Inicio » Voz Pública » Qué más pué… / Carlos Coutiño
Qué más pué… / Carlos Coutiño

Qué más pué… / Carlos Coutiño

Delitos empíricos

De acuerdo a los datos que proporciona la Fiscalía General de Justicia de Chiapas, podemos sentirnos tranquilos, ya que el índice delictivo es menor, en comparación a los años anteriores y a otras entidades federativas, lo cual es correcto; sin embargo llama la atención como se presentan aún hechos que no son nada agradables para la sociedad.
El caso del menor sustraído del mercado en San Cristóbal de las Casas, tiene la peculiaridad, que son dos hechos delictivos y no solo uno; es decir el robo de infante, pero además el delito de trata, al utilizar el apoyo de una menor, para lograr el hecho que se convierte en delito.
Si bien es cierto y hay que ponderar lo que plantea la Fiscalía de Chiapas, no se trata de una banda delictiva, el vídeo es claro y muestra que es una persona del propio pueblo, lo que pudiera pensarse todo, menos que será vendido al extranjero para el comercio sexual.
Nadie puede determinar el delito ni una sanción, ya que será el juez quien lo estipule, de acuerdo a las pruebas que presente la fiscalía a cargo; la intensión, es dejar en claro que pasó en este hecho y porqué se actúa como tal.
Más allá del suceso, lo que sí es una realidad, es que en Chiapas, aún se venden a menores de edad a quienes no pueden tener hijos, ocurre generalmente en los municipios como La Concordia, Ángel Albino Corzo, Monte Cristo de Guerrero, Siltepec, La Grandeza, Bejucal de Ocampo, Motozintla, Chicomuselo, por citar algunos solamente.
No es un asunto menor, muchas mujeres adoptan esta idea, porque no tienen como mantener a sus hijos, son embarazos no deseados y hasta quien pudiera hacerlo por negocio, aunque en este último punto, en un porcentaje menor; algunas madres prefieren perder a su hijo que verlos en la pobreza y sin padre.
Un hijo puede llegar a venderse entre los 25 hasta los 70 mil pesos en Chiapas, no hay mucho que buscar, se pregunta en las colonias si alguien está dispuesto a dar a su hijo a una familia que no tiene o puede tenerlos de manera biológica, entonces aparecen nombres y direcciones.
Se checa a la madre y al padre, si convence, entonces se paga lo acordado, es decir, la familia prefiere un bebe que sus padres sean lo mejor parecidos posibles, que estén bien de salud, que cumplan con requisitos que permita ser creíble a los nuevos padres, que es realmente suyo, es decir de manera natural o biológica.
Para que esto tenga firmeza jurídica, se les paga a las “comadronas” o parteras empíricas, ellas con documento a cambio de un pago, hacen creer al Registro Civil, que en efecto quien tiene a la criatura, es la madre y padre, en estos casos el pago suele ser menor y se le suma un regalito.
Para las familias que reciben a un niño, lo ven incluso como una bendición, no se imaginan que esto es un delito, que es una práctica que consideran, que si otros lo hacen, porque no ellos y si no hay castigo para unos, porque para otros sí, lo que es una realidad, es que mientras no haya denuncia, no se puede iniciar la capeta de investigación.
Por lo que refiere a la madres que terminan por abandonar a sus hijos, tampoco lo ven mal, incluso es uno de los puntos que viene a su mente, no solo es pensar que van a hacer ante la falta de economía, su edad, sin marido, sino que además al entregar al bebe, tendrán dinero de por medio.
Es de mencionar, que esto es cultural, las prácticas irán cambiando, quienes entregan a sus hijos son de clase humilde, quienes reciben, son de extracto social elevado, no necesariamente millonarios, pero si personas ricas que darán a sus nuevos hijos, el sentido de vida que ellos consideran.

Señales

Señales en el cielo, novedades en la tierra, reza un refrán; más allá de ideas del fin del mundo, lo que es real, es el hecho de que este 2020, se están viendo cosas que han sucedido, pero que ahora se están observando con más frecuencia en tan poco tiempo, ejemplo, llama mucho la atención la presencia de caída de meteoritos, no hay un dato que muestre que en otros años se pudiera ver como ahora sucede, incluso la llegada de un cometa que se podrá observar a simple vista a finales de mes de julio de este año.
Lluvia de estrellas que también será a fin de mes, sumemos el que el sol presentó variaciones y ocasionó según una aparente oscuridad, por lo menos descendió el fulgor, es lo que dicen los científicos, al encontrar manchas negras en el astro rey.
También la ciencia, ha dicho que cada acción solar, tiene una repercusión en la tierra, uno de ellos son los sismos, y vaya que ha tocado a México y en particular la zona de Oaxaca, donde se ha estudiado que terminará abriendo un canal en esa entidad, muy similar a lo que se originó en el Cañón de Colorado en Estados Unidos o el Sumidero en Chiapa de Corzo.
Las inundaciones y el descongelamiento de uno de los polos, no es fortuito, qué decir de extraños para ahora nosotros, el que ocurran erupciones en varios volcanes, pero nada es anormal en realidad, se está viviendo la quinta era, según los geólogos.
Lo anterior se llama, cambio climático, pero pasaremos la época cuaternaria, digamos que somos privilegiados y al mismo tiempo desafortunados, pues estaremos viviendo momentos de crisis sanitaria, hambre y quizá una muerte diferente, son cosas inevitables y solo basta voltear a ver lo que ocurrió en los tiempos de los dinosaurios, no es el fin del mundo.
Pero sí un reacomodo como ha ocurrido en toda la vida del planeta, que hasta, se supone que el fin del mundo, es cuando el sol como estrella enana se coma a nuestra tierra.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

12 − siete =