Inicio » Chiapas » Recortes en Chiapas debilitarán programas de atención para niñas, niños y adolescentes
Recortes en Chiapas debilitarán programas de atención para niñas, niños y adolescentes

Recortes en Chiapas debilitarán programas de atención para niñas, niños y adolescentes

De aprobarse el Presupuesto de Egresos 2021, se extinguiría el “Programa de Escuelas de Tiempo Completo”, el cual atiende necesidades alimentarias de estudiantes

Lucero Natarén / Aquínoticias

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PPEF21), de acuerdo con el análisis Infancia y Adolescencia en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) contempla recortes para Chiapas, los cuales afectarán programas prioritarios que atienden la alimentación de niñas, niños y adolescentes en edad escolar.

El Fondo de Aportaciones Múltiples – Asistencia Social (FAM-AS) que ascendía a 908.3 millones de pesos en 2020 para la entidad, tendrá un recorte de 11.3 millones de pesos, quedando en 897 millones para atender los programas de asistencia social: Desayunos Escolares; Programa de Asistencia Social Alimentaria en los Primeros 1,000 Días de Vida, Programa de Asistencia Social Alimentaria a Personas de Atención Prioritaria y Programa de Asistencia Social Alimentaria a Personas en Situación de Emergencia o Desastre, mismos que son coordinados a nivel nacional por el Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF).

Cabe destacar que “estos programas tienen el propósito de favorecer la disminución de las brechas de desigualdad y garantía del ejercicio de los derechos (salud y alimentación), de las personas en condiciones de vulnerabilidad, además del fomento a la salud y bienestar comunitario a través, no solo de la entrega de apoyos alimentarios sino de raciones nutritivas, acompañadas de acciones de educación en materia de nutrición, salud y bienestar comunitario”.

El PPEF 2021 también prevé un recorte del 100 por ciento en programas relacionados con educación básica y mejora de la calidad de la educación, entre las que se incluyen: Programas de Escuelas de Tiempo Completo, Programas relacionados con la evaluación y calidad de programas educativos, Programa de Educación Inicial y Básica Comunitaria y Programas para la atención educativa de poblaciones en situaciones de vulnerabilidad.

Este ajuste de recursos para programas orientados a corregir las brechas de acceso y uso tecnológico, provocará un mayor rezago educativo y deserción escolar. En 2020, según la SEP, 2.5 millones de niños y niñas (10 por ciento) ya abandonaron sus estudios de preescolar, primaria y/o secundaria.

En cuanto a la desaparición del Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC), a nivel nacional “se dejarán a más de 1.5 millones de niñas, niños y adolescentes vulnerables sin alimentación escolar ya que para el 68.5 por ciento de los beneficiarios esta comida constituía la primera del día, y para aquellos en zonas altamente marginadas en ocasiones representaba el único alimento completo que consumían en el día”.

Según los datos, con el Programa de Escuelas de Tiempo Completo se contaba con 25 mil 134 escuelas participantes, brindando alimentos a 7 mil 592 escuelas rurales, entre las que se incluyen comunidades marginadas y pobres en Chiapas. Hasta 2019, Chiapas contaba con mil 780 escuelas incorporadas al Programa de Escuelas de Tiempo Completo.

Ante este panorama, el Unicef propone a la Secretaría de Educación Pública, redistribuir recursos suficientes al PETC para no desatender, por lo menos, a la población beneficiaria que ya se atendía o que, se adicionen las modalidades de alimentación y horario extendido al programa La Escuela es Nuestra.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*