Inicio » Colores » Que tus sillones hablen bien de ti: forma correcta de limpiarlos sin pagar a un experto
Que tus sillones hablen bien de ti: forma correcta de limpiarlos sin pagar a un experto

Que tus sillones hablen bien de ti: forma correcta de limpiarlos sin pagar a un experto

Si sigues estos sencillos pasos podrás dejar desinfectado tu sofá y listo para recibir visitas

Lucero Natarén / Aquínoticias

La mayoría de las personas disfruta de un confortable sillón tanto para descansar como para una buena plática, pero un sillón sucio suele ser una “pesadilla” y aunque quizá lo hayas limpiado, es probable que notes que el olor no se va del todo. Esto se debe a que existe un orden para su limpieza, el cual se te enseñará a continuación.

Aspira tus sillones. El primer paso de limpieza es aspirar completamente para eliminar migajas de comida, polvo, insectos muertos y cualquier otro tipo de residuos, tanto en los bordes como en la superficie del sofá. El aspirado debe ser varias veces y, en el caso de no tener aspiradora, te debes asegurar de que no queden restos sacudiendo muy bien.

Desinfecta y limpia. Para desinfectar utiliza limpiador comercial en aerosol a base de alcohol, toallitas desinfectantes o algún otro producto especial para la desinfección, asegurándote que no contenga cloro para evitar dañar la madera o alguna parte de los sillones.

Rocía repelente de insectos: Esto evitará que haya plagas. Para un mejor resultado asegúrate de que las grietas queden cubiertas, así te desharás de ácaros, cucarachas, garrapatas, pulgas y chinches.

Quita manchas. Si tu sofá huele mal o tiene manchas, puedes realizar la siguiente mezcla recomendada por los expertos de Prohousekeepers:

Prepara la siguiente solución y utilízala para secar la mancha: no empapes el sofá ni lo frotes, porque corres el riesgo de esparcir la mancha.

  • 1 taza de agua tibia.
  • 1 taza de vinagre blanco.
  • 1 cucharadita de jabón para platos (opcional).

Seca tu sillón. Para secar puedes aspirar los excesos de agua, poner el sillón al sol o también puedes utilizar bicarbonato de sodio seco y después quitar el exceso.

Listo, ya sabes cómo hacer que tus sillones hablan bien de ti. ¡Manos a la obra!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*