Inicio » Colores » Rosario Castellanos, una revolucionaria que se levantó en letras
Rosario Castellanos, una revolucionaria que se levantó en letras

Rosario Castellanos, una revolucionaria que se levantó en letras

La escritora Karla Barajas nos presenta cómo, desde su perspectiva, la literata inició un despertar entre las mujeres y la necesidad de espacios para ellas en la cultura. Además, hace algunas recomendaciones literarias para familiarizarnos con el pensamiento crítico de la icónica autora chiapaneca

Lucero Natarén, Marco Aquino / Aquínoticias

Rosario Castellanos desde muy temprana edad mostró su talento y el enigma de sus letras, lo cual dejó de manifiesto en sus colaboraciones que tenía en el periódico cultural icachense El Estudiante, fundado por el maestro Agripino Gutiérrez.

Con el tiempo esa pasión por las letras la llevó a abandonar la licenciatura en Derecho para estudiar Filosofía, en la misma UNAM. A los 18 años publicó en la revista llamada América, y se integró a un grupo literario que se conoció como el grupo de Los Ocho Poetas, así lo narra la escritora en la serie de Premios Chiapas que publicó la Secretaría de Educación en el 2004, refirió Karla Barajas en  una entrevista para este medio.

En el 95 aniversario de su natalicio, se recuerda a Rosario Castellanos como una de las autoras a nivel Hispanoamérica que ha influido en las mujeres de Chiapas y a nivel nacional al tener una mentalidad muy avanzada para su época.

Castellanos había escrito en 1950 unas tesis feministas que coincidían con la de Simone de Beauvoir, cuestionando la cultura de esa época, la cual se caracterizaba por la ausencia de autoras, analizando si existe la cultura masculina y femenina, y si era así, cuáles eran las características de una y de otra.

Uno de los grandes aportes de Rosario Castellanos no sólo para Chiapas, sino también para el mundo feminista es haber logrado un lugar en la Academia Mexicana de la Lengua, escuela caracterizada por su rigor y las pocas posibilidades de ser parte de ella.

Con Castellanos  se inicia una nueva forma de literatura en Chiapas, abre nuevos temas  desde diversas aristas como la de sensibilidad, la indigenista, la feminista y el rescate de los mitos, describe Barajas.

Para la chiapaneca Karla Barajas, Rosario Castellanos representó en su vida el rostro de una mujer en un mundo lleno de hombres, desigualdad que descubrió hasta llegar a la universidad, lo cual lamentó, pues le hubiera gustado entender a la autora desde que ella era pequeña.

Su sola imagen representó un modelo, su trabajo presenta el camino ideológico para entender los procesos patriarcales.

Al leer Meditación en el Umbral, Barajas comenzó a cuestionarse cuál era ese otro modo de ser de las mujeres, por lo que se dio a la tarea de investigar a los personajes femeninos que la autora mencionaba.

Sus recomendaciones literarias

El Rescate del Mundo. El cual contiene poemas que pueden ser fácilmente comprendidos por niñas y niños además que tiene ilustraciones realizadas por Héctor Ventura.

Álbum de Familia, obra en la que se encuentra el texto Lección de Cocina, el cual posee cuatro relatos de prosa profunda e irónica que develan una extraordinaria galería de personajes femeninos narrados estupendamente por la gran poetisa, narradora, dramaturga y ensayista mexicana.

El Eterno Femenino, narra con ironía las condiciones de opresión con que vive la mujer mexicana.

Sugiere además hacerse de los tomos de Ciudad Real, Oficio de tinieblas y la novela Balún Canán.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

4 + 2 =