tendremos una banca europea.

         Sea lo que sea, México no tiene nada que lo represente en este rubro, lo que pudiera entenderse como un asunto delicado, pues el tema financiero no es manejado por México, sino por extranjeros que siguen haciendo de todo el país, con la aprobación del gobierno, bajo quien sabe que intereses personales, económicos o porque no decir hasta sociales, pero poco a poco la gente empieza a querer salirse para no perder su dinero.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*