Inicio » Voz Pública » Qué más pues… / Carlos Coutiño
Qué más pues… / Carlos Coutiño

Qué más pues… / Carlos Coutiño

Día contra las drogas

Ayer domingo, fue el día de la lucha internacional contra las drogas, algo que suena bastante absurdo; pues mientras el pleito ya no es el despenalizar, sino cuanto consumir, muchos lo festejaron vendiendo los carrujos de marihuana y la venta del denominado cristal y cocaína en el centro de Tuxtla Gutiérrez.
Como es posible que a nivel nacional el Senado de la República, «trabaje» por la despenalización y lo califique como un tema a favor de la salud pública; como entender que en el país se apoye a los grupos de Alcohólicos Anónimos y se permita abrir más cantinas que OXXOS, aunque la frase debería decir iglesias o escuelas, pero estas ya son solo reliquias.
Se contrapone una cosa con la otra, no es posible entender como se dice que están a favor de la salud y de la vida, cuando incluso dicen que es un tema de derecho humano el consumir drogas de cualquier tipo.
Esto parece ser que, algunas de las personas que están en el poder en realidad quieren quedar bien o tienen algún acuerdo con la industria de la droga, pues no es entendible que por un lado llamen a no consumirlas, mientras que por otro lado aseguran que es su derecho, su libertad y su deseo que es aprobado por las leyes.
El alcohol se vende como si fuera alimento, incluso mejor que eso; se ha dejado y provocado que esa frase de si no hay licor no hay alegría, se haya apropiado ya de varias generaciones y que se siga adelante con esa intensión; entonces ¿Dónde queda la libertad de los otros ciudadanos?
La segunda sur oriente de la capital chiapaneca, tiene al menos 4 grupos de personas entre ellos indígenas, que están vendiendo como si fuera cualquier producto de manera ambulante, las drogas, incluso hay una que han denunciado las feministas, que se le califica como la droga de la violación, pero hay otra que se denomina también para el sexo, como es el Popper.
Ellos se acercan y dicen que están vendiendo, de manera abierta sonríen y dicen que es para conocer la felicidad, el amor y la pasión; incluso dan un número de celular para comunicarse vía WhatsApp, esa es la facilidad que existe en Tuxtla, habrá que ver en otros municipios que sin duda, como San Cristóbal las cosas están peor.
De que sirve entonces Alcohólicos Anónimos, Drogadictos Anónimos, Centro de Integración Juvenil, entre otros, sino pueden cuando el enemigo ni siquiera son los vendedores, sino las mismas autoridades.
OPOSICIÓN
La frase «No hay mal que dure cien años, ni pendejo que lo aguante», lo ha hecho realidad el presidente Andrés Manuel López Obrador, al estar casi sepultando al PRI que fue fundado por Plutarco Elías Calles en marzo de 1929.
De hecho, las elecciones de 2024 será el acabose para este instituto político, pero para poder lograrlo, Obrador tuvo que salir de ese partido, junto a otros que terminaron por formar el PRD y de ahí crear MORENA.
Para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo y así fue como cumplió con ese refrán en contra del PRI, un partido que se mata incluso solito, quizá solo sea una farsa y MORENA sea un PRI reformado y mejorado, pero el tricolor como tal podría desaparecer en cualquier momento.
Una cosa es estar en contra de las decisiones y opiniones del presidente y otra que el tricolor siga existiendo, cuando muchos de ellos, solo critican por criticar sin fundamento, sin sentido y sin contenido, no hay políticos en este partido hoy de oposición.
En que momento se dio la primera estocada al PRI sería la pregunta, quizás haya sido cuando Salinas según la vox populi, ordenó la muerte de Colosio, pero la realidad es que ya venía desde tiempo atrás, no hay que olvidar a José López Portillo quien como vil perro, según se calificó el mismo, empezó acabar al país.
Un país que se negaba a dejar al PRI, porque lo consideraba como algo propio, de hecho esa fue la intensión y no hay que olvidar que hubo buenos gobernantes, algunos más que otros, pero con una falta de ambición personal, acosta de todo un pueblo.
Decíamos pues que, MORENA puede ser el nuevo PRI, ya que este partido se llamaba en realidad PNR y posteriormente el PRM, quizá sea el momento de refundarlo, pues quienes están en MORENA son precisamente el viejo priismo, donde nuevamente aparecen discrepancias.
Mucho se dice que ante la salida de López Obrador este partido hecho por él, habrá de venirse abajo, desaparecer incluso; la verdad no hay tal, porque la cúpula del auténtico poder político no le importa si se llama MORENA, PRI, PAN, o Pito Pérez, lo que quieren es seguir dominando bajo el poder absoluto.
Ellos ya tienen todo listo, el pueblo es quien se pelea por algo que ya está escrito, una democracia inexistente, pero finalmente es como el viento, no se pero se siente y luego pasa; así es la vida del país.
Lo que estamos viendo son vientos de cambios, pero son los mismos vientos, finalmente lo que el pueblo desea, es que sea quien sea, en referencia al nombre de quien gobierne, lo haga como antes, es decir no jodiendo al pueblo, no acabando con lo bonito y bueno que tiene el país.
No hay que olvidar que las transformaciones se han hecho con armas, la última y no fue completa, en Chiapas con el EZLN, pero también hay que decir que mucho ha ayudado a cambiar para mal, pero cambiar la presencia del narcotráfico, grupos que han sido muy hostiles con todos.
De ahí que el PRI y MORENA, será lo que veremos como una final de futbol, donde el tricolor ya en el segundo tiempo, va perdiendo el partido 7 a cero, con 2 lesionados en cancha y un expulsado, sin tener cambios, mientras que los cafés tienen más energía y más deseos de ganar.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*