Inicio » Colores » Sarcopenia, una enfermedad que viene con la vejez
Sarcopenia, una enfermedad que viene con la vejez

Sarcopenia, una enfermedad que viene con la vejez

Afecta en su mayoría a las mujeres que superan los 60 años de edad y que cada vez más personas la sufren. Algunos cambios en el estilo de vida pueden atenuar este padecimiento

Doctoranytime / Aquínoticias

La sarcopenia es una enfermedad que afecta en su mayoría a las mujeres que superan los 60 años de edad y que cada vez más personas la padecen. Esta enfermedad afecta directamente el estilo de vida de quienes sufren de sarcopenia, haciendo que las caídas sean más graves, fracturando los huesos, entre otras cosas. Sin embargo, ¿es posible vivir con sarcopenia y tener una vida normal?

Definición de Sarcopenia

Esta enfermedad consiste en la pérdida de masa muscular una vez que una persona llega a la edad avanzada. Como hemos mencionado anteriormente, cuando el músculo se va perdiendo, las caídas se vuelven constantes y, por consiguiente, la probabilidad de que sufra de fracturas es más alta.

Como dato importante, hay que saber que la sarcopenia no puede ser prevenida, ya que es parte del desgaste natural generado por el envejecimiento. Sin embargo, un estilo de vida saludable donde se combine el ejercicio y una dieta balanceada pueden ayudar a disminuir los riesgos de padecer de esta enfermedad.

Esta pérdida de músculo no se da justo cuando se sobrepasa los 60 años, de hecho, empieza una vez que se cumplen los 30 años. Al llegar a esta edad, se pierde entre 3 por ciento y 8 por ciento de la masa muscular en el cuerpo.

¿Cuáles son sus síntomas?

La sarcopenia puede ser detectada por las afectaciones que da a la rutina diaria del paciente. Es importante acudir con un médico especialista que pueda hacer estudios para que, posteriormente, se realice un diagnóstico correcto. Hay afectaciones como la resistencia a la insulina, problemas cardiacos, padecer cáncer o la obesidad que aumentan la probabilidad de padecer esta enfermedad.

Algunos síntomas que se presentan en los pacientes que padecen sarcopenia son:

  • Disminución en la velocidad al caminar
  • Dificultad para levantarse de alguna superficie
  • Pérdida de peso repentina
  • Pérdida de masa muscular
  • Sensación de fatiga

¿Cómo llevar una vida normal a pesar de la sarcopenia?

Esta enfermedad puede afectar directamente el estilo de vida del paciente, haciéndolo cada vez más dependiente. Si bien será imposible para algunas personas poder tener una independencia total, hay una serie de cuidados o cambios en los hábitos alimenticios que pueden ayudar al paciente.

Uno de ellos es aumentar la ingesta de alimentos ricos en proteína. La proteína ayuda al mantenimiento de los músculos y a mantener el sistema inmune en óptimas condiciones. Con el consumo de proteína, el paciente puede llevar una dieta balanceada y consumir todos los nutrientes que su cuerpo requiere para evitar el desgaste óseo.

Los frutos secos, las semillas y los cereales son algunas de las fuentes de proteína de origen vegetal. De origen animal, se recomienda el salmón ahumado y las carnes magras. Los lácteos también aportan proteínas importantes al cuerpo y son una fuente de calcio.

Tener una rutina de ejercicios anaeróbicos también ayudará al paciente a mantenerse activo y llevar una vida lo más normal posible. Hacer sets de estiramiento con bandas de resistencia, levantar pesas y correr, son algunos de los ejercicios que su médico especialista podrá recomendar para mejorar la fuerza y flexibilidad de los músculos del paciente.

Referencias:

  • Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría
  • Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria
  • Fundación Española de Reumatología
  • American Health and Fitness

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*