Inicio » Voz Pública » Qué más pué… / Carlos Coutiño
Qué más pué… / Carlos Coutiño

Qué más pué… / Carlos Coutiño

Morena

Al iniciar el proceso electoral en Chiapas, varios partidos han empezado a realizar las acciones que corresponden para así poder consolidar sus triunfos, MORENA seguirá gobernando en la entidad por los cambios que ha hecho y que busca ciudadanizar las candidaturas, pero ahora con más idea.

         Con la llegada de Carlos Molina Velasco como delegado Nacional del CEN de este partido, las cosas cambian y pone orden en un Instituto Político que empezaba a llenarse de priistas y verde ecologistas, hoy nuevamente las cosas cambian, las formas y los estilos.

         MORENA en Chiapas empezó muy inocente su arribo al Congreso con 4 candidaturas rifadas y que nada logró durante su presencia en los 3 años, con pena y sin gloria, sin embargo sirvió para hacer las jugadas necesarias y logró en este trienio mejorar rotundamente con triunfo nunca imaginables al menos en la entidad.

         Los morenistas tienen un as bajo la manga que aparecerá al final, saben mover muy bien sus piezas en este ajedrez político, pero también tienen conocimiento que es fácil ahora el poder repetir y hasta mejorar posiciones, pues no hay una competencia con otros partidos políticos con presencia en la entidad.

         La encomienda de Molina Velasco es clara, es procesar las candidaturas de la elección federal en Chiapas y las municipales, en un primer encuentro dejó en claro que se requiere transparencia, que este es un partido que verá por la ciudadanía, si alguien piensa diferente, ya puede ir a buscar otro espacio.

         El primer corte fue para los arribistas, para quienes buscan impunidad, para esos que llegaron a la presidencia municipal por el PVEM y PRI y ahora se sumaron a MORENA, a esos ya no hay espacio y menos cuando sobre su cabeza pende un sinfín de denuncias por corrupción que la autoridad deberá consignar.

         Es de mencionar en el caso del PRI está presentando sus mejores cuadros aunque estos, alguno de ellos son perdedores de otros procesos y algunos más son impuestos, lo cual no garantiza triunfos.

         El PAN y PRD, no tienen nada que ofrecer, de hecho se están aliando para ver que opciones hay y así lograr quizá solamente espacios plurinominales; en tanto que el PVEM voltea a ver a MORENA y MORENA decide mover sus piezas a fin de poder mantener el mayor número de escaños en los Congresos como en los Ayuntamientos.

         El resto de los partidos políticos están en la misma posición y empiezan a visitar a las emisoras de radio y noticieros en las redes sociales que busquen como encontrar gente que los siga, aunque siguen siendo exactamente lo mismo, es decir no hay idea de que hacer en política.

         La elección en este año, podría quedar de acuerdo como se observa, 40 por ciento para MORENA, 25 al PVEM, 15 para el PRI y el 20 por ciento para los partidos pequeños y nuevos, sin descartar que algunos independientes pudiera obtener hasta dos presidencias municipales.

         El Congreso local sucederá lo mismo, MORENA perderá escaños pero no hay olvidar que muchos de los nuevos partidos están en manos de AMLO, así que no será del todo malo, es decir que las votaciones serán a favor, lo que se verá como un proceso de democracia social.

         El Congreso federal, sí que está peleado, porque ahí llegan los políticos viejos, los que tienen el colmillo retorcido, esos que siempre están acostumbrados a negociar y ganar, por eso MORENA verá difícil repetir número, aunque también sabrán cómo obtener beneficios con ellos.

 USA

A unos días de la toma de posesión de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos, ya hay anuncios que su vida corre peligro, lo que ha hecho que 30 mil efectivos tomen control y han solicitado que el protocolo sea cerrado y no público.

         Biden dice que será abierto y que eso reforzará la democratización y legitimará su llegada, lo que es una realidad que políticamente si es un golpe duro para el país, más allá de si es o no la nación más poderosa de América, lo que es cierto es que es un golpe de todo aquello que han criticado y ahora les toca lo mismo.

         Sin embargo, una prueba es también el tema de migración, lo mismo que la pandemia, son asuntos muy complicados que puede dar batalla para una estabilización de Estados Unidos y que hay que estar pendientes con su política internacional en particular con México el vecino más productivo del continente.

         Si bien es cierto que Donald Trump tiene mucho que preocuparse, pues no solo es el saber tiene en su contra señalamientos fuertes por lo sucedido en el Capitolio, también hay que ver el tema de sus impuestos y la situación que vulneró los Derechos Humanos en cuanto a los migrantes y demás.

         Todo ello más que un perjuicio para ambos, en realidad es un tema delicado para el país, muestra su vulnerabilidad y que el enemigo está en casa, una situación que puede golpear fuertemente a su economía y desmoronar la idea de ser el país que merece respeto y que impone miedo.

         Quizá suena absurdo, pero México debería jugar un papel importante para demostrar un poco de supremacía, dejar de ser el país que ha sido dominado y que responde a intereses de los vecinos, esto ayudaría a poner condiciones, pero con diplomacia y en particular demostrar que es una nación con autonomía y soberanía propia.

         A menos de 50 horas de la toma de posesión del nuevo presidente, también pone en antecedente que llegan mujeres y que la mayoría son de edad avanzada, no se ve juventud, lo que refleja el mensaje a otras naciones en sus futuras elecciones presidenciales.

         No porque Estados Unidos domine, sino porque son condiciones y coincidencias entre el orden político, es claro que se repite como en todo el mundo, así que deben poner atención quienes están dentro de los procesos electorales, salvo los países contrarios a ellos, como Cuba, Venezuela, Brasil entre otros.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*