Inicio » Voz Pública » Qué más pué… / Carlos Coutiño
Qué más pué… / Carlos Coutiño

Qué más pué… / Carlos Coutiño

Normalidad

La aparente normalidad que impulsa la Iniciativa Privada, pone en riesgo la vida de millones de mexicanos, sin embargo el gobierno ha aceptado las condiciones, por las presiones que se tienen, que dicho sea de paso, acepta que se está colapsando la economía y se debe de hacer algo para evitarlo.
Las escuelas tendrán una modalidad de dos días por alumno en vez de 5, solo los que están rezagados irán 3 veces, pero no ocurrirá lo mismo en los cines, plazas comerciales, parques públicos, todo aquello implica una presencia fuerte de ciudadanos.
El gobierno ha hecho en la medida de sus posibilidades lo que corresponde, pero la población y sobre todo impulsados por los intereses de los empresarios e industriales, hace que las cosas cambien, porque los únicos que pierden son ellos, el pueblo seguirá siendo pobre.
La pregunta es, ¿si hay un repunte de casos y falta de oportunidad de atención médica, el gobierno de López Obrador, exhibirá al dueño de TVAzteca y de otras empresas, que fueron ellos los que provocaron la apertura y que podrían ser sancionados con cárcel, por provocar enfermos y hasta muertos?
Será que se va a castigar a estos personajes, que solo ven por sí mismos, sin importar la vida de los demás, se seguirá permitiendo que en Chiapas incluso, se siga manipulando la información y ocurra otro caso como Venustiano Carranza y Oxchuc, ya basta de estas tonterías de personas ignorantes.
Donde está la policía cibernética, que dé con los responsables de quienes suben tonterías a las redes sociales, que se diga de una vez por todas, que esto no es juego y que es importante el cuidado de la salud, que no se siga permitiendo acciones deliberadas para causar más problemas.
Es un alto a la impunidad, porque esos que decían que no existe el COVID-19, y que fue el gobierno quien inventó todo para desestabilizar la economía del país, acabar con la gente y las organizaciones, son esos mismos que ahora dicen que sí existe y busca no dar atención en los centros hospitalarios.
Gente ignorante que solo busca notoriedad, que no logra comprender que sus 5 minutos de gloria, significa terror para otros y con ello conducirlos a la muerte, quienes no tienen escrúpulos, deben también ser sancionados, para que nunca vuelvan a cometer ese mismo error.
Ya basta de tanta discrepancia estéril, no hay argumentos válidos para poder decir que el gobierno es bueno o malo, se habla por el solo hecho de creer lo que nos llega a través de las redes, sea este o cualquier gobierno, la población demuestra el cobre, y como no, si lo que más importa es la cerveza, más que la salud y la vida.
Lástima de pueblo, quizá por eso, los gobernantes terminan haciendo lo que quieren, porque no hay conciencia, quizá no vale la pena trabajar por una sociedad, que solo desea cerveza, inventar cosas como los marcianos y el fin del mundo, antes de pensar, razonar y considerar mejor las cosas.

Gira

El arranque de la construcción del tren Maya, sin duda alguna traerá beneficios, también presentará algunas incomodidades, tendrá su lado bueno y malo; nada puede ser al cien por ciento, pero es necesario que se haga, si no cuanto tendría esta entidad la oportunidad de salir de su rezago.
Ante el anuncio hecho por el presidente López Obrador, Chiapas tiene que cuidar su riqueza natural, pero no puede ni debe estar peleado con los beneficios que otorga la modernidad, acaso no siempre se dice ojalá Chiapas fuera como alguna ciudad moderna de Estados Unidos o de Europa, que decir que tuviéramos un estadio Azteca o como la Corregidora.
Que acaso no nos gustaría volar por los aviones, salir a vacacionar y tener mejor economía; pues con estas obras finalmente se podrá avanzar; que no es el mismo chiapaneco quien dice tener vergüenza de sus ciudades que los denigra diciendo yo no soy de ahí, se olvidan de su lengua natal y visten distinto ahora.
Pues bien, es el momento en cambiar, de poner en alto a Chiapas, no con la presencia de un tren, sino con una nueva cultura económica, donde no se vea de manera negativa al chiapaneco, donde los indígenas sean un orgullo de la nación, donde se deje atrás la confrontación y se cree una unidad de fuerza para generar más grandeza.
Chiapas es una de las entidades que menos apoyo ha tenido de la federación, ahora que se da, ya no se quiere; es irrisorio pero real, un pueblo que se siente ofendido por el desdén oficial y cuando se le hace caso, se ofende aún más.
Solo en caminos, la Red Nacional de Caminos, creada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y el Instituto Mexicano del Transporte, dicen que el gobierno de Peña Nieto integró 171 mil 346.92 kilómetros de carreteras, 340 mil 287.17 kilómetros de caminos rurales y 70 mil 540.72 kilómetros de vialidades para sumar 582,174.81 kilómetros totales.
La grandeza de Nuevo León, es su industrialización, aunque no tiene historia, Chiapas cuenta con ello, pero le falta despegar, si a ambas cosas le sumamos que debe cuidar su potencial natural, estaríamos hablando de una oportunidad increíble de despegue y de ser mucho más que el país incluso.
A nivel nacional se cuenta con 21,591 sitios de interés como puertos, aeropuertos y estaciones de ferrocarril, Chiapas tiene más aeropuertos que cualquier otro estado de la República, en puertos uno muy importante que además conecta con centro y Sudamérica, ferrocarril hasta apodada la bestia.
La negativa de grupos ante la construcción del tren Maya, es por demás válida, como válida es también el sumarse a esta acción para el beneficio social, nunca nadie quedará conforme en su totalidad, ni a favor tampoco, siempre se tendrá dimes y diretes, siempre habrá ese dilema, pero finalmente, se hará y se logrará tener un crecimiento, que por décadas no tuvo esta parte de México.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

cuatro × cinco =