Inicio » Chiapas » “San Cris”, en la vieja normalidad
“San Cris”, en la vieja normalidad
Foto: Lucero Natarén.

“San Cris”, en la vieja normalidad

Pese a ser el tercer municipio con mayor número de contagios (206) en la entidad, foráneos y locales continúan saliendo a las calles sin precaución y sin miedo

Lucero Natarén / Aquínoticias

Al corte de este domingo, la Secretaría de Salud reportó la cifra de 3 mil 382 casos de coronavirus en la entidad. San Cristóbal de Las Casas ocupa la tercera posición con 206 casos. Tuxtla Gutiérrez se mantiene a la cabeza con mil 383, mientras que Tapachula está en la segunda posición con 502 contagios.

Mediante un recorrido por los lugares más comunes y concurridos del Centro Histórico del municipio sancristobalense se observa a foráneos y lugareños continuar con sus actividades sin cubrebocas y sin medidas de sana distancia, denotando poca o nula precaución.

En las inmediaciones del exconvento de Santo Domingo, específicamente en el Mercado de Artesanías, se observan las y los artesanos vendiendo sus joyas de ámbar, textiles, bolsas, calzado, juguetes. Sin embargo, los comerciantes en su mayoría no cuentan con cubrebocas y tampoco con gel antibacterial, menos con sana distancia.

Foto: Lucero Natarén

Foto: Lucero Natarén.

El museo de la ciudad actualmente permanece cerrado. En sus alrededores se observan personas tomando fotografías y apreciando lo “verdoso” que luce el recinto. En el caso de los andadores las vallas colocadas por cuestiones de prevención sanitaria son ignoradas por quienes pasean en estos espacios.

De acuerdo con comerciantes, algunos en los primeros meses de la pandemia decidieron permanecer en casa y cesar sus actividades, pero “la necesidad los ha hecho regresar a las calles”. Otros expresan que nunca pararon sus negocios, pues, son la fuente de sustento diario. Aunque tienen miedo a enfermarse no pueden darse el “lujo de irse a casa”.

Hay empresarios restauranteros ubicados en los andadores que cerraron sus locales, pero otros decidieron adaptarse apostándole a los envíos a domicilio. Se puede observar en algunos sitios públicos un “grito de necesidad”. Los locatarios ven su negocio caminar rumbo a la quiebra cada día que pasa. “Necesito laborar”, se lee en carteles que buscan justificar el que los establecimientos sigan funcionando.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

18 − 14 =